Orígenes de Al-Qaeda: Estados Unidos y los Hombres de la Yihad

Complots y conspiraciones, Historia, Sociedad

Líbano y Francia golpeados por los atentados de Daech

La Crisis en Oriente Medio

Para nadie pasaron desapercibidos los ataques suicidas del pasado 13 de octubre en varios lugares de París, capital francesa, que indignaron el mundo y convirtieron la Ciudad Luz en epicentro del terror. Para muchos pasaron desapercibidos los previos atentados en Beirut, también ejecutados por Estado Islámico (Daech, por sus siglas en árabe) que son al menos tan serios como los del país galo… aunque al mundo parezca no importarle.

Estos sucesos nos ponen frente al conflicto del Medio Oriente que parece no tener fin y que ha recrudecido en los últimos tiempos en los que nuevos actores han poblado la región (y en particular Siria) y la han convertido en un verdadero infierno. De estos Estado Islámico (mejor conocido como ISIS o Daech) es sin lugar a dudas la más importante.

Aunque en el imaginario occidental muchas veces esta región aparece como hogar de bárbaros radicales, incapaces de gobernarse, lo cierto es que la inestabilidad de la región y el surgimiento de los radicalismos deben mucho a la influencia de las potencias extranjeras. Difícilmente podemos aquí encontrar inocentes: la historia comienza con Francia e Inglaterra y continúa con Estados Unidos y la Unión Soviética (y posteriormente, Rusia). Quizás China es el único país que no tiene influencia directa en el surgimiento de los conflictos en el Medio Oriente.

Pero para entender los orígenes de Daech, un verdadero titán de la lucha fundamentalista árabe en Medio Oriente que ha dominado un extenso territorio donde, a todos los efectos, funciona como un verdadero estado, es necesario comprender la historia de Al Qaeda, la famosa organización supuestamente responsable del ataque a los Estados Unidos el 11 de septiembre del año 2001 cuyas raíces, aunque no suela decirse abiertamente, están ancladas en los mismos Estados Unidos y en su intervencionismo en terreno afgano allá en los 1980’s.

La Guerra de Afganistán y la URSS

Todo comenzó no con Estados Unidos, sino con las ambiciones de la Unión Soviética hacia finales de los 1970’s. En aquel entonces el país comunista se encontraba en la cúspide de su desarrollo y había derrotado a los Estados Unidos sistemáticamente a lo largo y ancho del globo. Su modelo, aunque criticado, presentaba grandes éxitos y su economía seguía firme: aún no se preveía la crisis por venir.

La foto dice ser de un joven Osama Bin Laden con el entonces director de la CIA Zbigniew Brzezinski

En 1978 el ejército afgano realizó un golpe de estado contra el Primer Ministro Daoud, quien a su vez había destruido la monarquía allá en 1973. El Partido Comunista Afgano (PDPA, o Partido Marxista popular y democrático de Afganistán), aliado con los militares, tomó el poder.

Sin embargo, pronto se encontraron en problemas por su rechazo a la religión y su excesiva secularización. Progresivamente perdieron el control de las regiones más alejadas y comenzaron a temer una invasión por parte de los sectores más populares que eran profundamente tradicionales y a los que no interesaba la destrucción de la tradición islámica. En 1979 la URSS, temerosa de un golpe de estado, decidió intervenir bajo la persistente solicitud del gobierno comunista afgano.

Aquí comienza una verdadera tragedia que llevó a más de 10 años de cruento conflicto. Resumiendo: pese a sus poderosas armas y su bien entrenada infantería la URSS fue incapaz de controlar las montañas en donde se escondían los disidentes. Sin embargo, aún contaban con el importante papel de la fuerza aérea en el control de dichas regiones.

Muyahidín

En árabe, “Muyahidín” significa el Hombre de la Yihad, es decir, el hombre que realiza un esfuerzo por la causa islámica. Fueron los Muyahidín los principales contendores de las fuerzas soviéticas y los héroes de los habitantes de muchas regiones rurales que les consideraban dignos representantes de la nación afgana. Y fueron también los principales aliados de Estados Unidos.

En la Guerra Fría, poco importaba la naturaleza de un posible aliado, lo único fundamental es que fuera enemigo de la Unión Soviética. Por esta razón la CIA no tuvo reparos en brindar a los muyahidines armas de última tecnología y avanzado entrenamiento militar… y lo que es más importante: con los misiles Stinger.

Muyahidín con su potente misil Stinger brindado por los Estados Unidos

Estas armas, capaces de detectar el rastro de calor de una aeronave, se probaron tremendamente letales para los aviones soviéticos y muy seguramente influyeron en el declive de aquel país a partir de 1985. En Estados Unidos, entretanto, se celebraba cómo los aliados musulmanes hacían día tras día retroceder a las tropas soviéticas. En 1989 la URSS se retiró completamente de territorio afgano dejando al gobierno comunista a su suerte. Pronto, éste cayó bajo el fuego sagrado de la Yihad.

El gobierno talibán

Lo que sigue es mejor conocido y ha sido más publicitado. A partir de este momento los talibanes comenzaron a manejar una fuerte retórica anti occidental y antinorteamericana, principalmente por la alianza entre Estados Unidos e Israel. Y un hombre que había sido aliado de los Estados Unidos: Osama Bin Laden, se volvió su más letal enemigo.

Al Qaeda alcanzó muchísima influencia en Asia, África e incluso en Europa. Estuvo al mando de milicias somalíes en los conflictos del 1993 que llevaron a la caída de dos helicópteros Black Hawk de los estadounidenses, organizó centenares de campos de entrenamiento para miles de fieles y en 2001 realizó el primer ataque a suelo norteamericano desde los tiempos en que Pancho Villa invadía el lejano oeste desde México. Para muchos, era culpa del radicalismo islámico y de nadie más.

Pero pocos recordaban que fueron los mismos estadounidenses quienes armaron, entrenaron y dirigieron a ese radicalismo, y le permitieron construir un gobierno y una organización central desde Afganistán. Un craso error motivado por la arrogancia de quien se siente dueño del mundo.

Hoy, el Medio Oriente se desangra en parte gracias a las acciones que permitieron el surgimiento de Al Qaeda y por lo tanto de Daech. ¿Será más guerra la solución al conflicto? Todos lo dudan. ¿Será que las potencias realmente quieren acabar el conflicto?

Eso se lo dejo a ustedes.

Fuente de imágenes: 1: hispantv.com, 2: ionenewsone.files.wordpress.com, 3. vignette4.wikia.nocookie.net

Orígenes de Al-Qaeda: Estados Unidos y los Hombres de la Yihad

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                                     

Bibliografía

El pensante (20 Noviembre, 2015). Orígenes de Al-Qaeda: Estados Unidos y los Hombres de la Yihad. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/origenes-de-al-qaeda-estados-unidos-y-los-hombres-de-la-yihad/