Las 6 cosas más extrañas que han sido detectadas en el espacio

Cosmos, Tops y listados

Representación de un agujero negro (que, como es lógico, somos incapaces de ver)

El Gran Vacío

Tenemos la noción del espacio exterior como un lugar hostil, como un ambiente que no está pensado para ningún tipo de vida y en el que los seres humanos seríamos incapaces de subsistir.

Bueno… hasta cierto punto, tenemos razón. Pero el espacio es también un lugar magnífico, lleno de misterios que ocultan en su interior la naturaleza del universo. Y aunque tendemos a pensar en él como una gran región vacía con una que otra estrella y algunos planetas rondando por ahí, el espacio está en verdad lleno de sorpresas.

En esta lista veremos aquellos objetos del Universo que resultan particularmente interesantes, ya sea por su forma, su composición o su naturaleza desconocida. No siendo más, empecemos:

Agujeros negros                

Es inevitable comenzar nuestro viaje por los enigmáticos agujeros negros. Aunque a estas alturas prácticamente todo el mundo los conoce, al menos de nombre, siguen siendo objetos temibles, misteriosos y un tanto extravagantes.

Comencemos por su formación. Un agujero negro es la consecuencia de un evento catastrófico, normalmente, la muerte de una estrella gigante. La estrella puede explotar o comenzar a comprimirse de manera menos dramática: en cualquier caso el resultado será el mismo.

En algún momento, la gigantesca masa (o las inmensas presiones de la explosión) hace que la gravedad supere los límites de resistencia de la materia y los electrones, normalmente distanciados de los protones, chocan con ellos anulando sus cargas y formando un neutrón. Al no ser presa de las fuerzas que separan los átomos (entidades que son en su mayoría espacio vacío), los neutrones pueden “apilarse” unos sobre otros generando una densidad increíble: un lápiz hecho únicamente de neutrones pesaría más de 100 toneladas.

Estas estrellas de neutrones, sin embargo, no son el final. En ocasiones la gravedad es tal que incluso los neutrones colapsan, formando un objeto de características físicas que no comprendemos y con densidades ridículas: la gravedad de estos objetos es tal que ni siquiera la luz puede escapar de allí.

Los agujeros negros son objetos de alguna manera incomprensibles, pero de cuya existencia estamos seguros. Pese a que son bastante conocidos, su naturaleza peculiar los hace dignos de estar en esta lista.

Estrellas de neutrones

Si hablamos de agujeros negros, es forzoso mencionar las estrellas de neutrones, cuya naturaleza al menos somos capaces de aprehender un poco más.

Como mencionaba arriba, se trata de cuerpos constituidos casi completamente por neutrones en los que no hay prácticamente espacio vacío. Para hacerse a una idea, la estrella de neutrones promedio tiene unas 2 veces la masa del sol y un radio de 12 kilómetros. El sol, valga aclararlo, es unas 60.000 veces más grande.

Las estrellas de neutrones tienen gravedades tan altas que no sabemos con certeza qué se esconde en su interior: podrían ser más neutrones o algo diferente… que ni siquiera podamos imaginar.

 

Un planeta… hecho de diamante

Sí, como lo oyen. Se trata de 55 Cancri e, un cuerpo ubicado en un sistema estelar compuesto por dos estrellas enanas que es considerablemente más grande que la Tierra y muchísimo más denso. Claro, esto se debe a que alrededor de un tercio de su masa está compuesta por diamantes.

Por ahora, no sabemos mucho del planeta e incluso su composición sigue en debate, pero está claro que al menos una parte son diamantes… muchísimos más de los que existen en la Tierra.

Y una estrella… también hecha de diamantes

Si existe un planeta hecho de diamantes, ¿por qué no habría de existir una estrella?

Se trata de PSR J2222-0137, la estrella más fría hasta ahora conocida. Ubicada a unos 900 años luz de nuestro sistema solar, este cuerpo tiene un tamaño apenas ligeramente superior al terrestre y una temperatura de sólo 2.700 °C, en términos estelares está prácticamente helada.

El agotamiento de su combustión interna parece haber causado que el carbono que la compone se cristalizara, convirtiéndose a efectos prácticos en un diamante del tamaño de la Tierra. La estrella está acompañada por un pulsar, esto es, un cuerpo que gira rápidamente emitiendo radiación, y fue gracias a esto que pudo ser detectada.

Un asteroide con anillos

No solo los planetas pueden tener anillos: algunos asteroides también tienen estas características. Es el caso de Chariko, un cuerpo que orbita en torno al sol entre Saturno y Urano y que tiene unos 200 kilómetros de diámetro. Recientemente descubierto, este cuerpo cuenta con dos anillos compuestos por trozos de hielo, como los de Saturno, que orbitan a su alrededor. El descubrimiento fue confirmado con siete telescopios.

 

 

Una nebulosa hecha de alcohol

Lamentablemente para quienes gustan del licor, el principal componente de la nebulosa no es el etanol (el alcohol que normalmente bebemos), sino el metanol, tóxico para los seres humanos.

En cualquier caso, la nebulosa contiene miles de millones de litros de alcohol y su estudio resulta fundamental para la comprensión de la vida, ya que el alcohol es un compuesto orgánico y al menos en la Tierra sólo puede obtenerse mediante organismos biológicos.

El lugar fue bautizado como Sagitarius B2, y contiene una cantidad importante de etanol (el que se bebe) pero una cantidad muchísimo mayor de metanol.

Fuente de imágenes: 1 y 2: wikipedia.org, 3: starmedia.com, 4: astronomy.com, 5: rpp.pe, 6: mentalfloss.com

Las 6 cosas más extrañas que han sido detectadas en el espacio


¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                                                     

Lo más reciente