Las cuevas de Sablinskaya o cuevas de los caníbales

Lo más reciente:

Laberinto de terror

En un complejo cavernario ubicado a cuarenta kilómetros de San Petersburgo, la segunda ciudad más grande de Rusia, las cuevas se convirtieron y sirvieron como refugio para cientos de personas que huían de los horrores de la II Guerra Mundial, ese lugar es llamado las cuevas de Sablinskaya.

En el siglo XVIII, se descubrió que las cuevas de Sablinskaya, albergaba grandes cantidades de arena sílice, material base para la fabricación de vidrio. La extracción de éste mineral convirtió aquella cueva en un laberinto subterráneo de más de siete kilómetros, con lagos inundados y decenas de grandes salas conectadas por pasillos varios metros de altura.

Mucha gente perdió la vida mientras laboraba en las minas, las condiciones de trabajo eran inhumanas y las situaciones de riesgo siempre fueron constantes. Eran tales los accidentes que, entre los mismos trabajadores de las cuevas, empezaron a correr varios rumores sobre sucesos paranormales: una dama vestida de blanco, con el rostro cubierto, que recorría cada uno de los pasillos, lamentándose sobre las muertes de los mineros.

Había otra historia, que contaba que un anciano con prominentes barbas grises se aparecía para advertirles sobre zonas que corrían el riesgo de derrumbarse. Por último, pero no menos aterrorizante, se rumoraba sobre la presencia de seres intraterrestres que hacían desaparecer a los trabajadores.

En el año de 1924, los trabajos en las minas fueron abandonados, pero eso no evitó que la gente siguiera usando las cuevas para asuntos ilícitos: los criminales se escondían allá, con la esperanza que la ley no pudiera alcanzarlos.

La guerra trajo el canibalismo

Hitler trazó un plan macabro: su idea era invadir San Petersburgo, y como se mencionó antes ese sitio era una de las ciudades más grandes, contaba con una población de más de tres millones de personas. Al atacar esa gran ciudad, el dictador alemán no solo conseguiría acceso a considerables recursos y  romper el frente soviético, sino que bajaría la moral del resto del País. Primero, la población luchó fervientemente contra los nazis, pero sus enemigos decidieron que lo más práctico sería sitiar la ciudad.

Durante 900 días los Nazis cortaron cada suministro del lugar y poco a poco, las personas tuvieron que enfrentarse a terribles situaciones: la electricidad fue cortada, por lo tanto la calefacción dejó de funcionar, las personas se vieron asoladas por temperaturas menores a los 30 grados, la comida empezó a escasear y para poder alimentarse consumían de lo que hubiera a la mano; palomas, gatos y ratas. Al no haber más animales, las personas comieron papel de paredes, hojas de libros y empezaron a hervir los cinturones de cuero.

La situación se tornó más abrumadora y empujó a la gente a consumir cadáveres, pero eso no se detuvo ahí, el canibalismo invadió las calles. Las personas empezaron a traficar con cadáveres e inclusive los vivos ya no estaban seguros, el hambre encegueció a todos.

Colonias bajo la tierra

Con la ciudad liberada y una paz que empezaba a retornar poco a poco, la justicia no tardó en llegar y se acusó a más de 1.400 personas de canibalismo; más de 300 fueron condenados a muerte, el resto huyó a las cuevas de Sablinskaya.

En la década de los 70’s, las autoridades gubernamentales intentaron rehabilitar las cuevas. Cuán no sería su sorpresa cuando se dieron cuenta que en las profundidades habitaban grupos de personas con nombres bastantes perturbadores: los Sádicos, los Palos o los Kamikazes. La policía los evacuó de esa zona, pero se cree que algunos escaparon y se ocultaron más profundo.

Los expertos y algunos profesionales, señalan que las desapariciones son debidas a que en ciertas partes de la cueva hay arenas movedizas y lagunas profundas, pero ninguno de los cuerpos de las víctimas ha sido encontrados. Antiguos miembros de las colonias que habitaban allá abajo, alegaron que varios de sus compañeros también tuvieron desapariciones misteriosas.

Actualidad de Sablinskaya

Sí uno visita las cuevas, podrá encontrar una galería bautizada con el nombre de la Sala de los Caníbales, la cual está adornada con diferentes cráneos y en el centro del lugar cuelga una muñeca decorada de una forma espeluznante. También colgando del techo está la cabeza de un maniquí bocabajo y en una esquina, casi a la salida de la sala, hay una cruz que indica la tumba de alguien que murió en extrañas circunstancias. Nadie sabe con exactitud quien es el difundo o quien lo sepultó.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades para mantener el sitio seguro y una opción viable para el turismo, las desapariciones se siguen dando y no hay respuesta concreta a tal situación. Es así que, a riesgo de los visitantes y bajo normas muy estrictas, se acotó una zona segura que es regida bajo ciertas reglas, no te separes del grupo y no explores solo, siempre atento a la persona encargada.

Bibliografía:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Sitio_de_Leningrado
  2. https://okdiario.com/curiosidades/cuevas-sablinskaya-1935211
  3. https://www.youtube.com/watch?v=9xgyMxYIZCE

Imágenes: 1 y 3: docplayer.es, 2: okdiario.com

Las cuevas de Sablinskaya o cuevas de los caníbales
4 julio, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar