Puquios: el misterio peruano resuelto desde el espacio

Arqueología, Civilizaciones

Historia Andina

Los Andes son el hogar de muchas de las sociedades más particulares del mundo. Fueron la cuna del Tahuantinsuyo, un magnífico imperio erigido sobre el control de las aguas y la agricultura de laderas que desarrolló como nadie la capacidad para aprovechar las distintas alturas y convertir la selva, la sierra y la costa en partes integradas en un único sistema capaz de aprovechar cada uno de los productos allí cultivados.

Los Incas no fueron los únicos en desarrollarse en estas regiones. Civilizaciones prácticamente desconocidas los precedieron, dentro de las que resalta la sociedad de Nazca, que dejó magníficos dibujos en el suelo ubicados que solo eran visibles desde las alturas, lo que llevó a muchos a suponer que esta sociedad contaba con máquinas voladoras. También en Perú se encuentra Puma Punku: los mangníficos restos de una civilización ancestral que, decían los Incas, había sido edificada por los dioses mismos.

Desierto

Las altas tierras del Perú son muy fértiles, pero también muy áridas. Los mayores logros de los incas fueron, precisamente, aquellos que dominaron las aguas y les permitieron aprovechar estas tierras para la agricultura.

Los incas, sin embargo, no fueron los inventores de estas magníficas tecnologías. Ellos no hicieron  más que adoptar (y perfeccionar) una tradición milenaria que había aprovechado las pocas aguas disponibles desde milenios atrás. Otras sociedades construyeron sistemas igual de magníficos… y en muchas ocasiones desconocidos.

Quizás el mejor ejemplo de esto sean los Puquios, enigmáticas construcciones ubicadas también en la región de las líneas de Nazca (y, se presume, construidas por la misma civilización que hizo las famosas figuras) cuya magnitud no se vino a conocer hasta el advenimiento de la fotografía satelital.

Puquios

Los Puquios consisten en espirales excavadas en el suelo y recubiertas con rocas. Están esparcidas a lo largo de un amplio territorio y desde hace mucho tiempo se sabe que hacen parte de los antiguos acueductos de la región, algunos de los cuales siguen en funcionamiento.

Aunque algunos especulan una construcción relativamente reciente, la mayor parte de los autores están de acuerdo en que fueron construidos en tiempos antiguos, quizás en torno al 500 o 600 d.C. Lo interesante de los Puquios, sin embargo, no es su antigüedad, sino su funcionamiento.

El mecanismo es relativamente sencillo. Ubicados en puntos estratégicos del desierto, sobre canales subterráneos invisibles, los Puquios funcionan como “bombas” impulsando el aire dentro de los canales mediante la espiral y así sacando el agua que se encuentra bajo la tierra, oculta donde no puede ser utilizada.

El sistema convirtió tierras áridas en fértiles campos de cultivo y garantizó la continuidad del acceso al recurso hídrico, en tiempos de lluvia tanto como de sequía y para uso doméstico tanto como agrícola. A lo largo de una vasta región desértica los Puquios se convirtieron en garantes de la sociedad de Nazca y guardianes de la seguridad de los agricultores.

Hizo falta un estudio del Instituto de Metodologías de Análisis Ambiental, dirigido por Rosa Lasaporana, para comprender a ciencia cierta el funcionamiento de estos dispositivos. Lo que Lasaporana y su equipo hicieron fue organizar un mapa de estas construcciones ubicándolas mediante fotografía satelital y analizando sus relaciones con los canales subterráneos. Eventualmente se determinó que su objetivo era brindar presión al sistema.

Los canales, aún desconocidos, son otra obra magnífica de ingeniería antigua. Se extienden bajo la tierra por muchos kilómetros atravesando fallas geológicas, y sin  embargo siguen funcionando en la actualidad. Sus técnicas de construcción, en ausencia de excavaciones modernas, aún se desconocen.

Fuente de imágenes: 1: wikimedia.org, 2: tectonicablog.com

Puquios: el misterio peruano resuelto desde el espacio

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: