Los OVNIS en la Historia: apariciones entre 1910 y la Segunda Guerra Mundial

Hechos insólitos

En una entrega pasada realicé un pequeño repaso por las apariciones de objetos voladores no identificados más famosos a lo largo de la historia. Por supuesto, el mismo término “OVNI” es de acuñación reciente, y para quienes vieron cosas como el fenómeno de Nuremberg en el siglo XVI o el objeto volador de la península coreana en el XVII los dioses, los espíritus o los demonios se encontraban detrás de los sucesos misteriosos. No sería hasta el siglo XIX que la humanidad comience a evaluar seriamente la posibilidad de la vida en otros cuerpos celestes.

A lo largo del siglo XIX se popularizan cada vez más estas teorías, y objetos que antes hubieran sido considerados como un mensaje divino comienzan a verse como máquinas extraterrestres. Sin embargo, las ideas religiosas siguen siendo extremadamente importantes y muchos alrededor del mundo no están convencidos de que estos sucesos inexplicables tengan que ver con inteligencias no – humanas. Será algunos años después de la Segunda Guerra Mundial cuando la idea de los ovnis se popularice a gran escala, de la mano del desarrollo de la fotografía y de las máquinas voladoras humanas (quienes serán las principales informadoras de estos objetos no identificados).

Los ovnis en la primera mitad del siglo XX

El sol danzante

El primero de nuestros casos es uno de los fenómenos más inexplicables de la historia moderna. Enmarcado en la última gran epidemia de la historia (y la más mortífera en términos absolutos), sucedió en Portugal el 8 de octubre del año 1917, cuando miles de personas reunidas en Fátima, Portugal, presenciaron cómo el sol danzaba frente a sus ojos. Por supuesto, este fenómeno tiene una raíces extremadamente religiosas – habían sido 3 niños (Lucia dos Santos, Jacinta Marto y Francisco Marto) quienes habían convocado a la multitud, informados (según dijeron) por la Virgen María – y quienes lo presenciaron, así como los creyentes de todo el mundo, niegan rotundamente que se trate de la visión de un ovni, mientras que afirman que se trató de un milagro. La naturaleza milagrosa del evento ha sido ratificada por la misma Iglesia Católica. Sin embargo, muchos de los investigadores y seguidores de los ovnis afirman que lo que vieron las multitudes en Fátima fue en realidad una nave brillante extraterrestre, y defensores de esta teoría han tenido enconadas disputas con los creyentes alrededor del mundo. Al día de hoy, el fenómeno sigue sin explicación.

Las demás apariciones son menos espectaculares. Se trata de pequeños avistamientos, fotografías que muestran formas borrosas en los cielos o relatos de fenómenos inexplicables:

31 de enero de 1916

Un piloto británico que volaba cerca de Rochford reportó una línea de luces que se asemejaban a las ventanas de un ferrocarril de carga. Las luces se elevaron en el cielo para luego desaparecer.

5 de agosto de 1926

El explorador ruso Nicholas Roerich reportó que miembros de su expedición – a la sazón viajando por las montañas de Humboldt en la región Kokonor del Tíbet – vieron algo grande y brillante que reflejaba el sol, como un óvalo gigantesco moviéndose a gran velocidad. El objeto habría cambiado de rumbo en pleno vuelo, desapareció en los cielos después de un tiempo, pero el fenómeno fue lo suficientemente largo para que los exploradores pudieran sacar sus gafas de campo.

Enero de 1926

Un piloto norteamericano reportó seis “tapas de alcantarilla” voladoras entre Kansas y Colorado.

Septiembre de 1926

Un piloto al servicio del sistema de correos norteamericano afirmó que se vio obligado a aterrizar en Nevada debido a un objeto volador gigantesco, cilíndrico y carente de alas.

1927

Existe una fotografía en Cave Junction, Oregon (Estados Unidos) en la que aparece un disco volador. El bombero voluntario de aquella región, cuando se le preguntó al respecto, respondió: “sucedió en 1927 o 1928”. La veracidad de la foto no ha sido comprobada, pero no hay duda de que lo que muestra es un platillo volador.

 

24 de febrero de 1942

En un suceso bastante risible, la aparición de ovnis desencadenó la movilización masiva de las defensas aéreas estadounidenses en un episodio conocido como la Batalla de Los Ángeles. Los norteamericanos pensaron inicialmente que se trataba de un ataque japonés.

1944 – 45

Durante la Segunda Guerra Mundial, los pilotos de bombarderos desarrollaron el término “Foo Fighters” para referirse a esferas metálicas voladoras y de colores brillantes que regularmente detectaban (y a veces fotografiaban) los bombarderos aliados.

18 de mayo de 1946

Gösta Karlsson, ciudadano sueco, declaró el haber visto un platillo volador y sus pasajeros alienígenas. Actualmente hay un pequeño monumento en el lugar que retrata el suceso. Este fue solo uno de muchos encuentros en 1946 en Suecia, los cuales son conocidos como los “cohetes fantasma” y generaron serias preocupaciones en las altas esferas del gobierno de este país.

26 de junio de 1947

Kenneth Arnold, piloto estadounidense, declaró haber visto una línea de 9 objetos brillantes volando sobre el Monte Rainier a una velocidad que el piloto declaró superior a los 1500 km/h. Su historia alcanzó cubrimiento nacional y popularizó el concepto del platillo volador como la insignia de los ovnis. Su relato se considera el inicio de la historia moderna de los ovnis, y facilidades en la aviación, la fotografía y la difusión de la información llevarían a que en los años por venir las apariciones de ovnis se multiplicara de manera exponencial.

Todos estos eventos, excepto uno, hablan de platillos voladores, a pesar de que esta figura solo se popularizaría a finales de los años 1940. Esto ha llevado a los defensores de la teoría del contacto extraterrestre a afirmar que se trata de visiones legítimas y de la prueba de que seres de otros planetas nos han visitado anteriormente.

Consideraciones de esta “ovnilogía” temprana

A partir de 1910 el desarrollo de la aviación llevará a que cada vez más pilotos declaren haber visto objetos desconocidos en los cielos. Lo impresionante, sin lugar a dudas, es que personas que no conocían ni creían en los platillos voladores los describieran con tanto detalle: su naturaleza brillante y metálica aparece por igual en los anales de los pilotos y en las memorias de los exploradores. La abundancia de eventos y su semejanza, sin lugar a dudas, hablan a favor de la idea del contacto, pues desvelar cada uno de estos misterios por separado sería una tarea titánica y seguramente imposible.

Con base en lo visto en estas dos entregas me gustaría que comentaran: ¿creen en los extraterrestres? ¿En su contacto con los seres humanos? ¿nos han visitado desde tiempos históricos, o son todas estas historias creaciones de la mente humana y/o fenómenos naturales que pueden explicarse de otras manera?

Fuente de imágenes: 1: interpretaciondesuenos.es; 2: indagadores.files.wordpress.com; 3: ufocasebook.com; 4: 4.bp.blogspot.com.

Los OVNIS en la Historia: apariciones entre 1910 y la Segunda Guerra Mundial

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                 

Bibliografía

El pensante (22 Mayo, 2015). Los OVNIS en la Historia: apariciones entre 1910 y la Segunda Guerra Mundial. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/los-ovnis-en-la-historia-apariciones-entre-1910-y-la-segunda-guerra-mundial/