¿Son capaces los animales de predecir desastres naturales?

Curiosidades, Desastres, Estudios y experimentos

 

Un misterio en medio del caos

Uno de los grandes misterios que la humanidad reciente no ha sabido explicar hasta ahora es cómo o por qué cuando ocurren grandes desastres animales, que cobran vida de cientos de personas, casi no se presentan muertes animales.

Al parecer, mamíferos, réptiles e insectos son capaces de predecir terremotos o fuertes tormentas hasta siete días antes, huyendo a buscar un refugio que los proteja. Cuando el fenómeno natural sucede, casi no hay animales en la zona.

Pruebas de un sexto sentido

Según un reportaje publicado por la agencia de noticias EFE, durante marzo de 2015, hay una universidad ubicada al este de Inglaterra que se ha interesado en este asunto, y ha realizado estudios para comprender cómo los animales son capaces de saber con antelación que algo está por ocurrir.

La Institución es la Universidad Anglia Ruskin, y basó su estudio en la observación de la población animal del parque Yanachaga-Chemillén, situado en Perú, durante el año 2011, cuando se presentó en la región un sismo de 7 grados de magnitud en la escala Ricther.

Los investigadores pudieron registrar, gracias a las imágenes captadas en las cámara ocultas puestas en el parque, que 23 días antes de que ocurriera el terremoto la actividad animal comenzó a reducirse en la zona.

Siete días antes del sismo, las cámaras no registraron ningún tipo de animal en la zona, al menos así informó la directora de esta investigación, quien afirmó ante un medio de comunicación británico:

“Los análisis muestran que justo antes del terremoto la actividad de los animales se desplomó”.

 

Un dato curioso de este suceso es que el parque se encontraba a 320 kilómetros del epicentro donde tuvo lugar el sismo, y aun así los animales habían huido de un fenómeno natural que al humano resulta impredecible.

Constantemente, este tipo de actividad animal frente a desastres naturales inminentes es registrada por el hombre.

Otro ejemplo de esto lo constituyen los animales de Tailandia e Indonesia, los cuales días antes del tsunami que devastara esta región, durante el año 2004, huyeron a zonas ubicadas a mayor altura.

Entre los animales de esta región, destacó el comportamiento de los elefantes, quienes parecieron predecir los que estaba por pasar, gracias quizás a su amplia capacidad auditiva capaz de captar ondas que el oído humano no puede registrar, según un trabajo publicado en el portal 24horas.cl

En Japón, durante el 2011, se pudo observar que 6 días antes de que sucediera el terrible tsunami que afectó a la región, los granjeros habían reportaron que las vacas de la región habían disminuido su producción láctea, tal vez –a la luz de los acontecimientos- debido al estrés que les causaba sentir el desastre que venía.

Los insectos tampoco se quedan fuera de esta capacidad de sentir y presentir que algo está por pasar en su medio ambiente.

Al menos así lo demostró un estudio hecho por investigadores soviéticos, en Tashkent. Tal como reseñó el portal chileno 24horas.cl, los científicos pudieron observar cómo millones de hormigas abandonaron su hormiguero, y decidieron permanecer en la superficie, al menos una hora antes de que ocurriera un sismo.

No hacerlo habría acabado con la vida de la colonia, pues la tierra al removerse, hubiese terminado por aplastarlas a todas.

Por su parte continúa el reporte, las abejas son capaces de predecir grandes tormentas, y logran escapar horas antes de que se produzca el fenómeno atmosférico.

¿Y si no fueran solo desastres naturales?

Increíblemente, los animales no son sólo capaces de predecir desastres naturales, también logran predecir desastres provocados por el humano.

Un ejemplo de esto parece lo ocurrido en Friburgo de Brisgovia, durante 1944, mientras se desarrollaba la Segunda Guerra Mundial.

Los habitantes de una residencia para ancianos contaron en esa época, que una noche mientras dormían confiados, pues esta ciudad no había sido víctima de los bombardeos, fueron despertados por los patos, los cuales habían salido de su estanque y graznaban con gran excitación.

Los ancianos pudieron interpretar el extraño comportamiento de los animales como una mala señal. Bajaron corriendo al refugio, apenas lo hicieron la furia de las bombas cayó sobre la ciudad, la cual fue totalmente destruida, hubo más de 3.000 personas muertas.

Sin embargo, los ancianos no se llevaron los patos al refugio. Una hora después los habitantes de la residencia estaban vivos, y los patos que les habían advertido que algo malo ocurriría, no.

Tal vez por esto, en Friburgo de Brisgovia aún se puede encontrar un monumento a los patos, acompañada de una inscripción que reza:

 “La criatura de Dios acusa”.

Pero ¿cómo es posible que los animales puedan presentir fenómenos que al hombre todavía toman por sorpresa?

Según el estudio de la Universidad  de Anglia Ruskin, esta capacidad se debe a la sensibilidad de los animales ante los niveles de electricidad de su medio ambiente.

Es decir, según explicó Rachel Grant, científica a cargo del estudio que mereció su publicación en la revista Physics And Chemistry Of The Earth, días antes que se produzca un movimiento telúrico, al parecer el atmósfera se llena de iones positivos, pudiendo ser percibidos por los animales.

“La actividad sísmica provoca estrés en la corteza terrestre, lo que, entre otros efectos, lleva a una ionización masiva”.

Según, Grant este aumento en la ionización del ambiente provocaría en los animales agitación, aumento en la actividad, confusión, e incluso un aumento en la acidez de sus encimas,  razón por la cual se desplazan hacia otras zonas, siendo los animales que están más cerca del suelo los que más rápidamente pueden sentir esto.

No obstante, la científica descartó toda existencia de un sexto sentido en los animales o un poder de predicción en ellos.

“No se trata de que los animales hayan desarrollado la capacidad de predecir terremotos, sino que, en general, tienden a apartarse de los estímulos poco placenteros”.

Al parecer, se ha dado un primer paso en la comprensión del comportamiento animal frente a próximos desastres naturales. Habrá que esperar si algún estado le permite o aconseja a sus ciudadanos guiarse por éste, a la hora de evacuar su zona de residencia.

Sin embargo, a mi forma de ver, esto no explicaría el comportamiento de los patos de 1944 en  Friburgo, por ejemplo, al menos que hayan ocurrido bombardeos en zonas cercanas, que hayan producido cierta actividad sísmica que fue interpretada por las aves como un sismo.

¿Estímulos ambientales negativos o capacidad intuitiva? Sea como sea es un hecho -incluso reconocido por la ciencia, a partir de ese estudio- que los animales logran entender y ver señales en su ambiente que les advierten que es hora de escapar.

En tu opinión ¿crees que se deba hacer caso al comportamiento animal para predecir desastres? ¿qué piensas de esto?

Comparte con nosotros tu opinión, y dinos si sabes de otras historias donde los animales pudieron predecir que algo grave estaba por pasar

FUENTE DE IMÁGENES: Pixabay.com

AUTOR: Paola Sabogal

¿Son capaces los animales de predecir desastres naturales?

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: