Paraísos que fueron infiernos. La isla de Cabrera.