Una horda de “avispas ebrias” asola Inglaterra

Zoología

La avispa chaqueta amarilla

Pocas cosas hay más molestas que el zumbido constante de una avispa, el cual se torna, además, preocupante, si esta es una avispa que supera el tamaño promedio de estos animales. Es el caso de la Avispa Gigante Alemana (también conocida como “Chaqueta Amarilla”), que puede alcanzar hasta 3 centímetros de longitud. Estas avispas son particularmente exitosas y han invadido grandes regiones del mundo templado, desde América del Norte y del Sur hasta Oceanía pasando, claro, por Europa e Inglaterra.

Su comportamiento es normalmente pacífico (al menos con respecto a los seres humanos), y las avispas se alimentan de prácticamente todo lo que puedan cazar. Son animales sociales, que construyen nidos con una reina y un grupo de obreras encargadas de alimentar a sus larvas. Sin embargo, este verano los ciudadanos de varias regiones inglesas, que normalmente conviven con ellas sin problemas, han denunciado a las autoridades que los animales están más agresivos que nunca, y que persiguen y pican a las personas sin razón aparente.

Los biólogos de la zona ya están analizando el anormal comportamiento de las avispas y su conclusión, más que preocupante, es risible: las avispas actúan de manera arbitraria… porque están borrachas.

La borrachera de las avispas

Una serie de condiciones han hecho que este sea un año muy particular para estos animales. En primer lugar, ha sido la primavera más cálida y soleada de los últimos 86 años, dando muchísimo más tiempo del ordinario a las avispas para que se reproduzcan, y aumentando sobremanera el tamaño de los nidos.

Esto ha llevado a que la competencia por alimentos aumente, y más en este periodo de finales de verano, cuando los recursos dejan de abundar. Esto ha llevado a que los animales adopten una posición mucho más agresiva de lo común, pues tienen que competir más para alimentar sus larvas.

Así mismo, el largo verano ha llevado a una mayor producción de frutas, que hoy se encuentran en muchos casos en cosecha y fermentándose bajo el sol. Las avispas normalmente no consumen estas frutas, pero la competencia las ha forzado a ello, por lo que sufren los efectos del azúcar fermentado y, por lo visto, adoptan una actitud aún más agresiva que de costumbre.

El asunto no es serio y se sabe que los ataques disminuirán en los próximos meses, pero de cualquier manera es interesante saber que este pasará a la Historia como el año en el que una horda de avispas ebrias atacó al Reino Unido.

Fuente de imagen: beneficialbugs.org

Una horda de “avispas ebrias” asola Inglaterra

¿Conoces acerca de...?

Bibliografía

El pensante (7 Septiembre, 2015). Una horda de “avispas ebrias” asola Inglaterra. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/una-horda-de-avispas-ebrias-asola-inglaterra/