Janet Airlines, o la aerolínea de la conspiración