Una “Marea Roja” asola las costas de Florida

Lo más reciente:

Mortandad en el océano

En las costas de Florida la situación es seria.

Cada día, barcos pesqueros, voluntarios y autoridades oficiales están extrayendo más de tres toneladas de animales marinos muertos. El olor nauseabundo de miles de cuerpos putrefactos invade el territorio, que normalmente (y sobre todo a estas alturas del año) está lleno de turistas. Los voluntarios comienzan a ser insuficientes para recoger la marea de muerte que se extiende por toda la costa occidental de Florida.

Gretchen Lovewell, quien comanda un equipo del Laboratorio Mote Marine, lleva varios días trabajando día y noche con dos de sus colegas recogiendo los cuerpos muertos de los animales que son llevados a la playa. Dentro de los restos se encontró con el cuerpo de un delfín… y en su aleta dorsal un número sellado: 252.

Este delfín, según las autoridades ambientales de Florida, hacía parte de un estudio que se había venido realizando desde 1970. Sarasota, como fue bautizada esta investigación, se encargaba de marcar delfines y analizar sus desplazamientos a lo largo y ancho de las aguas del Golfo de México y el Mar Caribe. Este macho, llamado Speck, tenía 12 años y había sido visto rondando las costas de Florida en repetidas ocasiones.

Marea Roja

Todo indica que la muerte de Speck, y de miles de otros animales marinos, se debe al surgimiento de un organismo microscópico llamado karenia brevis, un dinoflagelado nativo de las aguas del Golfo y conocido por liberar un potente neurotóxico en el agua.

En pequeñas cantidades el animalito no es peligroso, pero cuando sus números se incrementan puede convertir las aguas oceánicas en veneno. Incluso, cuando se multiplican la cantidad de toxinas llega a tal nivel que las mismas personas, sobre el agua, pueden sentir irritación en los ojos, tos y asma. Pero para los animales que viven dentro del agua, es letal. A este fenómeno de multiplicación excesiva de esta especie se le conoce como “Marea Roja”.

De acuerdo con los biólogos, las Mareas Rojas son regulares y cumplen la misma función que el fuego en los bosques: mantener el equilibrio y permitir que el ecosistema se regenere. Sin embargo, las actividades humanas podrían estar incrementando la ocurrencia de estos sucesos (el pasado ocurrió hace 13 años), y es importante estudiarlos para prevenir daños graves a los ecosistemas. Se presume, por ejemplo, que la excesiva fertilización podría causar episodios de este tipo cuando las aguas fertilizadas llegan a la costa.

Impactos en Florida

Pero los animales no son los únicos afectados. En Florida, el área de influencia de la Marea Roja es bastante amplia, y ocupa unos 320 kilómetros de costa, desde Tampa hasta Naples. El olor nauseabundo que emanan los cuerpos de mamíferos marinos muertos llega hasta bien adentro, y para las poblaciones costeras, que viven del turismo, esto significa la práctica suspensión de las actividades económicas.

Los habitantes de esta región de Florida esperan que las autoridades tomen medidas, como la restauración de los cursos naturales de agua y la construcción de represas que permitan tratar los residuos de fertilizantes que usan los agricultores tierra adentro.

Bibliografía:

  1. https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/la-marea-roja-ha-generado-la-muerte-de-delfines-tortugas-y-peces/41365

Imágenes: 1: todaysedu.com, 2: wildlifeflorida.org

Una “Marea Roja” asola las costas de Florida
29 agosto, 2018
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar