Los variados y divertidos orígenes del circo estadounidense

Curiosidades, Historia, Personas sorprendentes

De payasos y malabaristas

Todos los que conozcan la película norteamericana Freaks, entenderán el significado de lo que se considera gracioso para los estadounidenses. Pues en este caso miraremos cómo nació por toda la nación un particular tipo de diversión.

Los teatros eran uno de los lugares donde llegaban las diversiones. Música clásica y ópera sonaba en estos sitios y los pobres no tenían la oportunidad de divertirse, así que personas que tenían la capacidad de hacer reír a otras se organizan y fundan el circo.

Pero en un inicio, no era nada parecido a lo que es hoy en día. Contrataban casi por la fuerza a los enanos, personas con malformaciones y con caras divertidas, especialmente gente siamés, diversos tipos de mujeres-hombres, ahora llamados hermafroditas, contrataban personas que nacieron sin brazos, piernas y obviamente, fuertes hombres que podían cargar pesos extremos con algunas partes de sus cuerpos.

Las personas robustas, así como muchos comediantes, intentaron crear parte del circo norteamericano. Se presentaban cada ciertos meses al año en los diferentes estados, pero dejando una fecha en específica para que las personas los esperaran. En un inicio eran las personas que no tenían dinero las que iban. Aquellos que tenían prohibido ir por su condición social al teatro, compraban las boletas para venir acá.

Los acróbatas llegaron mucho después. Estos genios herederos de una tradición egipcia de más de 3000 años, desarrollaron una espectacular atracción para los espectadores. Mucho antes entretenían las capas aristocráticas más fuertes de la sociedad, especialmente cuando se presentaban ante los griegos, aunque para los romanos, los acróbatas estuvieron más con los soldados, se les conocía como funambuli y eran la atracción más espectacular para estos soldados.

Obviamente entre los chinos, los acróbatas habían nacido hace tiempo, tenían una tradición de 2000 años, desde la dinastía Han. Muchas de las acrobacias realizadas tenían el firme propósito de utilizar una vara de casi dos metros, se la ponían en la nariz y otra persona se paraba encima de ella y comenzaba a poner otros elementos giratorios en la vara de la nariz que este tenía que ponerse. Aquí también nace el lanzamiento de pelotas que vemos en los semáforos y también la utilización del fuego por la boca.

La creación de toda una logística circense

Para 1900, la cultura estaba impregnada del popular circo americano. Hay datos que muestran que de los 76 millones de habitantes de ese momento, el espectáculo diario de más de 100 circos por toda la República, alimentaba la diversión de más del 10% de la población.

Se volvieron grandes organizaciones encargadas de divertir todo el país. Aprovechaban las redes ferroviarias y compraron miles de animales exóticos para la diversión. Les enseñaban a monos, elefantes, osos, leones y hasta caballos diferentes trucos, eso sí, acompañados de los comentarios de un presentador que se ganaba la gracia del público.

Estas nuevas utilidades de los animales vienen desde el siglo XVIII, cuando eran cazados los negros en África, allí se reflejaba la audacia para enseñar por la fuerza a estos animales a comportarse como humanos y muchas veces lo hacían mejor. Pero antes, los animales sólo eran cazados para luchar contra gladiadores y cristianos en el gigantesco Coliseo romano. En la Edad Media se dejó mucho la actividad circense, aunque no desapareció, siguió existiendo mucho tiempo y fue muy agraciada pero combatida por los curas. La inquisición quemó algunos payasos.

Como comentaba, la logística de los circos se vio ampliada enormemente por animales, el famoso circo de inicios del siglo XX, Cole & Rogers, hacía manejo de jaguares y leopardos para andar por una cuerda floja y saltar a través del círculo en llamas. Los espectadores quedaban enamorados de estas grandes empresas que nunca se quedaban por mucho tiempo, viajaban y viajaban y con esto compraban más y más diversión para compartir entre los norteamericanos

Niños, contorsionistas y juglares

La gran inversión de los jugglers, provenientes de la Edad Media, payasos que molestaban al público y se vestían muy particularmente, fueron considerados como famosos y divertidos por todo el pueblo norteamericano. Ellos solían lanzar gallinas, burlarse de las personas con defectos, pero al mismo tiempo, fueron una parte importante de los actos principales. Era donde más personas ansiaban ir y hoy en día son considerados los antecesores de los cuentistas, aquellos que ya perdieron la magia del truco y del humor.

Son los juglares los mismos padres de palabras que remiten a la diversión como “juguete”, “alegría” y “juego”, eran los bufones más característicos del pueblo y los mismos padres de la magia circense que ahogó y construyó la nación estadounidense.

Una enorme fuente para conocer el Circo Americano

La gran recopilación de imágenes y estudios analíticos que muestran la grandeza del circo, podemos encontrarla en el famoso “The Circus 1870- 1950”, libro de Noel Daniel y parte de las obras de Taschen. Aquí hayamos una aproximación a los posters, los grabados y fotografías de estos divertidos y curiosos personajes que hicieron del circo ese espacio espectacular conocido por todos en la actualidad.

Fuente de imágenes: 1: 41.media.tumblr.com, 2: oddities123.com, 3: mla-s2-p.mlstatic.com

Los variados y divertidos orígenes del circo estadounidense

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (27 Noviembre, 2015). Los variados y divertidos orígenes del circo estadounidense. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/los-variados-y-divertidos-origenes-del-circo-estadounidense/