¿Qué significa que los Estados Unidos hayan repelido la Neutralidad de Internet?

Lo más reciente:

Neutralidad de Internet

Para bien o para mal, Internet llegó para quedarse. Desde su invención hacia mediados del siglo XX, hasta su creación “formal” en la moderna World Wide Web en 1990, Internet fue poco más que un titular y una novedad en los círculos académicos de los Estados Unidos, pero a partir de este año comenzó verdaderamente a conquistar el mundo. Es difícil negar que ha modificado completamente el funcionamiento de la economía, que es hoy casi una necesidad y que permite innumerables innovaciones, el contacto de los individuos y las empresas y el acceso a información en formas nunca antes imaginadas.

El concepto de la Neutralidad de Internet surgió cuando las personas comenzaron a temer que los operadores de internet (esto es, las empresas que ofrecen el servicio y conectan los hogares) pudiesen lucrarse cobrando tarifas adicionales a los portales. Para una de estas empresas es increíblemente fácil abrir ciertas páginas (para que pasen a mayor velocidad) y cerrar otras. Por ejemplo, una empresa que tenga internet y cable podría haber “cerrado” la banda para Netflix con el objetivo de evitar la competencia.

Esto, se argumenta, puede llevar a la creación de “cobros de entrada” que la mayoría de las compañías pequeñas no podrían pagar, frenando la creación de negocios nuevos y garantizando la posición de las grandes empresas como Google o Amazon (que podrían pagar para mantenerse en posición).

¿Es importante?

Por supuesto, esto puede suceder, pero no ha sucedido en el pasado (al menos, no con el dramatismo que se supondría). Técnicamente hablando, mientras que regiones como Europa o América Latina han tenido políticas de Neutralidad de la Red de manera relativamente continua, los Estados Unidos (un poco más enemigos del intervencionismo estatal) apenas si la implementaron en 2014, durante el gobierno del presidente Barack Obama.

Hace 5 días, el 14 de diciembre de 2017, dicha neutralidad fue repelida por iniciativa del gobierno del presidente Donald Trump.

Quienes están a favor de su rechazo indican que el libre mercado se encargará de solucionar los problemas y que la legislación complica la aparición de negocios pequeños. Quienes se oponen (y defienden la neutralidad de la red) aseguran que serán pequeños negocios en Internet los que se vean afectados.

Implicaciones

El peor escenario posible es uno en el que Internet, lentamente, comienza a morir. La influencia de los grandes conglomerados empresariales que dominan su distribución (y que son unos pocos, y por lo tanto les queda fácil organizar oligopolios) llevará a la desaparición de más y más sitios web minoritarios, privando de valiosos ingresos a las pequeñas empresas y acabando con Internet como lo conocemos.

Así mismo, eventualmente quienes tienen portales pequeños no podrían pagar la cuota para entrar en el “paquete general”, por lo que tendrían menos y menos visitas.

Un efecto positivo podría ser la venta de servicios más económicos (eso sí, restringidos en portales) a las personas de menos recursos. Como parte del “cobro” lo pagarían ahora los gigantes de la web esto significaría que los precios podrían bajar. El problema, claro, es que algunos de estos gigantes no aceptarán fácilmente estos nuevos cobros y subirán a la vez sus propias tarifas.

En general, es un día oscuro (y peligroso) para Internet. En el mejor de los casos, cambiará poco (o nada), nadie excepto los gigantes de la distribución tienen algo que ganar con esta red. En el peor, páginas como esta podrían dejar de existir.

Bibliografía:

  1. http://www.dw.com/es/eeuu-suprime-la-garant%C3%ADa-de-neutralidad-de-internet/a-41803297?maca=spa-Facebook-dw
  2. https://www.elespectador.com/opinion/neutralidad-de-la-red-en-colombia-columna-703047

Imágenes: 1: savetheinternet.com, 2: businesswolf.org

¿Qué significa que los Estados Unidos hayan repelido la Neutralidad de Internet?
19 diciembre, 2017

Ver más Artículo al azar