Utricularia: las plantas más rápidas del mundo

Lo más reciente:

Esta es la planta florecida. Las trampas están bajo el agua

Plantas carnívoras

Los animales se mueven. Las plantas, están quietas. Y los animales se alimentan de plantas.

Esto es algo que todos sabemos.

Pero la naturaleza rara vez es tan simple. A lo largo de millones de años de evolución, algunas plantas han aprendido a defenderse con espinas, con químicos tóxicos o incluso con camuflaje de algún tipo. Y algunas han ido más allá, y se han convertido en cazadoras de los animales que alguna vez se alimentaron de ellas.

Estas plantas, conocida como plantas carnívoras, han desarrollado una multitud de sistemas que les permiten cazar sus presas. Contrario a la creencia popular, ellas no se “alimentan” de sus víctimas (como los animales), sino que los usan exclusivamente para obtener micronutrientes (principalmente nitrógeno), pero como todas las plantas su alimento real proviene del Sol.

Y dentro de estas plantas, las más peculiares y desconocidas son las utricularias, un grupo que muchos pueden encontrar cerca de los lugares donde viven, pero que no reconocerían como plantas carnívoras. En efecto, las utricularias mantienen sus trampas bajo el agua, donde no son visibles para el observador casual…

…y tienen la particularidad de que sus trampas son el mecanismo más rápido conocido en el reino vegetal. Es decir, las utricularias son, técnicamente, las plantas más rápidas del mundo.

Utricularia

Estas pequeñas plantas habitan en zonas de humedales y lagos poco profundos, y entre sus raíces esconden sus trampas letales. Contrario a lo que comúnmente se conoce, esta planta no diferencia con claridad sus raíces, sus hojas y su tallo, y las trampas, aunque se consideran normalmente hojas modificadas, están ubicadas en la raíz.

La cosa con Utricularia es que sus trampas son muy pequeñas. Las especies que viven en la tierra, en zonas anegadas, pueden tener trampas que van hasta 1 mm, mientras que las acuáticas pueden tener trampas de hasta 5mm.

Las trampas son una de las estructuras más complejas del reino vegetal: se trata de “bolsas” de agua que son capaces de bombear hacia el exterior toda el agua (a través de las paredes), sellando la entrada y creando un potente vacío. La bolsa cuenta con pequeños “pelos” que actúan como palancas, y en el momento que un animal los toque, mueven el “sello” de la entrada y activan la trampa, haciendo que de súbito, con gran potencia, la bolsa se abra y succione lo que está frente a ella.

Así se ven las pequeñas trampas de Utricularia

El proceso, de acuerdo con los estudios realizados, puede tomar menos de una centésima de segundo.

Tras finalizar el proceso, la víctima queda atrapada en la bolsa, que va expulsando el agua lentamente (pero no el animal) hasta volver a cerrar la trampa y comenzar el proceso de nuevo.

Presas grandes

Pero bueno, muchos pensarán que una planta carnívora con trampas de 5 milímetros (máximo) no es impresionante. A fin de cuentas, esto significa que cualquier presa de más de este tamaño no puede ser consumida, ¿no?

Pues no. Resulta que como el agua se expulsa por las paredes de la trampa, y no por la entrada, si las trampas capturan un animal que sea largo pueden irlo digiriendo por partes, aún cuando en un momento solo puedan tener una parte dentro de sí. Por ejemplo, una larva de zancudo capturada desde la cola será digerida lentamente, en el lapso de uno o dos días, y no podrá escapar de la trampa. Sin embargo, si es capturada por la cabeza (que es rígida y bloquea la trampa) será la trampa la que muera.

Así mismo, se ha documentado que estas plantas pueden llegar a capturar renacuajos.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Utricularia#Physical_description_of_the_trap

Imágenes: 1: carnivorousplantnursery.com,, 2: greenaqua.hu

Utricularia: las plantas más rápidas del mundo
31 julio, 2019

Ver más Artículo al azar