Universidad colombiana patenta platos y guantes desechables a partir de yuca

Lo más reciente:

Desechables

Desde que comenzó a despegar la industria petrolera, allá a finales del siglo XIX, el plástico comenzó a convertirse en la promesa de un nuevo mundo.

Se trataba de un material elástico, maleable, muy resistente y liviano. Tenía gran cantidad de potenciales aplicaciones, y por esta razón comenzó a ganar popularidad de manera acelerada entre las diferentes industrias. Sin embargo, no fue hasta finales de la Segunda Guerra Mundial que el desarrollo de la Industria Química permitió la masificación del plástico y el comienzo de su uso en todo tipo de productos de consumo masivo.

En su momento, fue un gran avance, pero en la actualidad ha comenzado a ser visto como un terrible problema por la cantidad de basura que estamos produciendo. La resistencia y durabilidad del plástico, dos de las características que lo hacían más prometedor cuando fue inventado, se han convertido en dos problemas gigantes para nuestra sociedad.

Ya hablamos de la “Isla de Basura del Pacífico” (que es más bien como una “mancha” de basura), y todos sabemos que los basureros en todo el mundo ya están comenzando a presentar un serio problema de incapacidad a la hora de lidiar con la gran cantidad de desechos que se producen en el planeta. Por esta razón, la búsqueda de alternativas es fundamental, y es así como una universidad colombiana recientemente propuso una alternativa a partir de materia orgánica.

Plástico de yuca

Realizar estos productos con almidones y tejidos vegetales en lugar de petróleo tiene una ventaja importante: se consigue así que se vuelvan degradables, y puedan volver a los ciclos naturales en mucho menos tiempo.

La propuesta, realizada por la Universidad del Cauca de Colombia, consiste en fabricar guantes con almidón de yuca y platos y vasos desechables con harina de esta planta y fibras de un cactus conocido como fique.  Estos productos serían completamente biodegradables, y podrían usarse para producir compost o dejarse en un patio donde naturalmente se convertirían en materia orgánica en cuestión de semanas (comparado con los siglos que se tarda un vaso plástico).

La iniciativa ha sido muy aplaudida por diversas instituciones y personas que consideran que es un avance importante. En la actualidad estos productos ya están a la venta en varios mercados, pero son más costosos que sus contrapartes de plástico, por lo que ha sido difícil sustituirlo definitivamente.

¿Cambiar de paradigma?

Sin embargo, para algunos la iniciativa, aunque bienintencionada (e indudablemente útil) no soluciona el problema de fondo, que es el compromiso de nuestra sociedad con un modo de vida “desechable”.

En efecto, es difícil sostener el desecho constante de productos, aún cuando estos sean biodegradables. Si muchos de estos guantes terminan en un río, el ecosistema se verá muy afectado y podría incluso desaparecer, exactamente igual que con guantes de plástico.

En este sentido, quizás es bueno que comencemos a replantear nuestra actitud hacia los productos desechables. Pero mientras esto sucede (y no nos engañemos, tomará tiempo) no cabe duda de que es mejor que los productos sean biodegradables.

Bibliografía:

  1. https://www.elespectador.com/noticias/ciencia/platos-y-guantes-hechos-de-yuca-quieren-desplazar-los-de-plastico-articulo-802577

Imágenes: 1: elespectador.com, 2: arve.es

Universidad colombiana patenta platos y guantes desechables a partir de yuca
9 agosto, 2018
Se habla de:                         


Ver más Artículo al azar