Papá Noel, una realidad

Historia

 

Es uno de los personajes más conocidos en el mundo, tal vez no sea tradicional en la mayor parte del globo terráqueo pero definitivamente todo el planeta ha oído de este anciano de rojo.

Conocido como San Nicolas, Santa Claus y Papá Noel es un hombre de atuendo rojo con bordes blancos y gorro de las mismas características con una pequeña borla blanca al final, según la cultura occidental da regalos a los niños en navidad (madrugada del 25 de Diciembre), en especial a los niños buenos puesto que a aquellos que en el ultimo año no han sido del todo bien portados reciben sólo carbón.

Es todo un hombre de fantasía, inmortal y de un amplio comer, ama las galletas con un vaso con leche como acompañante o una taza de chocolate de cacao, se transporta en su trineo que va liderado por renos mágicos dotados con la habilidad de volar únicamente en la noche de Navidad, según el desarrollo de todo el relato en años de producciones cinematográficas éste hombre barbado posee una fabrica de regalos ubicada en el Polo Norte en la cual trabajan cientos y cientos de nomos dedicados a la fabricación de los juguetes o a administrar las listas de los niños al rededor del mundo.

Los orígenes de la historia

El personaje tiene sus raíces en antiguos mitos del Solsticio de Invierno (proceso que ocurre al finalizar el día 24 de diciembre y/o comenzar el 25 de diciembre donde el sol alcanza el punto más bajo en su cenit comenzando a alargar los días progresivamente hasta llegar al solsticio de verano donde el proceso comienza a retroceder nuevamente) mitos que se podrían clasificar como navideñas dada la época del año en el cual tienen ocurrencia.  Es valido decir que al ser un mito con base en el proceso del astro sol a lo largo del año proviene de comunidades con bases agrícolas las cuales tuvieron fuerte impacto en el entendimiento del accionar del universo o algunos procesos naturales, siendo así las tradiciones navideñas son de hecho tradiciones con un origen campesino por lo cual no tiene ninguna particularidad el hecho de que con la migración de algunos pueblos a las crecientes polis se modificaran a lo largo del tiempo.

En la antigua Grecia para el 25 de Diciembre se daba comienzo al mes dedicado a Dionisios con un trasfondo en la prosperidad y la fecundidad de la naturaleza, luego éste ciclo griego fue asimilado por la iglesia católica ubicando en él la natividad, es decir el sol naciente. Tal vez todo los procesos de asimilación cultural de las religiones actuales puedan ser clasificados como sincretismos en los cuales se intenta unificar doctrinas distintas en pro de mantener una coherencia sin cambios abruptos en los paradigmas sociales ya establecidos. A modo de dato curioso, a Cristo no se le consideró como persona divina sino hasta el siglo IV de nuestra era cuando el Concilio de Nicea, celebrado entre los años 354 y 360 d.C. se definió el 25 de diciembre como el día para celebrar el nacimiento del sol invencible.

La trasformación de una creencia humilde sin tanto alardeo a una festividad altamente celebrada se dio aproximadamente hacia el siglo VIII cuando se comenzó a adornar ampliamente los templos con motivo al nacimiento de Cristo.

¿Cómo nació Papá Noel?

La figura de Papá Noel tiene sus cimientos en dos hechos históricos (las continuas modificaciones de las creencias religiosas), sin embargo el pilar principal de toda la leyenda está en el Obispo turco Nicolás de Bari, nacido en el año 280 en Myra, una Ciudad del Distrito de Licia lo que es actualmente Turquía, desde pequeño sus padres de economía estable disputaban continuamente por la futura carrera de su hijo una vez creciera, un comerciante o un sacerdote, luego con la llegada de la peste a su país sus padres le dejaron sólo gracias a la enfermedad y Nicolás terminó viviendo con su tío quien era en ese entonces obispo de Myra, fue ordenado y tras la muerte de su tío él tomo su puesto remplazandolo como obispo. Su renombre fue haciéndose cada vez mucho más grande según se hacia eco de sus múltiples bondades y el calor con el cual se acerco a los más pobres, poco a poco se le atribuyeron algunos milagros que terminaron por darle curso a su canonización tras su muerte por la Santa Iglesia Católica, convirtiéndose en el santo patrón de Turquía, Rusia, Grecia y una zona de Francia conocida como La Lorena.

 

 

Siendo una de las figuras más veneradas de la Edad Media, en especial en Bari, Italia, donde reposan sus reliquias que fueron recuperadas por marinos italianos en el año 1802, San Nicolás en ocasiones, según narra su leyenda, se escabullía hacia la ciudad en medio de la noche para repartir regalos y entre los niños pobres y desamparados repartió su fortuna familiar. Entre tantas y tantas bendiciones que regaló al mundo existe un pequeño relato que resalta por su grandeza y conexión directa con la tradición actual:

“En la ciudad de Patara (actual Turquía) vivían tres hermanas con su padre, éste hombre preocupado por el futuro de las pequeñas por no poseer dinero para la dote de las mismas ve como mejor camino su venta una vez las tres alcanzaran edad de ser desposadas. Dicha decisión no tardó en llegar a los oídos de San Nicolás y una vez enterado tomo la iniciativa de regalar el dinero a dicho hombre, sin embargo decidió hacerlo de manera anónima, arrojando una bolsa con monedas de oro a través de una ventana de la casa familiar y terminando ésta entre el calcetín de una de las niñas que había colgado en la chimenea esperando a que se secase rápidamente.

San Nicolás repitió el mismo truco llegada la fecha de cada una de las niñas para ser desposada. En otras versiones de la misma historia las niñas son prostituidas una vez llegaban a dicha edad, y San Nicolás en dichos relatos varia un poco la técnica pero consigue siempre su objetivo arrojando lingotes de oro a través de la chimenea evitando así la venta de las féminas.”

El impacto de la vida de San Nicolas de Bari fue tan grande que en Holanda su acogida llevó a ser nombrado Santo Protector de Amsterdam a partir del siglo XIII, en la época se le representaba con una amplia barba blanca vistiendo ornamentos eclesiásticos, aun que suene extraño, su mecanismo de transporte no era el reconocido trineo si no un una embarcación llamadas España (traducida al español) guiada por un hermoso caballo blanco y acompañado por un sirviente moro llamado Pedro El Negro quien cargaba un enorme saco repleto de golosinas para regalar y una vez quedaba vacío se usaba para meter en el a todos los niños que se habían portado mal.

El Papá Noel Moderno

La transformación final de la imagen que existe actualmente del famoso Papá Noel está mediada por la famosa marca de refrescos gaseosos Coca-Cola, quienes le dieron vida a través de un dibujante sueco, Hadbon Sudblom, arrojando como resultado final a un hombre gordinflón mucho más alto y jovial y vestido con un traje navideño aun con raíces eclesiásticas pero cargado de una elaboración más alta.

Fuente de las Imágenes: 1. Freejupiter.com 2. toptenz.net

Papá Noel, una realidad

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (4 mayo, 2015). Papá Noel, una realidad. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/papa-noel-una-realidad/