Experimentos peculiares: los murciélagos y la caja de tiza