Plogojowitz, el vampiro que asoló Serbia

Vampiros en Europa del Este

Plogojowitz fue uno de los tantos casos registrados por entidades gubernamentales del Imperio Austro-Húngaro en el siglo XVIII: un caso de vampirismo que asoló a una población en Serbia.

Según el registro y citando a las víctimas mortales de esta persona, se dice que después de la muerte de Plogojowitz (exactamente nueve semanas más adelante) un grupo de jóvenes y ancianos perecieron bajo una misteriosa enfermedad que les quitó la vida en menos de 24 horas. En vida, varios de los enfermos afirmaron sin miramientos, que el culpable de dicha agonía era él mencionado arriba, que Peter se les presentaba y comenzaba asfixiarlos.

Los demás aldeanos de Kisolova se encontraban en alerta total con la epidemia de muertes que había en localidad y temían que cualquier noche llegara Plogojowitz con deseos de terminar sus vidas. El miedo por aquel muerto llegó a su auge cuando se descubrió que la esposa del difunto había huido a otra localidad. Se rumoraba que una noche, el buen Peter se le apareció pidiéndole que le entregue sus zapatos y que su cuerpo no presentara ninguna señal de corrupción.

Los militares VS el vampiro             

El orden en el pueblo se empezó a perder, la gente andaba tan nerviosa que ya no eran capaces de desempeñar sus funciones diarias. Así que los líderes del lugar decidieron pedir ayuda a los militares para poner fin al susodicho muerto.

Ya con ayuda de un grupo armados de hombres, se acercaron a la tumba de Plogojowitz y cuál fue la sorpresa de los presentes al darse cuenta que Peter se encontraba intacto y ni siquiera la tumba poseía la pestilencia que acompaña los cadáveres. Para agregar más impacto a su descubrimiento se dieron cuenta que el supuesto despojo respiraba.

Fue así que, se descubrió que todos aquellas habladurías eran ciertas: Peter si había atormentado a muchos, llevándose incluso a la tumba a varios. Con diligencia, se dispusieron a clavar una estaca en Peter y luego incinerar el cuerpo, después de esto las muertos cesaron y la gente de Kisolova retomó su vida diaria.

Bibliografía:

  1. http://www.arries.es/la_cripta/casos/pedro_plogojowitz.html

Imagen: bshistorian.wordpress.com

Plogojowitz, el vampiro que asoló Serbia