Las Gentes del Agua: pueblos que se han edificado sobre ríos, lagos o mares, parte 1

Civilizaciones, Lugares peculiares, Tops y listados

Bellísimo mural que retrata a Tenochtitlán, primer lugar de nuestra lista

El recurso más invaluable

Para nadie es un secreto que el agua es un recurso fundamental, clave en el futuro del mundo. Con miles (o más) de fuentes en peligro, la falta de agua apta para el consumo humano y para las necesidades industriales, agrícolas y del sector servicios se perfila como uno de los asuntos más problemáticos que tendremos que enfrentar en los años por venir.

Es la modernidad, que todo lo capitaliza. Porque en el pasado, el agua era algo muy diferente.

Recurso de vida, era también temida y respetada: todos conocían las desgracias que acaecían cuando los cielos no dejaban de llover, que llevaban, a veces, a la destrucción de poblados completos y la pérdida de los cultivos. Así mismo, las aguas de los ríos podían un día crecer y retomar sus antiguos dominios – destruyendo las ciudades allí construidas – y las aguas de los océanos podían levantarse y llevar todo a su paso. No en vano existen innumerables leyendas de ciudades hundidas.

Sin embargo, el agua también fue el hogar de un sinnúmero de pueblos que se adaptaron a su flexibilidad y supieron aprovechar todas sus ventajas. Pueblos que construyeron su sociedad sobre el valioso recurso hídrico.

Ellos son las Gentes del Agua.

Las Gentes del Agua

Tenochtitlán: la imponente capital azteca

Todos conocemos la trágica historia de Tenochtitlán, seguramente la ciudad más impresionante en América en tiempos de la llegada de los europeos, que fue destruida hasta los cimientos en la guerra en la que Cortés, con gran astucia, dirigió a miles de soldados tlaxcaltecas contra sus antiguos enemigos.

Aunque difícilmente podríamos decir que los aztecas son “gente del agua” en el sentido estricto del término – ya que su dominio se erigió sobre las tierras mayoritariamente continentales –, es forzoso resaltarlos aquí pues su capital es un ejemplo único de arquitectura sobre el agua.

Cuenta la leyenda que Huitzilopochtli, deidad suprema de los aztecas, les ordenó fundar su Imperio en el lugar donde vieran un águila devorando una serpiente sobre un nopal. Tras vagar por décadas, la visión se concretó en un islote del Lago Texcoco.

Sería allí donde se fundaría una ciudad completamente magnífica. Usando plataformas y puentes construirían gigantescos edificios en el centro de la ciudad, rodeados por miles de casas y 3 magníficas calzadas que comunicaban el islote con la tierra circundante. Cada una de las calzadas tenía canales por los que se movían, en el día a día, más de 60 mil canoas encargadas del transporte de bienes y personas, de la limpieza de las calles y del cuidado de las chinampas.

Este último aspecto es fundamental en la Historia de los Mexicas y en su aparición en esta lista. Las chinampas eran cultivos acuáticos, realizados en balsas llenas de tierra que se fertilizaban con materia orgánica y en putrefacción y se consideran el cultivo tradicional más eficiente en la Historia del Mundo, pues podían producir hasta 7 cosechas por año. Eventualmente estas balsas se “anclaban”, se usaban como lugares de habitación y nuevas chinampas se construían sobre el lago.

Los aztecas, entonces, tenían una “agricultura acuática” única en su tipo e increíblemente exitosa. Sólo por esto (sin tener en cuenta sus canoas de guerra, su sistema de intercambio basado en el lago o el simple hecho de que construyeran la ciudad sobre Texcoco) vale la pena considerarlos “gentes del agua”.

Venecia

Volvemos con otra importante ciudad histórica. Conocida como La Señoría en tiempos medievales, Venecia fue fundada en algún momento luego de la caída del Imperio Romano por refugiados que huían de la anarquía que se apoderó de la península. Encontraron un buen refugio en un archipiélago de islas que pronto se convertiría en una Gran Ciudad.

Los célebres canales de Venecia

Venecia fue un verdadero Imperio. En su momento de gloria, su poderío la convirtió en la ciudad más rica de Europa, con dominios terrestres que se extendían a lo largo del Mediterráneo y con un práctico monopolio de las rutas comerciales con Oriente.

Venecia, desde sus orígenes, fue una ciudad de agua, construida sobre islotes y comunicada mediante canales. Por sus calles jamás han rodado carruajes o vehículos, sino las clásicas góndolas y las canoas de los habitantes. Pese a que era una ciudad europea, erigió su dominio no en las tierras interiores sino en las costas mediterráneas y en todo el Mar cuyas flotas recorrían de este a oeste.

Por haber vivido toda su historia en contacto cercano con el Adriático y haber construido su ciudad sobre las olas, los venecianos merecen, también, el título de “Gentes del Agua”.

Ganvie

Ubicado en Benin, país de África Occidental, Ganvie es en ocasiones denominada “La Venecia de África”. Se trata de una ciudad erigida sobre un lago usando casas que se elevan sobre las aguas. Al igual que Venecia, carece de transporte terrestre y es exclusivamente acuática.

“La Venecia de África”

Ganvie es solo una de muchas ciudades lacustres en África, pero se considera la más importante por su tamaño: más de 20.000 habitantes. Los demás ejemplos del continente podrían ser considerados aldeas, más que ciudades.

Fundada como un refugio contra los traficantes de esclavos allá en el siglo XVII, Ganvie se convirtió pronto en una cuidad exitosa que supo aprovechar los recursos del agua. En la actualidad sus habitantes han reemplazado la agricultura con la piscicultura con mucho éxito, y la ciudad es un importante destino turístico.

En un próximo episodio veremos más sociedades que se construyeron sobre las aguas.

Parte 2

Fuente de imágenes: 1: tolteca-guillermomarin.blogspot.com.co, 2: viajeropedia.com, 3: kuriositas.com

Las Gentes del Agua: pueblos que se han edificado sobre ríos, lagos o mares, parte 1

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: