Tenía el embrión de su gemela en el cerebro

Curiosidades, Hechos insólitos

 

Yaminiki Karanam, joven estadounidense, no tenía idea de que se convertiría en la protagonista de uno de los hallazgos médicos más extraños de los últimos tiempos: su gemelo embrionario había estado durante 26 años en su cerebro.

Todo comenzó cuando Yaminiki, originaria de Indiana, se mudó a Indianápolis, después de graduarse, para realizar su sueño: sacar un Doctorado en Informática.

No obstante, en septiembre de 2014, las cosas comenzaron a no ir tan bien. La salud de Yaminiki dio un vuelco, y de ser una joven sana de 26 años, pasó a sufrir de cuadros severos de mareo y náuseas.

Lejos de lo que se esperaba los síntomas aumentaron. Tal como ella misma explicara al medio Daily Mail, comenzó a ver también afectadas su capacidad auditiva, visual y cognitiva:

“Tenía problemas con la comprensión de lectura, con comprensión oral. Si una pareja hablaba en la habitación, no podía entender lo que estaba pasando“.

Inició entonces una serie de visitas a consultorios médicos. Un verdadero carrusel de doctores, de los cuales ninguno parecía poder hallar una explicación a los repentinos y agudos síntomas de Yamini.

Afortunadamente para ella, logró trasladarse hasta Los Ángeles, para ser atendida por el doctor Hrayr Shahinian, del Skulbase Insttute, quien finalmente obtuvo un diagnóstico correcto: un tumor cerebral, al parecer cancerígeno, que debía ser extirpado de inmediato.

LA CIRUGÍA REVELÓ LO INESPERADO

La cirugía fue realizada a través de una técnica que recibe el nombre de “Ojo de cerradura”, la cual consiste en abrir una pequeña incisión en la parte posterior del cráneo, para luego usar fibra óptica y llegar a zonas cerebrales de difícil acceso.

No había otra forma, ya que el tumor se encontraba en una zona muy profunda del cerebro, y de no usar esta técnica, tal como explicara el doctor Sahinian a The Washington Post, hubiese sido una cirugía sumamente invasiva.

“Tradicionalmente, habría tenido que cortar de oreja a oreja, llevar el cuero cabelludo hacia atrás, y luego abrir toda la parte posterior del cráneo”.

A pesar de todas las medidas que implica un procedimiento tan delicado como éste, los médicos no estaban preparados para lo que encontrarían dentro del cráneo de Yamini.

El tumor que se encontraba en lo profundo del cerebro de Yamini Karanam era un embrión que no llegó a desarrollarse, y que según el doctor Sahinian era el hermano gemelo embrionario de Yamini, que fue absorbido por el cuerpo de ésta, y que estuvo dentro de su cabeza por 26 años.

Este tipo de tumores reciben el nombre de Teratomas y han desconcertado a los médicos por años.

El teratoma es un tumor de origen embrionario, que se encuentra conformado por células germinales pluripotentes, es decir, las células que contiene un embrión y de las cuales se forman los órganos del futuro humano.

Por esa razón es natural que dentro de este tipo de tumores puedan encontrarse tejidos y componentes de órganos, que le dan a este tipo de formaciones un aspecto aterrador.

En el caso del teratoma de Yamini, éste tenía presencia de huesos, cabello y dientes, según lo explicado por el doctor Sahinian a la NBC.

Por su parte, algunos médicos, expertos en el tema, declararon no estar tan de acuerdo con denominar a este teratoma como “hermano gemelo”. Sin embargo, el doctor Hrayr Shahinian afirma, tal como reportó la BBC, que la denominación es técnicamente precisa y adecuada, pues se está en presencia de un “gemelo embriológico”.

 

AL DESPERTAR SE ENCONTRÓ CON LA NOTICIA

Cuando Yamini despertó de la anestesia se encontró con este inesperado hallazgo. Confiesa no sentir nada especial por ese “gemelo” que durante 26 años habitó las profundidades de su cerebro.

Al contario bromeó con los medios afirmando sobre su tumor:

“era mi hermana gemela malvada, que me estaba torturando hacía 26 años”.

No obstante, señaló, no pudo dejar de sorprenderse de que dentro de su cabeza había algo vivo.

Para su fortuna, pudo ser operada a tiempo, gracias a la ayuda de sus compañeros de estudio, los cuales hicieron varias recolectas, para que Yamini pudiera trasladarse hasta los Ángeles a realizarse esta intervención, que por lo complicada y sofisticada no es cubierta por su seguro médico.

De no haber contado con el apoyo de sus amigos, probablemente la salud de Yamini se hubiese deteriorado muchísimo más, pues el tumor se encontraba presionando zonas muy importantes del cerebro, ocasionando una acción directa sobre sus sentidos de la vista, la audición y el equilibrio.

En cuanto a este caso, el doctor Shahinian concluyó que se trata en verdad de un hallazgo extremadamente raro. Afirma que éste es apenas el segundo caso con el que se ha topado a pesar de haber extirpado entre 7 mil y 8 mil tumores cerebrales a lo largo de su carrera.

El debate continúa pues los teratomas son tema de estudio constante para los médicos por ser sumamente extraños. Y mientras algunos afirman, como el doctor de este caso, que se trata de gemelos que nunca se desarrollaron y son absorbidos por el cuerpo del bebé que sí llegó a termino, otros no están del todo de acuerdo.

Fuentes de imágenes: 1. lavanguadia.net; 2. scoopnest.com; 3. spanish.peopledaily.com

Tenía el embrión de su gemela en el cerebro

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Lo más reciente


    El misterio de los asesinatos de Hinterkaifeck

    Hinterfaicken Pocos escenarios parecen menos propicios para un asesinato cruel que las majestuosas montañas de Baviera, con sus bellos bosques de pino y sus cristalinas fuentes de agua. Y sin embargo, en una pequeña finca conocida como Hinterkaifeck, en medio

    Seguir leyendo...
    El secreto del nacimiento de Israel: Los Kibbutzim

    Un Kibbutz actual Los judíos en apuros Todos conocemos las tristes historias que se cuentan de los judíos desde que empezaron su diáspora por todo el mundo. Las grandes olas de migración los llevaron a países como España, Rusia, Alemania

    Seguir leyendo...
    El Hombre de la Máscara de Hierro

    La Francia del Rey Sol No cabe ninguna duda: la cúspide de la Monarquía Francesa se vivió a finales de los 1600 y comienzos de los 1700. En aquellos tiempos el Rey de Francia era en verdad magnífico, todopoderoso, un

    Seguir leyendo...