Un caso más de respiracionismo: Ray Maor y la “Vida de Prana”

Curiosidades, Medicina Plagas y Enfermedades, Personas sorprendentes

Para tratarse de una habilidad tan sobrehumana, un número sorprendente de personas afirman ser capaces de vivir sin ingerir alimento alguno. Varios de ellos (como el llamado “Pequeño Buda” y Prahlad Jani) hacen parte de tradiciones milenarias y viven una vida de meditación, ascetismo y rechazo a los bienes materiales. Otros, como Jasmuheen o Wiley Brooks presentan una vida más parecida al clásico estilo occidental… y en algún punto entre estos dos grupos se encuentra Hira Ratan Manek.

El Pranismo de Ray Maor

Todas estas personas (excepto por el Pequeño Buda) claman ser capaces de vivir sin comer, y algunas, incluso sin beber agua. Y ahora, a la lista, se añade Ray Maor, un representante del Pranismo, como él lo denomina, que afirma que la comida no es una necesidad, sino un gusto.

Ray Maor es un representante curioso de este colectivo: ha realizado una labor de misionero en varios lugares y defiende su modo de vida en Israel, un país bastante conservador y muy poco dado a aceptar alternativas de vida como esta. Sin embargo, Maor parece bastante comprometido e incluso realizó un estudio televisado en el que duró 8 días sin comer ni beber vigilado por cámaras y bajo la revisión de un equipo médico.

Un resumen del estudio pueden verlo en este enlace (lamentablemente, lo máximo que conseguí fue la versión original con subtítulos en inglés). En él, Maor bajó considerablemente de peso (casi 9 kilos), pero pese a esto las pruebas de sangre no indicaron que su cuerpo sufriera daño alguno por el ejercicio. En el video puede verse la exclamación de sorpresa de los médicos cuando reciben los últimos resultados, y su escepticismo ante la posibilidad de que Maor permaneciera en verdad 8 días sin ingerir agua ni alimento.

Las conclusiones del experimento

En el experimento, se ve a Maor caminar en las calles, meditar, leer, descansar y conversar acaloradamente sin que en ningún momento su cuerpo flaquee ante el estricto régimen que sigue. Al principio, cuando los organizadores del experimento llegan a la casa, muestran la nevera del joven, que apenas si tiene unos trozos de fruta y algunas bebidas: de acuerdo con él, consume unas 400 o 500 calorías diarias por el simple placer de comer, excepto los días dedicados a la meditación, cuando no come ni toma nada.

Al final del experimento vemos a un joven sano, contento, que no parece sufrir para nada los efectos que esperaríamos de una persona que lleva más de una semana sin comer. De acuerdo con el documental, Maor explica que obtiene la energía que requiere del Prana, una especie de flujo libre de energía, de partículas, de luz y aire, que se encuentra en el ambiente y del que se pueden alimentar las personas… si saben cómo hacerlo, claro.

Sin embargo, también vemos a un joven emocionado ante la posibilidad de volver a beber agua e ingerir alimentos. ¿Será que ha sobreestimado sus capacidades y en verdad no es capaz de vivir sin alimentarse?

Esto es lo que afirman muchos de sus críticos. En cualquier caso, vivir con una cantidad tan magra de alimento, no digamos pasar 8 días sin comer ni beber sin que las pruebas de sangre indiquen problema alguno, es algo que merece atención.

¿Crees que Ray Maor sea capaz de vivir sin comer? ¿Y que algún otro de estos personajes pueda hacerlo? Y, más importante, ¿consideras que el experimento es verídico?

Fuente de imágenes: 1: pranalife.co.il, 2: i.ytimg.com, 3: lh3.googleusercontent.com

Un caso más de respiracionismo: Ray Maor y la “Vida de Prana”

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: