Las profecías de Siener van Rensburg

Personas sorprendentes, Profetas y profecías

El profeta de Transvaal

Nicolaas Pieter Johannes van Rensburg fue un Bóer de la república de Transvaal y posteriormente un ciudadano de Sudáfrica. Nació en 1864, época en que las colonias Bóer de origen alemán eran importantes e influyentes en el sur de África, antes de la guerra contra Inglaterra.

Van Rensburg comenzó a tener sus visiones a los 36 años, exactamente un día antes del estallido de la segunda guerra entre el Imperio Británico y los colones Bóer. De acuerdo con su versión, sintió como un visitante nocturno lo despertó para advertirle de lo que venía e indicarle que su trabajo debía hacerlo en nombre de Dios.

Debido a sus preocupaciones y al miedo que esta visión generó en él (y que por lo visto lo inhabilitó en el campo de batalla), sus superiores decidieron enviarlo de vuelta a su hogar, donde las sensaciones continuaron. Van Rensburg decidió volver a la guerra en medio del cerco de Kimberley, en donde una visión le había advertido de las horribles consecuencias de la guerra y de la muerte y la derrota que sobrevendrían.

Historias de la Guerra

En la guerra, van Rensburg comenzó a ganar notoriedad por predecir acertadamente los movimientos enemigos. Se dice que gracias a esta información logró escapar a varios cercos (entre ellos Kimberley y Paarderberg) y que los comandantes lo solicitaban en el frente para realizar sus estrategias de combate.

Pero la actuación más espectacular de este “profeta bélico” fue sin lugar a dudas bajo el mando del General de la Rey, quien solicitó personalmente la ayuda de van Rensburg. El 7 de diciembre del año 1900, el General se encontró acorralado contra el río Caledon, que a la sazón se encontraba en crecida. El río, de la mano con la posición de las tropas inglesas, prácticamente obligaron a rendirse al general. Sin embargo, en el último segundo llegó un mensaje de van Rensburg, quien había previsto la situación y definido una ruta de escape que salvó al general y su ejército. Los británicos que siguieron a los Bóer fueron arrastrados por la corriente.

En varias ocasiones las visiones de van Rensburg salvaron en el último segundo la situación. Una de sus advertencias con respecto a un ataque inminente no fue escuchada a tiempo, y el vidente fue el único en escapar de un cerco que llevó a la rendición de un batallón de más de un millar de soldados.

En enero de 1901 ocurrió uno de los casos más famosos: van Rensburg tuvo una visión con respecto a 3 mujeres Bóer que habían escapado de los campos de concentración enemigos. El grupo encargado de buscarlas las localizó pocos días después, algo que no habría sucedido si no hubieran sido advertidos por el soldado.

Sin embargo, la guerra comenzó a cobrar víctimas. Van Rensburg tuvo la desgracia de preveer la muerte de sus dos hijas, quienes perecerían en uno de los campos de concentración británicos, víctimas de una epidemia. Al final, los Bóer perderían frente a la cruel estrategia británica de encerrar a sus familias en campos de concentración (para destruir el apoyo local).

Continúan las visiones tras la Guerra

Tras la guerra, van Rensburg no tendría el mismo papel influyente, pero seguiría sufriendo de las mismas visiones. Muchas veces, según él mismo, sus visiones parecían no tener sentido y no era hasta después que comprendía a qué se referían. Se dice que predijo decenas de eventos mundiales y locales (incluyendo la muerte accidental del General De la Rey en 1914), aunque muchas de sus visiones jamás fueron interpretadas.

Entre las predicciones precisas que realizó se encontraban el surgimiento del comunismo y de la Primera Guerra Mundial, la llegada de la epidemia de gripa de 1918, la pérdida de Inglaterra de todas sus colonias y el conflicto racial. De acuerdo con varias versiones (que lamentablemente es complicado verificar) van Rensburg también habría predicho la importancia de un hombre como Mandela en la Historia de Sudáfrica, la independencia de Irlanda, la guerra civil en el este europeo, el gobierno negro en Sudáfrica e incluso el desastre nuclear de Chernóbil. También habló de una epidemia terrible en África, que muchos creen es la epidemia de SIDA (que ha golpeado con particular fuerza este continente).

La última profecía

Lamentablemente, no pude encontrar un lugar en el que aparecieran registradas todas sus visiones, para que aquellas que no han sido interpretadas (o no han terminado de cumplirse). Por lo visto, van Rensburg también habló de la llegada de una Gran Guerra en las primeras décadas del siglo XXI que involucraría “terribles rayos eléctricos que traen la muerte y la destrucción desde los cielos y el subsuelo, e inundan la tierra de sangre”. Mientras que algunos creen que se refiere a láseres, otros piensan que se trata de ataques con pulsos magnéticos.

En esta guerra, de acuerdo con las visiones (o la interpretación de ellas), Inglaterra será destruida hasta los cimientos y los Estados Unidos perecerán no por las armas, sino por la deuda que con ellas vendrá. Serán los rusos quienes ganen la primera parte de esta batalla (apoderándose de Inglaterra), pero los alemanes los que sean capaces de resistir hasta el final gracias a nuevas tecnologías brindadas por sus aliados norteamericanos.

Ah, y para terminar habló de la destrucción de Japón por terremotos.

¿Qué opinas? ¿Qué tan precisas te parecen estas profecías?

Fuente de imágenes: 1 y 2: heavenawaits.files.wordpress.com, 3: samilitaryhistory.org

Las profecías de Siener van Rensburg

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (26 Julio, 2015). Las profecías de Siener van Rensburg. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/las-profecias-de-siener-van-rensburg/