¿Por qué las lechuzas árticas construyen sus nidos con los cuerpos de sus presas?

Lo más reciente:

Lechuzas árticas

El ártico, como la imaginarán, no es un lugar particularmente acogedor para la vida. Sin embargo, pese a las duras circunstancias que lo caracterizan, el ártico se ha convertido en hogar de un número considerable de especies, todos las cuales están perfectamente adaptadas a las gélidas temperaturas y la poca disponibilidad de alimentos.

Son seguramente los lemmings los animales más importantes en la cadena alimenticia ártica. Son pequeños roedores que viven bajo la nieve alimentándose de semillas y plantas y que son la presa principal de muchos depredadores de la zona, incluyendo las lechuzas árticas.

Aunque muchas personas les inspiran ternura, las lechuzas árticas son en verdad temibles cazadores capaces de capturar más de una decena de lemmings en una sola noche. Y con todo no es esto lo más macabro de sus hábitos, sino el hecho de que utilizan los cuerpos de sus presas para adornar sus hogares. ¿Por qué?

Aislamiento

La primera razón es más bien obvia. Las lechuzas necesitan un entorno cálido para que sus huevos y sus polluelos sobrevivan con más facilidad las gélidas temperaturas de lejano norte. En un área en la que no hay muchas plantas ni materia vegetal para construir sus nidos, las pieles de roedores, cubiertos por pelaje grueso, son una solución perfecta para mantener estable la temperatura del nido.

Alimento

Pero esta no es la única, y ni siquiera la principal razón para esta peculiar actividad. El asunto es el siguiente: cada invierno el número de lemmings cambia y puede ser mayor o menor al del invierno anterior. Está documentado que la población de estos pequeños animales varía en ciclos de cuatro años que van desde una superabundancia hasta el colapso de sus poblaciones. Por esta razón, todo chozas no saben al principio del año cuantos polluelos podrán alimentar con cierta facilidad.

Cuando el macho está cortejando la hembra lleva a su nido los cuerpos de los roedores que ha ido cazando, los cuales además de aislar la construcción se mantienen en perfecto estado por el frío del invierno. El número de lemmings presentes en el nido indica a la hembra que tan buen cazador es el macho pero además le da una idea de que tan abundante será la población en el año. Esto le permite a la pareja calcular aproximadamente cuántas crías podrán alimentar, y así no desperdiciar buenos años pero tampoco criar polluelos que eventualmente morirán de hambre.

Así que ahí lo tienen. Por eso los nidos de las lechuzas árticas parecen un cementerio.

Bibliografía

  1. https://www.pri.org/stories/2014-03-23/good-years-snowy-owls-build-nests-out-dead-lemmings
  2. https://www.quora.com/What-do-Snowy-owls-eat/answer/Mercedes-R-Lackey

Imagen: 1: pri.org

¿Por qué las lechuzas árticas construyen sus nidos con los cuerpos de sus presas?
29 marzo, 2018
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar