Sith Baobhan: leyendas de las Tierras Altas

Highlanders

Es difícil describir la tierra de los Highlanders escoceses con un adjetivo que no sea mágica: sus tierras verdes brillantes con toques de neblina cautivan tanto a los locales como a los turistas y se ven en ocasiones tan irreales y sacadas de las más increíbles fabulas que pareciera que alguna criatura va saltar en alguna vuelta del camino.

Quizás por esta razón Escocia es muy famosa por sus seres sobrenaturales, entre ellos las hadas, seres tradicionalmente asociados a la dulzura y la belleza. Pero acá no hablaremos de las hadas buenas y de apariencia gentil, acá contaremos la historia de hadas que asaltan en los caminos para robar la fuerza de los hombres.

Sith baobhan: las hadas vampiro

Llamadas también Mujeres Blancas de las Tierras Altas de Escocia, las Sith Baobhan eran descritas como mujeres de gran belleza, vestidas con trajes de color verde o blanco, que transitaban por los caminos en busca de su siguiente botín: hombres incautos, cazadores (se sentían atraídos por la sangre que manchaban sus ropas) o viajeros. Después de seleccionar a su presa la atraían a un sitio alejado y allá se alimentaban, desgarrándole el cuello y succionando las heridas. Aunque se creía también que no solo la sangre era su sustento, sino que también se alimentaban de la potencia sexual o de la energía vital.

Como la mayor parte de las criaturas mitológicas, las Sith Baobhan también poseían debilidades: al igual que otras criaturas de su naturaleza las Sith Baobhan no toleraban la luz del sol, por lo que sus cacerías eran nocturnas y después de sus salidas se ocultaban en sus tumbas. También contaban con grandes habilidades y podían transformarse en lobos y correr a gran velocidad, y comunicarse en cualquier idioma. Bueno, en realidad se dice que hablaban telepáticamente, algo útil para engatusar a su víctima.

Lo único que temía esta hada era al hierro (además del sol) nos es revelado por un antiguo relato. Un grupo de jóvenes salió a cazar y en su camino se encontró con una casa. Allá, los aventureros descansaron y en la noche recibieron la visita de un grupo de Sith Baobhan que se alimentaron de su sangre. Uno solo escaparía, salvándose gracias su agilidad y a que logró esconderse en el establo… y las criaturas no se acercaban a ese sitio, pues le temían a las herraduras de los caballos. Cuando el joven regresó a la cabaña, encontró a sus compañeros exánimes, sin una gota de sangre en sus cuerpos.

Bibliografía:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Baobhan_sith
  2. https://supercurioso.com/baobhan-sith-hada-vampira-escocesa/

Imagen: scotclans.com

Sith Baobhan: leyendas de las Tierras Altas
24 octubre, 2018