Nuevo descubrimiento mejora las baterías de Litio-Oxígeno y las convierte en posibles sustitutas de las tecnologías actuales


Lo más reciente:

Baterías

Y seguimos con las baterías.

Cada vez más está claro que el futuro requerirá mecanismos eficientes y económicos de almacenamiento de energía. El abaratamiento de las energías solar y eólica (que no producen de manera constante y por lo tanto requieren almacenamiento), el advenimiento de la movilidad eléctrica y la presión política contra los combustibles fósiles han hecho que la electricidad se vuelva un actor cada vez más importante y han convertido el almacenamiento de electricidad en un asunto prioritario, tanto política como económicamente.

Por esta razón, diversos países han invertido una considerable cantidad de recursos en hallar mejores baterías a menor precio. Hace algún tiempo hablamos aquí de la batería de oro-gel (que nunca se degrada), de la batería de zinc-agua, de la batería de magnesio de Toyota y de la batería de nanocircuitos de Samsung. Hoy hablaremos de un avance semejante: la batería de litio-oxígeno.

Litio-oxígeno

En la actualidad el estándar de baterías se basa en la tecnología de iones de litio, la cual es fiable y duradera pero muy pesada.

Por mucho tiempo también se ha sabido que las baterías basadas en litio y peróxido son mucho más livianas, pero se degradan rápidamente y requieren altas temperaturas para funcionar. Sin embargo, recientemente se publicó en la revista Nature un artículo que indica que modificando algunos componentes de la batería, así como el arreglo interno de sus circuitos, se consiguió pasar de una docena de cargas a 150.

Linda Nazar, química de la Universidad de Waterloo en Canadá, aseguró que estos avances se lograron cambiando los electrolitos regulares por sales líquidas inorgánicas, y los cátodos basados en carbón por cátodos metálicos. Si bien la batería aún está lejos de tener la durabilidad de aquella de iones de litio (que puede soportar hasta 2.000 cargas, si se evita que suba mucho de temperatura) es mucho más liviana, y mientras que hacer más liviana la batería de iones de litio a estas alturas parece casi imposible, hay mucho de dónde mejorar la durabilidad de la batería de litio-oxígeno.

Y si lo consiguen, podríamos estar ante la tecnología que lidere el mercado la próxima década.

Bibliografía:

  1. https://www.sciencenews.org/article/lithium-oxygen-batteries-are-getting-energy-boost

Imagen: sciencenews.org

Nuevo descubrimiento mejora las baterías de Litio-Oxígeno y las convierte en posibles sustitutas de las tecnologías actuales
24 agosto, 2018
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar