Ya están aquí los carros voladores

Lo más reciente:

Movilidad

Para nadie es un secreto que el tráfico en las ciudades es, hoy por hoy, un asunto imposible de manejar. Ya sea en urbes tecnológicas del mundo desarrollado (como Tokio) o en ciudades pobres de países tercermundistas (como Calcuta), el tráfico se ha convertido en un problema aparentemente imposible de resolver para prácticamente todo el mundo.

Si bien el transporte público ayuda a descongestionar las ciudades, aún en los casos en los que es excelente siguen presentándose atascos (sobre todo en las megaurbes con 10 o más millones de habitantes). Y la bicicleta es una opción, pero son pocos los países en que se ha implementado de manera verdaderamente masiva.

Así, ¿es posible entonces que haya una solución diferente?

Arriba

Si no podemos expandirnos hacia abajo, y si crecer hacia los lados no resuelve el problema, ¿podríamos tener la solución sobre nuestras cabezas?

El asunto ha interesado a  varias empresas desde hace tiempo, pero por ahora sencillamente la tecnología no ha estado del lado de esta innovación y ha sido imposible desarrollar verdaderas alternativas.

AeroMobil

Sin embargo, esto no significa que no se hayan realizado avances. Recientemente una empresa conocida como AeroMobil ha lanzado al mercado su primera invención, el Flying Car (auto volador, un nombre bastante transparente… y podría decirse que poco creativo) mostrando su último prototipo en el Salón Automovilístico de Mónaco. La compañía ya está aceptando compras adelantadas de los vehículos que entregará manufacturados en el 2020.

El vehículo volador de AeroMobil es básicamente una avioneta que se convierte en auto (o viceversa) en apenas 3 minutos que le toma extender sus alas. Se calcula que tendría un valor de entre 1,2 y 1,5 millones de dólares, una velocidad máxima de 160 km/h (en tierra) y 360 km/h (en el aire) y una autonomía de más de 700 kilómetros en cualquiera de los casos. Por cierto, el auto también sería híbrido, lo que reduciría los costos en el combustible.

Está claro que el AeroMobil no es una alternativa para la ciudad, pues requiere de una pista para despegar y aterrizar, pero sí puede ser de utilidad a quienes planean hacer viajes largos o ir de un extremo a otro de una ciudad grande. Así mismo, para moverse entre una región podría ser de muchísima utilidad.

Pero ¿hay alguna alternativa que permita el tráfico en una ciudad, aliviando el problema del tráfico?

Kitty Hawk Flier

El nombre no es muy llamativo que digamos (gatito halcón volador, literalmente), y si somos sinceros, tampoco lo es el diseño. Pero no cabe duda de que el prototipo es funcional.

Estamos hablando de una de las más recientes iniciativas de Silicon Valley, una especie de “motocicleta voladora de un pasajero” que ha superado exitosamente los vuelos de prueba y puede (por ahora) despegar y aterrizar en el agua. Aunque no se sabe con qué precio saldrá al público, ya  se anunció que comenzará a venderse a finales del presente año.

En este caso se trata más de una curiosidad que de un vehículo verdaderamente práctico, pero es un primer paso en el desarrollo de alternativas de despegue vertical. Las autoridades norteamericanas no han tenido muchos problemas con el producto, que podrá volarse sin licencia en “áreas no concurridas” (es decir, no en ciudades). En vista de que su despegue sólo funciona, por ahora, en zonas acuáticas, también requerirá vivir cerca de un lago para poder utilizarlo.

Lamentablemente no encontré información sobre la autonomía o la velocidad máxima del dispositivo: los videos más largos muestran vuelos de 5 minutos (que no es mucho), pero seguramente pueda volar más tiempo. Aunque por ahora sea poco más que una curiosidad, es posible que en el futuro todos vayamos montados en un dispositivo de este tipo en las ciudades.

Imágenes: 1: tecnoxplora.com, 2: newatlas.com

Ya están aquí los carros voladores
30 abril, 2017
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar