Una relación prohibida: Rimbaud y Paul Verlaine

Arte y artistas macabros, Historia

Rimbaud en su niñez

Lo oculto de la poesía

No todo en la poesía es amor, ni mucho menos romanticismo. Hubo en el siglo XIX un aura de realismo que mermó a todos los escritores. Los hizo más fríos, más precisos, ellos dejaron de soñar en un porvenir como debían hacerlo y se enfocaron en el disfrute total de la vida creyendo que con el libertinaje la obtenían.

El caso que queremos señalar acá es el de una relación inédita que hubo entre dos poetas. El joven Arthur Rimbaud que tenía 16 años y el atormentado poeta Paul Verlaine que tenía más de 30.

Antecedentes de la poesía

Siempre hubo dos poesías, una oficial y otra no tanto. Una que se enfocaba en perfeccionar la escritura partiendo de unos ideales estéticos que se consideraban los únicos para lograr expresar un buen poema. La otra poesía era la sinceridad de los pensamientos del poeta. Era lo que nace del choque del mundo con lo que el poeta está pensando. A estos poetas se les llama “poetas malditos”.

En el siglo XIX se gestó toda la poesía romántica y realista. Acá los valores sociales producidos por la industrialización, el individualismo y la ilustración de un mundo moderno, llevaron al extremo la libertad de la escritura. El ateísmo nació y la iglesia católica se opacó como fruto de sus derrotas. Este era el marco social donde nacería Rimbaud.

La vida de un poeta adolescente

Rimbaud nació en Charleville, Francia. Una pequeña aldea donde no tenía posibilidad alguna de resaltar si no fuera por su inteligencia que lo llevaría a ser un joven erudito con grandes ambiciones. De pronto ellas lo conducirían a la poesía, a conocer diestros poetas como Marques de Sade o a los poetas de su época, principalmente el admirado Paul Verlaine.

Sus relaciones familiares eran muy densas. No compartía riqueza y a demás su madre no lo dejaba ser él mismo. Sufría mucho teniendo que vivir en la periferia del mundo por ello viajó a París en la clandestinidad.

Tenía 16 años cuando comenzó a escribir, sus poemas eran bellos y con un halo de sensibilidad muy fuerte, un halo existencial capaz de tocar todas las fibras de los hombres que hemos sufrido la inmediatez del mundo. Se fue haciendo poeta admirado por todos y en una carta enviada a Paul diciéndole que deseaba ser poeta, él lo catapultó dándole un tiquete de tren para que fuera a conocerlo a Paris.

La belleza de Rimbaud era su principal atributo para verse ante el mundo que se estaba abriendo a su paso. Lastimosamente Verlaine lo cautivó con su poesía, con su tormentosa vida y lo llevó al sadismo, al homosexualismo y la borrachera. Perturbó al muchacho.

Paul Verlaine y su inestabilidad

A diferencia del admirado joven, Verlaine era un poeta rico por un matrimonio por conveniencia que lo había puesto en la cima de la pirámide social. Siempre fue un borracho. Era tan borracho que una vez por enojo destruyó unos frascos donde su mamá guardaba los hijos muertos que le habían nacido. Era tan borracho y depravado en el sentido que quiso explorar con el joven Rimbaud, dejándolo hundido en el fracaso.

La relación de ambos se hizo tormentosa, cruel y erótica. Ellos no eran una pareja normal, se golpeaban, solían escribir juntos las cosas más aberrantes y sensuales que vivían y a demás sentían amor.

El fin de la relación

Con veinte años Rimbaud dejaría de escribir. Posiblemente vio que sus escritos estaban relacionados con Verlaine, el amigo cruel que lo traicionó para siempre. La relación entre ellos estaba a punto de terminar y parecía que los fuegos del amor se estaban volviendo ceniza.

Rimbaud viajaba a pie mucho para olvidar, hizo muchos recorridos a todas partes de Europa, incluso viajó dos veces a Italia desde Bélgica, acto que su doctor de cabecera le criticó porque las paredes del abdomen se le degastaron de tanto caminar.

Así que el joven intentó mejorar su vida hasta una vez que Verlaine llegó y le pegó un tiro en el brazo. A partir de ahí, la relación se acabaría. Rimbaud demandaría a Verlaine y a este se lo llevaron a una cárcel por homosexual, donde posiblemente le hicieron muchos experimentos. A demás su esposa lo terminó dejando por falso e hipócrita.

La vida que continuó Rimbaud

Ante tanto fracaso ¿qué iba hacer el pobre de Rimbaud? ¿Qué haría un poeta que había renunciado totalmente a la poesía? Tal vez construir un mundo, viajar, irse demasiado lejos donde no fuera encontrado por nadie. Aquí comienza la época de la vida en la que el poeta ya no necesita poesía escrita porque la está viviendo en todo lo que hace.

Primero viajó por todo el mundo en barco, vendió productos como café, especias y vacas. De él también sabemos que traficó con armas para las guerras contra las tribus africanas, también se dice que traficó esclavos, pero eso no lo sabemos a ciencia cierta. Lo que sí sabemos es que se casó con una etíope y nunca quiso volver a escribir.

Odiaba que le recordaran eso. Veía la época de su escritura como un momento lleno de dolor, de inestabilidad. De aventura incierta que lo haría el padre del realismo literario y un descubridor de lo surreal, años antes de que se volviera un movimiento literario. Rimbaud murió a los 38 años por un problema de una pierna.

Imágenes1 y 3: wikipedia.org, 2: drugstoremag.es

Una relación prohibida: Rimbaud y Paul Verlaine
Se habla de:                     

¿Conoces acerca de...?