¿Qué va a pasar cuando desaparezca el hielo sobre el Estrecho de Bering?

Lo más reciente:

Hielos marinos

Durante los últimos milenios, las aguas en el Océano Ártico se han congelado de manera consistente cada año, para descongelarse solo parcialmente cuando suben las temperaturas, en julio.

Sin embargo, debido al incremento en las temperaturas del planeta, en la actualidad los hielos se están manteniendo por menos tiempo, y están presentando fracturas más temprano en su formación. Esto significa que se generarán cambios importantes en los ecosistemas en los que en el pasado las aguas se congelaban, pero en la actualidad ya no se congelan.

¿Cuáles serán exactamente estos cambios?

La “piscina fría” del ártico                

Con motivo de entender el verdadero impacto de este fenómeno un grupo de investigadores ha puesto decenas de boyas y flotadores en las zonas árticas, los cuales detectan las temperaturas del agua y la formación de hielo. De acuerdo con los datos obtenidos por estas fuentes pudo determinarse el proceso regular: la creación de zonas heladas en otoño e invierno genera unas “piscinas” de agua más fría y salada que se concentran en los lugares cercanos al fondo, y que se mantienen en verano a medida que el hielo se va derritiendo.

El asunto es que estos pozos de agua fría son claves en la supervivencia de varias especies de peces, en particular los bacalaos árticos, pues pueden esconderse allí y crecer seguros en un ambiente en el que sus depredadores son incapaces de sobrevivir: las aguas heladas del fondo.

A su vez, los números de bacalao ártico se incrementan y sostienen las poblaciones de focas, osos polares y otros depredadores. Pero sin las piscinas de agua fría estas poblaciones podrían precipitarse, y la cadena alimenticia de todo el territorio estaría en peligro.

Y resulta que en el invierno de 2017 – 2018 las piscinas de agua fría no aparecieron.

El bacalao ártico podría estar en peligro a medida que el mundo se sigue calentando

Calentamiento global

Por supuesto, un único año no indica nada, y podría tratarse de una excepción. Pero la preocupación de los científicos es precisamente que en un escenario en el que las temperaturas se están incrementando este podría convertirse en un escenario recurrente. El hecho de que el hielo no se forme no solo indica que los bacalaos árticos podrían disminuir dramáticamente en población, sino que el fitoplancton que consiste en la base de todo el sistema podría comenzar a multiplicarse a finales de la primavera, y no al comienzo. Esto ocurre porque regularmente el derretimiento del hielo genera una capa de agua dulce, llena de nutrientes, cerca de la superficie, generando un escenario ideal para el fitoplancton, pero sin hielo esta capa no se forma y el proceso se demora.

En los últimos años han ocurrido en varias ocasiones muertes masivas en varias colonias de aves marinas. Originalmente pensadas como producto de alguna epidemia, estas muertes parecen deberse más bien al hambre, pues las aves no tienen acceso a tantos peces como tenían en el pasado. Eventualmente los ecosistemas encontrarán un nuevo equilibrio, claro, y volverán a florecer en las nuevas circunstancias, pero la pregunta es cuántas especies habrán desaparecido para entonces… y cuanto tiempo habrá pasado. A fin de cuentas, nosotros también comemos pescado.

Bibliografía:

  1. https://www.sciencenews.org/article/bering-sea-ice-disappearing-arctic-ecosystems

Imágenes: 1: sciencenews.org, 2: polarenvironment.custompublish.com

¿Qué va a pasar cuando desaparezca el hielo sobre el Estrecho de Bering?
22 marzo, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar