Neuralink: el proyecto de Elon Musk para conectar nuestros cerebros a un computador

Cerebro

Estamos en la era de la información. La ciencia humana ha avanzado más en los últimos 50 años que en los 2 mil años anteriores, hemos descifrado la naturaleza misma del tejido del universo y determinado el funcionamiento de la maquinaria celular que nos da vida.

Pero aún no entendemos el cerebro.

Ya hablamos en el artículo dedicado a la memoria que pese a constantes investigaciones ha sido imposible determinar en qué lugar del cerebro se “guardan” las memorias. Y sin embargo, sabemos que están ahí. Es obvio que están ahí.

Así mismo, sabemos que los pensamientos son corrientes eléctricas transmitidas de neurona a neurona que “iluminan” parte del cerebro, pero no tenemos idea de cómo esto se convierte en una “idea” o “imagen” mental.

Por esta razón, uno de los grandes desafíos de la ciencia moderna es entender el cerebro y, ante todo, comenzar a vincularlo con las tecnologías informáticas que cada día se vuelven más potentes. El humano del futuro, creemos, será un sujeto biónico, con una base orgánica pero conectado a estructuras informáticas que incrementarán su capacidad de manera sustancial.

Esto, claro, si antes no nos destruye la Inteligencia Artificial.

Mente cibernética

Aún estamos lejos de una verdadera Mente Cibernética. Como señalé, ni siquiera entendemos cómo funciona el cerebro como para decir que podríamos combinarlo con tecnología propia.

Sin embargo, Elon Musk, el famoso empresario fundador de PayPal, Tesla y Space X (entre otras) se encuentra buscando el secreto para lograrlo, y con este objetivo creó la empresa Neuralink, que busca precisamente encontrar la manera de conectar una mente con un sistema electrónico.

La empresa fue fundada a principios de 2017 y planea comenzar por algo menos ambicioso: buscar la cura para algunas enfermedades cerebrales que le permita ingresar al campo, ganar conocimientos y mantenerse a flote en términos financieros. Sin embargo, el objetivo a largo plazo es bien diferente: crear un sistema que permita combinar tecnología y biología para incrementar las capacidades cerebrales.

Y las razones son simples: Musk teme que la I.A. termine por destruirnos, así que considera que debemos mejorarnos a la par con ésta.

Neuralink

La tecnología de Neuralink no es tan ficticia como podría creerse: ya en 2015 la Universidad de Harvard desarrolló una malla de electrodos que puede inyectarse en el cerebro y estimular la producción de señales eléctricas en áreas determinadas. Sin embargo, esta tecnología está en un estado muy, muy incipiente, y es objetivo de Neuralink irla mejorando poco a poco.

El objetivo inicial será crear pequeños electrodos que permitirán a las personas estimular tejidos específicos y servirán a la vez como un sistema de prueba que detectará señales del cerebro y comenzará a interpretarlas. Se espera que pueda ayudar a la mejora de individuos con enfermedades asociadas a la epilepsia o la depresión, entre otras.

Pero con el paso del tiempo esto llevará a la construcción de una verdadera “médula” digital que nos permita incrementar nuestras capacidades y “descargar” nuestros conocimientos en aparatos artificiales. Esto, por supuesto, es peligroso, pero según Musk podría ser nuestra única esperanza de sobrevivir a un futuro en el que las máquinas podrían ser más interesantes que nosotros.

Bibliografía:

  1. http://www.bbc.com/mundo/noticias-39422244
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Neuralink

Imágenes: 1: pcauthority.com.au, 2: ingeniousexpress.com

Neuralink: el proyecto de Elon Musk para conectar nuestros cerebros a un computador