Una leyenda de amor Turca: Fátima y Omar


Lo más reciente:

La Guerra contra los turcos

Eslovaquia es uno de los países europeos que mejor conserva los restos de tiempos pasados. Castillos y edificaciones todavía rigen con esplendor aquella región, y entre tantos ladrillos hay uno que se destaca: El Castillo de Trenčín, al oeste del país, famoso no solo por ser una edificación inconquistable, sino también porque atesora una romántica y popular leyenda de amor.

Pues cuentan que en pleno periodo de guerra contra los Turcos surgió una de las historias de amor que dejó su huella en el lugar y que en muchos genera cierta admiración.

Una guerra que trajo el pozo del amor

Esteban Zápolský, uno de los nobles de aquella época que vivía en el castillo, se encontraba en plena disputa con los turcos, quienes en ese momento estaban asolando el territorio.  El ejército de Zápolský venció en aquella cruda batalla, y al revisar los prisioneros del bando enemigo descubrieron con sorpresa que uno de los soldados era una mujer, Fátima.

Con prisas y extasiados con el descubrimiento llevaron a la chica ante Esteban para que le aplicara una justa condena. Pero la esposa del noble sintió pena de la chica y le pidió a su marido que le perdonara la vida, así que Zápolský la condenó a vivir como prisionera en el Castillo, hasta el fin de sus días. 

No obstante, la joven guerrera no estaba sola. Había alguien que se había enamorado de su valor y su inteligencia, y por verla bien estaba dispuesto hacer todo lo que pudiera, inclusive entregar su propia vida.  A su rescate, entonces, fue Omar, un joven absolutamente prendado de sus encantos.

Omar se presentó ante Zápolský con un sinfín de regalos para conseguir la liberación de Fátima, pero el noble era un hueso duro de roer y le propuso una tarea más complicada para pagar el precio de la libertad de la chica: solo liberaría a Fátima cuando Omar lograra cavar un pozo justo en la dura roca que bloqueaba el paso del agua cerca de palacio.

El enamorado aceptó sin dudarlo: día tras día y noche tras noche Omar cavó y cavó sin descanso, él sabía que de su esfuerzo dependía la vida de Fátima, hasta que finalmente un día el agua comenzó a brotar y orgulloso por su logro fue a presentarle su resultado al noble Esteban, quien retiró la condena hacia Fátima.

Sin embargo, esas tierras no permitirían que Fátima se fuera así de fácil. Cuenta la leyenda que cuando la joven pareja se estaba marchando su velo quedó enredado en las ramas de un árbol y ahora en ese sitio hay dos vestigios de aquel amor.

El primero es un bar que se construyó en el siglo XVI “El Velo” que hoy por hoy lleva el nombre de la agraciada Fátima y el segundo pero no por ello menos importante, es aquel pozo que se construyó, solo se llena en días  de lluvias pero hoy en día muchas parejas van allá a sellar su amor con el deseo de que esté sea tan fuerte como el de Fátima y Omar.

Bibliografía:

  1. http://www.radioenciclopedia.cu/curiosidades/la-leyenda-pozo-amor-20160111/

Imágenes: 1: radioenciclopedia.cu, 2: eslovaquianews.wordpress.com

Una leyenda de amor Turca: Fátima y Omar
26 febrero, 2018
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar