¿Por qué la tierra está girando más lentamente?

Cosmos, Curiosidades

Más que un asunto de preocupación, una curiosidad científica

De acuerdo con lo que casi todos nosotros aprendimos en el colegio, un día tiene 24 horas, una hora 60 minutos y un minuto 60 segundos. Esto nos daría que un día tiene exactamente 86.400 segundos, y todos estamos de acuerdo con ello. ¿Por qué, entonces, ocasionalmente se requiere añadir un segundo a los relojes de todo el mundo?

La respuesta es más interesante (y menos preocupante) de lo que podría parecer. Se trata de un fenómeno que tiene dos orígenes: por una parte una progresiva ralentización de la rotación terrestre – que lleva, como es lógico, a que los días se alarguen – y por otra parte la adopción de un segundo como una cantidad fija que lleva a que estos diminutos cambios se acumulen, uno tras otro, haciendo que eventualmente sea necesario replantear los sistemas de medición.

En 1967 se abandonó el sistema para medir los segundos (que usaban el llamado “día solar medio”, el promedio de la duración de un día solar entre 1750 y 1850) y se adoptó uno nuevo definido como la duración de 9,192’631.770 oscilaciones del isótopo 133 de un átomo de cesio. Para el manejo del tiempo mundial se usan 150 relojes atómicos ubicados en distintos lugares del mundo, lo que garantiza que ningún reloj jamás se atrase o se adelante.

Sin embargo, esto lleva a que el “tiempo real” se atrase progresivamente del “tiempo terrestre”. Lo que se acordó fue que cuando dicho desfase alcanzara 1 segundo éste se añadiría al último día de junio o diciembre, dependiendo de qué mes estuviera más cerca. Por esta razón de vez en cuando escuchamos que un día va a tener un segundo de más. En total, se han añadido 26 segundos al calendario, o en otras palabras desde 1976 los relojes terrestres se han atrasado 26 segundos con respecto a los relojes de cesio.

Un proceso muy largo

El día terrestre se ha reducido por miles de millones de años… para ser más exactos, por unos 4.527 millones de años, o el tiempo en el cual la Luna ha girado en torno a nuestro planeta.

Se calcula que el choque inicial, el que llevó a la creación de la Luna, de hecho aceleró la órbita terrestre. En aquel entonces se calcula que el día terrestre duraba apenas 6 horas, pero que bajo la influencia de la gravedad lunar se fue volviendo más, más y más lento hasta llegar a las 24 horas actuales. El proceso fue extremadamente gradual, pero continúa hoy día haciendo que aunque no lo notemos, cada día sea ligeramente más largo que el anterior.

El proceso también lleva a que los meses se vuelvan más y más largos, aunque a un proceso más lento. No se sabe exactamente cuánto durará el proceso, pero eventualmente, en varios miles de millones de años, tanto un día como un mes durarán unos 47 días terrestres, pues será simultánea la duración de ambos (una rotación terrestre coincidirá con la rotación lunar en torno a la tierra), y como consecuencia la luna se alejará a más del doble de distancia de la que se encuentra hoy día.

En todo caso el proceso es extremadamente lento y, a menos que encontremos el secreto de la inmortalidad, no será algo de lo que debamos preocuparnos mucho. En los próximos 100 años se calcula que los días se harán más largos por unos 2 milisegundos… un tiempo muchísimo menor al que toma leer esta frase.

Fuente de imágenes: i.ytimg.com

¿Por qué la tierra está girando más lentamente?

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: