Las 10 enfermedades que más muertes causan en el mundo


Lo más reciente:

Enfermedades letales

Cuando hablamos de enfermedades letales, lo primero que piensan muchas personas es en casos cuya mortalidad está casi asegurada, como la rabia o el ébola. Muchos seguramente pensarán también en el SIDA, pero en la actualidad el VIH ha sido tratado exitosamente y mientras la persona tome sus medicamentos la enfermedad no resulta de gravedad. Es una enfermedad crónica, sí (lo que significa que aún no puede ser curada), pero ya no se considera mortal. De hecho, desde el 2012 más o menos ya no se considera mortal.

Pero bueno, volviendo al tema, este no es el objetivo de esta lista. Como en el caso de Los 10 animales más letales del mundo, aquí no hablaremos de las enfermedades más graves, sino de las que más matan personas. Y de hecho, ya realizamos una lista sobre las enfermedades más mortíferas, que pueden ver en el artículo Las 10 enfermedades más letales del mundo.

En este caso, sin embargo, hablaremos de las enfermedades que más personas matan, en el mundo, sin tener en cuenta si son peligrosas o más bien benignas, pero con altísimas tasas de infección. Un detalle: hablaremos aquí de enfermedades en general, es decir, incluyendo enfermedades no infecciosas como el cáncer o los problemas cardiacos, que son causadas por factores internos, y no se transmiten.

  1. Cirrosis (1.2 millones de muertes)

La cirrosis es una enfermedad causada por el daño generalizado causado al hígado, por lo general debida al exceso en el consumo de alcohol. Sin embargo, también puede ser causada por factores como la acumulación de tejido graso alrededor del hígado, aún cuando la persona no consuma una gota de licor, y por el contagio de hepatitis.

En esencia, el hígado se lastima al recibir ciertos tipos de sustancias y genera una cicatriz, la cual se convierte en una “barrera” para que el hígado realice su trabajo adecuadamente. La terapia indicada es una cirugía para remover la cicatriz, luego de lo cual las personas pueden seguir con su vida normal… siempre y cuando quede suficiente hígado para mantener limpio el organismo.

  1. Tuberculosis (1.3 millones de muertes)

En el noveno puesto de nuestra lista se encuentra la tuberculosis, una enfermedad causada por la bacteria mycobacterium tuberculosis. La enfermedad es tratable con antibióticos (aunque hay algunas cepas que han generado resistencia), pero suele afectar con fuerza a personas que tienen un sistema inmune deprimido, en particular aquellos que ya sufren de SIDA.

Hace 15 años, la cantidad de muertos de esta enfermedad era prácticamente el doble, y gracias a las mejoras en el acceso a tratamiento ha ido bajando consistentemente, pero sigue siendo una de las enfermedades más mortales del mundo. En la actualidad, hay una vacuna (BCG) que permite proteger contra la enfermedad.

 

 

 

 

  1. Diarrea (1.4 millones de muertes)

Bueno, el problema no es la diarrea en sí, sino la deshidratación que genera, que puede llevar a serios problemas e incluso a la muerte si no se trata con la urgencia adecuada.

El tema con la diarrea es que podría ser una especie de “trampa”, pues puede ser causada por virus, bacterias, o incluso por comida en mal estado. Sin embargo, para efectos médicos se considera una sola enfermedad, y es la octava más mortífera en el mundo.

La diarrea es particularmente peligrosa para niños y personas mayores, quienes tienen menor tejido y por lo tanto presentan mayor riesgo de una rápida deshidratación (es decir, la pérdida de agua y sodio en el cuerpo). Se calcula que esta es la segunda causa de muerte en niños menores a 5 años en el mundo.

En la imagen, la bacteria del cólera, uno de los peores causantes de

  1. Alzheimer (1.5 millones de muertes)

Pensamos en el Alzheimer como una enfermedad asociada a la pérdida de memoria, no a la pérdida de la vida, pero lo cierto es que es una de las enfermedades más letales del mundo. Al destruir el cerebro, el Alzheimer genera la pérdida de capacidades mentales fundamentales y termina por llevar a la muerte de un individuo.

Mientras que la diarrea y la tuberculosis están descendiendo vertiginosamente, los casos de Alzheimer de hecho han aumentado, pasando de 1.2 a 1.5 millones entre 2000 y 2015.

  1. Diabetes (1.6 millones de muertes)

La sexta causa de muerte más importante en el mundo es la diabetes, o el incremento en los niveles de azúcar en la sangre.

La diabetes puede generarse por dos causas: primero, por daños en el páncreas (cuya causa actualmente desconocemos) que llevan a que el cuerpo deje de producir insulina y el azúcar se incremente de manera considerable. En estos casos, la persona deberá inyectarse insulina cada vez que come, por el resto de su vida, para “reemplazar” la función perdida de su páncreas.

Pero es mucho más común que ocurra por otra causa: por el exceso en el consumo de carbohidratos y la obesidad. En este caso, controlar la situación sin solucionar el problema de fondo es mucho más difícil, y los niveles de azúcar se van incrementando de manera gradual hasta comenzar a generar problemas serios en la circulación, en los nervios y en los ojos, llevando a la ceguera y la falta de sensaciones que pueden causar problemas desde accidentes hasta una falla renal o una gangrena.

En la imagen, el ataque autoinmune que genera la Diabetes Tipo 1.

  1. Cáncer respiratorio (1.7 millones de muertes)

Seguimos con uno de los mayores terrores actuales: el cáncer.

En este caso, se incluyen en la familia de “cáncer respiratorio” casos en la faringe, la laringe, la tráquea y los pulmones. Si bien un componente considerable del cáncer es genético, se sabe que factores como el humo del cigarrillo, la contaminación ambiental y ciertos químicos lo incrementan de manera considerable. En la actualidad, impulsado por la necesidad de más energía y movilidad (y el subsecuente incremento de la contaminación en muchas ciudades), esta enfermedad ha ido creciendo de manera considerable, pasando de 1.2 millones de muertes en 2000 a 1.7 en el 2015.

  1. Enfermedad Crónica de Obstrucción Pulmonar (3.1 millones de muertes)

También asociada al sistema respiratorio, esta enfermedad es en cambio una enfermedad progresiva en la que a la persona se le hace cada vez más y más difícil respirar. Por lo general causada también por humo, esta enfermedad no tiene cura, pero puede ser tratada con medicamentos para disminuir su avance. El enfisema y la bronquitis crónica son dos ejemplos de Enfermedad Crónica de Obstrucción Pulmonar.

Al ser una enfermedad de lento avance, pero crónica (esto quiere decir que no puede curarse), la enfermedad crónica de obstrucción pulmonar es una de las enfermedades graves con mayor número de pacientes: se calcula que en 2004 unos 64 millones de personas vivían con ella.

  1. Infección respiratoria (3.2 millones de muertes)

Aquí también se hace algo de trampa, pues una infección respiratoria puede deberse a causas variadas, incluyendo la influenza, la gripe, la bronquitis o la neumonía. En este caso, se trata de una serie de virus que infectan a una proporción considerable de la población mundial cada año, por lo que la enfermedad en sí no es tan grave (o bueno, las enfermedades), pero de no cuidarse adecuadamente puede rápidamente empeorar y llevar a la muerte. En este sentido, es quizás la influenza la más seria y peligrosa de las infecciones respiratorias, pues tiene un impacto considerable aún en una persona sana.

Para combatir las infecciones respiratorias se recomienda tener hábitos como lavarse las manos, evitar a personas enfermas y recibir las vacunas contra la influenza y la neumonía, en particular si se trata de personas que ya tienen un riesgo alto si llegasen a contraerla. En la imagen, el virus de la Influenza, uno de los más letales en la Historia.

  1. Accidente Cerebrovascular (6.2 millones de muertes)

Los accidentes cerebrovasculares ocurren cuando una vena o arteria que comunica el cerebro se ve súbitamente bloqueada, llevando así a la anoxia (esto es, la falta de oxígeno) y la muerte de células cerebrales. Si no se trata, un accidente cerebrovascular puede llevar a la muerte, pero aún cuando se trata suele resultar en discapacidades permanentes. Es más: en la actualidad los accidentes cerebrovasculares son la principal causa de discapacidades.

En general, se considera que si una persona busca ayuda antes de que pasen 3 horas desde el comienzo del episodio, es probable que no resulte en consecuencias graves. Sin embargo, muchos no reconocen los síntomas tempranos (como debilidad en la mitad del cuerpo) y esperan demasiado para buscar ayuda, cuando los daños ya son permanentes.

 

  1. Enfermedad de la Arteria Coronaria (8.8 millones de muertes)

Y sí, el gran ganador de nuestra lista, la enfermedad más letal en el mundo… es el infarto.

Las enfermedades del corazón son tremendamente subestimadas. Debido a que no son progresivas, sino que suelen ocurrir de un momento a otro, las personas suelen ser poco atentas a los síntomas y no tomar medidas preventivas. En este caso, el infarto asociado a la arteria coronaria se causa por una obstrucción parcial en una de las venas (por lo general asociada al exceso de grasa en las mismas).

Para prevenir esta dolencia, lo mejor es tener un estilo de vida saludable, con ejercicio y una dieta balanceada. Así mismo, es pertinente tener una presión arterial moderada, lo que significa que hábitos como fumar deben dejarse de lado.

Bibliografía:

  1. https://www.healthline.com/health/top-10-deadliest-diseases#copdv

Imágenes: wikipedia.org

Las 10 enfermedades que más muertes causan en el mundo
7 julio, 2019

Ver más Artículo al azar