Las desconocidas alianzas de la familia Bin Laden

Complots y conspiraciones, Historia, Sociedad

La Familia Real Saud

Una alianza mutua

Hablar de alianzas entre las Teorías de la Conspiración es un punto central. A la hora de algún suceso importante, como una guerra o un ataque terrorista, será más fácil entender dicho hecho.

Y es que desde inicios del siglo XXI la mayoría de hechos sucedidos en Medio Oriente han sido poco entendidos por la mayoría de las personas, es más fácil creer que todos los árabes son violentos, fanáticos religiosos y extraños.

Hemos temido por años acercarnos a esta cultura por los medios de comunicación oficiales, sin embargo, ya es hora de conocerlos más de cerca porque los actos que ellos cometen tienen una importancia central en el mundo actual, sin importar el lugar, el bombardeo mediático nos obliga a conocer la verdad y en ella, encontraremos secretos asombrosos.

Bin Laden y la Casa Saud

Una guía necesaria para acercarnos a las teorías de conspiración que nacen de Al Qaeda, es el curioso libro La Sociedad de las Mentiras (2008), hecho por varios teóricos conspiradores. A continuación mostraremos una de sus teorías acerca de la familia Bin Laden. Los hechos fueron sacados de noticias reales y no se habla de ficción alguna.

Primero, debemos recordar que Osama Bin Laden, el “temido terrorista yihadista” al que le han impuesto el derribo de las Torres Gemelas, es hijo de una de las familias más ricas de todo el mundo y que además comparte el poder económico de Arabia Saudí, con la realeza de la Casa Saud.

El padre de  Osama Bin Laden

A inicios del siglo XX el padre de Osama, el señor Sheikh era muy pobre y de una región marginal de Yemen. Con los años se estableció en Arabia y creó una empresa de construcción que hizo uno de los palacios reales más exquisitos de la Casa Saud. Se volvió tan rico que incluso se han mencionado fuertes préstamos monetarios hechos de su parte a la realeza en algunos momentos donde estuvieron en crisis.

Un círculo algo cerrado

Sheikh Bin Laden se convirtió en el Ministro de Obras Públicas y se adjudicaba todos los contratos nacionales para su familia. Con esto se volvió millonario y al igual que la familia real, sus hijos estudiaban en las mejores escuelas y también sentía indiferencia por lo que sucediera con la mayoría de la sociedad que se debatía entre la inanición y la miseria.

El día en que murió por el accidente aéreo de 1967,  Sheikh dejó más de 50 hijos y 22 esposas. Además una gigantesca fortuna que se repartió muy bien entre todos los hijos. Se menciona que Osama, (uno de los hijos menos importantes, ni siquiera fue primogénito y su mamá era la esposa número 11 de Sheikh), recibió una enorme fortuna de treinta millones de dólares.

Además la compañía creada por el padre fue fundida entre los intereses de la casa real y todos los hijos Bin Laden, la gran alianza que se desarrolló entre ellos tenía como base la confianza y la lealtad.

El nuevo negocio de los Bin Laden

Las armas se volvieron el principal negocio de los Bin Laden junto con el de la construcción. Como siempre tuvieron el respaldo de la familia real, ellos financiaron las armas que usarían los grupos radicales que surgirían a partir de los años ochentas.

Además con sus negocios ayudaron a financiar la Yihad en Afgnistán y Pakistán como lo mencionaremos más adelante. Los negocios y la religión están muy ligados en Oriente, por eso la Casa Saud buscó acabar a los chiitas como fuera, los negocios que hicieron con EEUU ayudaron con este propósito y además la fundación de muchos grupos religiosos wahabistas en todo el Medio Oriente desde hace unas décadas.

Los Bin Laden financiaron las armas y parte de la logística en esta etapa, pues llegó un momento donde los intereses de la realeza también fueron los de los Bin Laden, el gran emporio económico de Arabia.

El miedo al Islamismo Chiita

Cuando pasaron los eventos del 9-11, la familia Bin Laden dijo que ellos se sentían avergonzados de Osama y le quitaron la nacionalidad arguyendo que ellos no querían tener asesinos en su familia. Todos saben que lo que se dice a nivel diplomático casi nunca es verídico, pues desde la década de los ochentas los sauditas veían con miedo lo que sucedía en Irán.

La revolución fundamentalista que hicieron los chiitas en Irán, construyó una cultura basada en los valores propios de la cultura heredada por Mahoma. Claramente los occidentales fueron sacados, al igual que su cultura consumista, por ser profana con lo que la sociedad creía.

Es en este momento donde los occidentales comenzaron a ver con malos ojos el país iraní. Así que aprovechando, la Casa Saud buscó financiarse para acabar a los chiitas con la creación de los mencionados grupos yihadistas que con el tiempo debían ser hostiles con los chiitas y apoyar al rey saudí.

Sayyafabad

El inicio de Osama Bin Laden

Es en este escenario donde entra Osama. La persona elegida para que financiara los fondos para los grupos yihadistas y el encargado de propagar la religión wahabí por Afganistán. En un inicio su financiación consistió en apoyar a Abd Sayyaf, el afgano que organizó las bases de todo el wahabismo.

Abd aprovechó la creación de Sayyafabad, un lugar donde se impartía la religión wahabí y que permeó gran parte del país afgano y del mundo árabe. Es aquí donde Bin Laden organizaría el inicio de su Al Qaeda, un grupo que después parecería “salirse de las manos” por el nivel de radicalismo alcanzado.

Imágenes: 1: detectivesdeguerra.com, 2: historycommons.org, 3: newsinfo.inquirer.net

Las desconocidas alianzas de la familia Bin Laden
Se habla de:                             

¿Conoces acerca de...?