Proyecto HAARP: ¿Pueden los norteamericanos controlar el clima?

Clima salvaje y naturaleza, Complots y conspiraciones, Tecnología

El arma más eficiente del mundo

Imaginemos un arma capaz de destruir un inmenso territorio sin que nadie supiera la proveniencia del ataque. De orquestar las fuerzas naturales para dirigirse contra una nación sin que esta supiera quién o qué la atacó. De destruir la base productiva de un país sin esperar ninguna represalia.

Esta arma sería el sueño de cualquier poder, pues le permitiría asestar golpes letales sin temer las consecuencias. La misma posibilidad resulta embriagante para aquellos que mueven los hilos de la política internacional… y de acuerdo con algunas teorías, este poder ya está en manos de los Estados Unidos.

El proyecto en cuestión se denominaría HAARP (acrónimo en inglés para programa de investigación de aurora radioactiva de alta frecuencia) y consiste en una serie de radiotransmisores de alta frecuencia con capacidad de modificar las condiciones de la ionósfera. La estación HAARP, ubicada en Alaska, consistiría en una serie de antenas de ubicación pública capaces de emitir 1 GW en ondas de radio en dirección a la atmósfera.

¿Motivos políticos o solamente académicos?

De acuerdo con sus constructores (los militares norteamericanos en alianza con la Universidad de Alaska) la estación, activa desde 1993, no tiene la capacidad de alterar el clima y se usa exclusivamente con fines investigativos. Prominentes miembros de la milicia han llegado a afirmar que se las teorías construidas sobre el proyecto son “puras patrañas” y se explican por la incapacidad de la gente de comprender las razones científicas detrás del mismo.

Sin embargo, miles de personas alrededor del mundo claman que el dicho proyecto en verdad sí tiene la capacidad de modificar el clima y que de hecho ha sido utilizado para imponer acciones en gobiernos reacios a seguir los lineamientos norteamericanos. La estación se habría usado para desencadenar desastres en Pakistán, Grecia, Irán, Haití, Turquía y Filipinas con la finalidad de obligarlos a aceptar las condiciones norteamericanas en términos económicos y geopolíticos.

De acuerdo con algunas versiones, HAARP habría sido la causa del terremoto que afectó a Japón en el 2011 con un posterior tsunami y la destrucción de la planta nuclear de Fukushima en una de las peores catástrofes de este tipo de la historia. Algunas fuentes llegan a afirmar que el gobierno japonés se vio obligado a pagar 60 millones de yenes a la reserva norteamericana para evitar futuros ataques.

Los hipotéticos alcances de HAARP

Análogamente, algunas versiones afirman que la estación no está pensada única ni particularmente para modificar el clima, sino que el bombardeo de ondas a tal potencia podría usarse como una herramienta de control al penetrar dispositivos y destruir redes de comunicación electrónica. Algunas personas han llegado a afirmar que las ondas, si son bien dirigidas, pueden usarse para manipular dispositivos móviles y que incluso podrían ser una futura herramienta de control mental. Los efectos supuestos de esta capacidad de la estación no se conocen, pero nadie asegura que no aparezcan en el futuro cercano.

Sin embargo, instituciones bastante serias (principalmente, el Parlamento Europeo) publicó una resolución en 1999 afirmando que debido a los potenciales efectos del proyecto, que serían de carácter global, exigía una revisión internacional del mismo. Así mismo, algunos físicos rusos acusaron al proyecto HAARP de una oleada de calor particularmente dura en Rusia en el año 2010. El último ataque contra HAARP ha sido realizado por el físico estadounidense Bernard Eastlund, quien afirma que en el proyecto se incluyeron patentes a su nombre capaces de modificar el clima y de alterar el funcionamiento de los satélites. Por su parte, los defensores del proyecto afirman que es imposible modificar el clima y que HAARP tiene una potencia miles de veces inferior a la descargada diariamente por tormentas eléctricas en la atmósfera.

El proyecto sigue en medio de la polémica, aunque recientemente parece ser que problemas de financiación augurarían su pronto final… o al menos eso afirman las autoridades estadounidenses. Y tú, ¿crees posible modificar el clima? ¿Y que el Proyecto HAARP realmente es un arma estadounidense?

Fuente de imágenes: 1: gsslatino.com.mx, 2: mundoesotericoparanormal.com, 3: arrl.org

Proyecto HAARP: ¿Pueden los norteamericanos controlar el clima?

¿Conoces acerca de...?