Pappenheimer: la familia que fue condenada al cadalso

Hechos macabros | Historia

Justicia… y brujería

En tiempos antiguos, la justicia era más decisiva que en la actualidad… ya fuese basándose en nociones reales o en cosas que hoy consideraríamos mitológicas Una de las historias más aterradoras sobre tortura aplicada a personas condenadas por brujería ocurrió a toda una familia, que una noche cualquiera fue arrastrada de su hogar y llevada a prisión por realizar supuestos tratos con el diablo. He aquí la tragedia de los Pappenheimer, una familia de escasos recursos originaria de Suabia, una región histórica, cultural y lingüística en el suroeste de Alemania.

Una tortura que hacía ver al diablo

La familia fue acusada por un ladrón, quien no dejó fuera de sus denuncias a ninguno de sus miembros: el padre Paulus, la madre Anna, los hijos Jacob (a veces llamado Michel) y Gumpprecht, y el hijo más joven de 10 años de edad Hoel (a veces llamado Hansel). Les fue imputado el cargo de haber hecho trato con el diablo y de ofrecer como sacrificios a mujeres embarazadas, extraerles los fetos y elaborar con ellos velas.

Por orden del duque Maximiliano I (Elector de Baviera), fueron trasladados a Múnich, y expuestos a una tortura tan feroz que confesaron acerca de todo lo que se les preguntó. Por ello se adjudicaron crímenes y casos sin resolver en la región al expediente de la familia. Se decía que si confesaban, los dejaban descansar entre tortura y tortura.

Uno de los métodos más sádicos que usaron para torturarlos fue un instrumento llamado el desgarrador de senos: un artilugio de tortura con forma de tenaza acabado en cuatro afiladas puntas, utilizado ya durante el Imperio romano y posteriormente por la Inquisición en Europa. Ana Pappenheimer después de ser torturada con el dichoso aparato tuvo que sufrir el despellejamiento y rasgamiento de sus carnes; le seccionaron sus pechos y, una vez ensangrentados, fueron dados a comer de manera forzosa a sus hijos, que ya eran mayores.

Mujeres guerreras en la Historia, parte 3 La Doncella de Orleáns Juana de Arco No estaría completa nuestra l...
Tunguska. La explosión más grande de la historia El evento de Tunguska Todavía hoy los científicos continúan dilucid...
La batalla de Ramree. La mayor matanza de humanos provocada por animales. . La masacre de Ramree Hoy es diecinueve de febrero de 1945 y probabl...

El hijo menor, Hoel, tuvo que presenciar la muerte de sus padres y hermanos, varios meses después de lo cual sería condenado a la hoguera.

Según una crónica de la época, redactada por el historiador José Hormayr, barón de Hortenburg, cuenta que:

En Múnich a 29 de julio de 1600, seis personas fueron ejecutadas en la forma siguiente: El vagabundo y mendigo Pablo Gamperl fue empalado, a su esposa se le amputaron los senos, y tanto ella y dos de sus hijos tuvieron esos pechos untados en sus bocas. Además, otros dos hombres fueron ejecutados. Sus brazos estaban rotos en la rueda, y más tarde fueron quemados vivos.

Habían confesado ser devotos del diablo, y con su ayuda, en particular, mediante un ungüento mágico diabólico, haber contribuido a la muerte de al menos 400 niños y más de 50 personas de edad. Paul Gamperl fue condenado por ser directamente responsable de 44 asesinatos; en total, los seis fueron condenados por 74 asesinatos. Además, habían sido acusados de numerosos actos de robo, hurto y robos nocturnos, donde habían saqueado casas matando a sus habitantes. También tenían, de acuerdo con los cargos, acusaciones de incendiar aldeas y mercados, con el fin de salirse con la mercancía en la confusión siguiente. Además, se habían conjurado con el mal tiempo, asesinado vacas en el campo, robado iglesias y vendido las hostias a los judíos.

Una abolición tardía

La ley que permitió su ejecución fue abolida más de 200 años después: para 1813 en Baviera estaba prohibido condenar alguien por brujería o prácticas místicas, pues se llegó a la conclusión después de analizar varios casos que las personas que eran “culpables” eran los marginados de la sociedad, eran aquellas personas que no podían defenderse y carecían de los bienes materiales para contratar gente que los ayudara. Entre los favoritos que se encontraban para ser sometidos a estos métodos inquisidores estaban las mujeres solteras, los ancianos, enfermos y los indigentes.

Y, claro, la desafortunada familia Pappenheimer.

Bibliografía

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Desgarrador_de_senos
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Familia_Pappenheimer

Imágenes: 1: paraloscuriosos.com, 2: antecantamentum.bandcamp.com

Pappenheimer: la familia que fue condenada al cadalso


¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                             

Bibliografía

El pensante (24 abril, 2018). Pappenheimer: la familia que fue condenada al cadalso. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/pappenheimer-la-familia-que-fue-condenada-al-cadalso/