Se descubre el primer fósil de un dinosaurio que contiene plumas

Jurassic Park

Si hay una película que haya catapultado los dinosaurios en la Cultura Popular es Jurassic Park. Muchos, en nuestra infancia, soñábamos con el día en el que se descubrieran restos tan bien conservados como para permitir su eventual clonación.

Ahora sabemos que es muy, muy improbable que el ADN de algún animal – el que sea – se mantenga en buen estado por más de unas cuantas decenas de miles de años (un millón, como máximo) así que a menos que ocurra algo completamente fuera de serie no tendremos ADN de dinosaurio en un futuro próximo para clonar. Si sirve de consuelo, es posible que se pueda clonar un Mamut.

Recientemente se descubrió un trozo excepcionalmente bien conservado de la cola de un dinosaurio, el cual, aspiraban muchos, brindaría ADN para su clonación. En efecto, prácticamente no quedan rastros del ADN del animal, pero sí tenemos una valiosísima reliquia que nos muestra el tipo de plumas que tenían… y de paso demuestra que efectivamente eran emplumados.

¿Podrían hablarnos las estrellas? Sobre el Proyecto Walkowicz ¿Podría alguien dominar las estrellas? Se supone que las estrellas no son más que entes inertes, g...
Investigadores descubren que hay hormigas enfermera que cuidan a sus compañeras ... Hormiga llevando una compañera herida de vuelta al nidoHormigas Las hormigas son un muy pecul...
Médico se comunica con un paciente en estado de coma Coma En tiempos pasados, entrar en estado de coma era casi una sentencia de muerte. Sin la posibi...

La cola emplumada

Originalmente se pensaba que los dinosaurios, igual que los reptiles, eran escamosos. Sin embargo, evidencias  más recientes comenzaron a indicar que al menos algunos (en particular los bípedos) podrían haber tenido plumas.

Esta cola, magníficamente preservada en un trozo de ámbar (junto con una hormiga y otros pequeños animales) nos permite demostrar de una vez por todas que al menos los raptores sí eran dinosaurios emplumados.

Aquí puede verse una ampliación en la que se ve lo finas que son las plumas de este dinosaurio

Además, el ámbar nos muestra un pequeño microcosmos que permitirá estudiar algunos insectos y microorganismos del periodo y comprender a mayor profundidad los ecosistemas en los que vivían los dinosaurios, muy diferentes a aquellos que vemos hoy día (el pasto, por ejemplo, no existía).

Por su parte, gracias al descubrimiento (y al análisis microscópico de las plumas) se pudo determinar que estos dinosaurios no volaban, pues las plumas son diminutas y flexibles (si volasen tendrían una estructura rígida para “planear” y en el caso de la cola servir de timón).

Imágenes: 1: telegraph.co.uk, 2:

Se descubre el primer fósil de un dinosaurio que contiene plumas
19 diciembre, 2016