Lagarfljótsormur: el gusano monstruoso de Islandia

Criptozoología, Leyendas

La leyenda del gusano gigante

Islandia es una región muy particular. Hogar de una sociedad extremadamente pacífica, muestra dinámicas sociales únicas en el mundo como una importante creencia en seres sobrenaturales (elfos, trolls y otros habitantes de las montañas y planicies volcánicas). Y también es el hogar de uno de los misterios más interesantes de la biología moderna.

Conocido como Lagarfljótsormur (literalmente, “el gusano de Lagarfljót”), se trata de una criatura larga, de la que se dice que supera los 10 metros de longitud y aparece periódicamente sobre las aguas del lago de este nombre: un antiguo lago glaciar ubicado bajo el nivel del mar. Al contrario que el monstruo del lago Ness, no parece presentar un cuerpo pesado, sino una serie de ondas sobre la superficie que hacen que se asemeje a alguna mítica serpiente marina (o en este caso, lacustre). Pero lo más interesante del gusano de Lagarfljót es que sus avistamientos están registrados desde el año 1345.

Avistamientos del monstruo en la Historia

Efectivamente, en los anales Islándicos de este año aparece la primera referencia a la criatura, que se considera aquí como un mal agüero, que indica catástrofes futuras. Desde este año son cientos, si no miles las personas que afirman que se han encontrado con la criatura, aunque, que se sepa, jamás ha atacado a una persona (de ahí la teoría de que se trata realmente de un gusano gigante). Los pocos intentos de encontrarla en su ambiente natural han fallado porque el lago, por sus características geológicas, es extremadamente turbio. Sin embargo, existen varios avistamientos que vale la pena reseñar:

El primero de ellos ocurrió en 1963, cuando Sigurður Blöndal, jefe del Servicio Forestal de Islandia, reportó haber visto al animal nadando en la superficie del lago. Algunos años más adelante, en 1983, un grupo de trabajadores que se encontraba colocando un cable telefónico subacuático detectaron en sus radares una gran masa cerca a la costa oriental del lago. Al acercarse, la masa desapareció y encontraron el cable roto justo bajo la medición anómala. De acuerdo con los trabajadores, el cable sufrió daños en 22 lugares diferentes y tenía varios cortes profundos. Por último, en 1998 un profesor y varios estudiantes de la escuela Hallormsstaðir vieron el monstruo nadando cerca de ellos.

¿Un video que prueba la leyenda?

Pero sin lugar a dudas el avistamiento más importante ocurrió hace apenas 3 años e involucró una clara filmación donde se ve un objeto alargado moviéndose sobre una corriente de agua. El video, que pueden ver aquí, indica claramente que algo estaba en el agua, aunque aún se debate sobre su naturaleza animal.

Quienes creen en la existencia de la criatura afirman que se trata de una especie de gusano gigante que se alimentaría de materia orgánica en el lago. Necesariamente debe tratarse de una población (aunque pequeña) o se trataría de un animal extremadamente longevo, capaz de vivir más de 700 años. Por su parte, sus detractores afirman que se trata de ilusiones generadas por las corrientes y la acumulación de deshechos y nieve en la superficie que genera ondas semejantes a las del supuesto gusano. Su argumento principal es la inviabilidad de un gusano de este tamaño y la inexistencia de pruebas sobre otro tipo de criatura (como una serpiente gigante).

Y tú, ¿crees que realmente exista el gusano de Lagarfljót? ¿O se trata, como dicen, de una ilusión?

Fuente de imagen: farm4.staticflickr.com.

Lagarfljótsormur: el gusano monstruoso de Islandia


¿Conoces acerca de...?


Lo más reciente