La vieja cárcel de Charleston

Hospitales Sanatorios y Casas encantadas, Lugares abandonados

 

La vieja y macabra cárcel

Ubicada en la ciudad de Charleston, en Carolina del Norte (Estados Unidos) se encuentra una de las estructuras embrujadas más conocidas de este país. Se trata de la Vieja Cárcel de Charleston, construida en 1802 y que permaneció en actividad hasta el año 1939. Miles de criminales famosos residieron allí, incluyendo asesinos, líderes de rebeliones esclavas (la cárcel se ubica en el “viejo sur” norteamericano) y, durante la guerra civil, miembros del ejército federal.

Antes de su construcción, el terreno en el que estaba ubicada se usaba como hospital, hospicio y centro de trabajos forzados para los esclavos que intentaban huir. Se construyó con capacidad para 130 prisioneros, pero en ocasiones superaría los 300 (algo tristemente natural en las cárceles) con lo que el hacinamiento generaría violencia, epidemias e innumerables problemas sociales. En total se calcula que alrededor de 10000 personas perdieron la vida en esta cárcel durante los 137 años que duró activa, ya fuera por ejecuciones, enfermedad o heridas causadas al interior.

La cárcel tuvo célebres criminales norteamericanos: Lavinia Fisher (y su esposo), quien sería la primera asesina en serie (mujer) de los Estados Unidos, Denmark Vesey (“Telemaque”) quien sería un esclavo liberado que habría organizado una gigantesca revuelta antes de su captura, y Jacque Alexander Tardy, un pirata caracterizado por envenenar a sus víctimas. Las tres personas mencionadas murieron en la horca de la prisión.

La cárcel, tras dejar de usarse, quedó en manos del Ayuntamiento de Charleston, quien lo vendió al American College of Buliding Arts en el año 2000. Desde entonces, esta institución ha hecho un esfuerzo considerable, aunque no del todo exitoso, en restaurar y mantener en buen estado la estructura. Pero también ha sido testigo de lo que parecen ser los espíritus de las personas que murieron en aquella cárcel.

El espíritu de Fisher

Uno de los más reconocidos, como no, es el fantasma de Lavinia Fisher. De acuerdo con los testigos, cuando la condenaron a muerte, momentos antes de que la colgaran, le gritó a la multitud “si alguno tiene un mensaje para el demonio, que me lo diga, pues habré de verlo en unos momentos”. Se dice que su espíritu aún ronda la estructura y que en una investigación realizada por el equipo del programa Ghost Hunters (cazadores de fantasmas) se escuchó como, en respuesta a una pregunta, el espíritu de Fisher (se supone) respondió “el diablo”.

Además del espíritu de Fisher (que se popularizó por este programa), en la estructura se habla de sonidos, las alarmas se encienden cuando está sola, hay nubes de polvo que toman formas humanas y, en las noches, se dice que de vez en cuando aparece una luz que ronda los pasillos. Los vecinos también han reportado sombras que de vez en cuando se ven ingresando al edificio. Las apariciones fantasmales de la cárcel son tan famosas que incluso existe una empresa que lleva a los turistas interesados en cosas sobrenaturales a conocerla: Bulldog Tours.

Es apenas natural de una estructura tan tétrica, donde se reunieron decenas de miles de mentes criminales, y miles encontraron la muerte. La Vieja Cárcel de Charleston (denominada así porque ya hay una nueva cárcel en funcionamiento) sigue fascinando a los visitantes con sus supuestos espíritus. ¿Te gustaría visitarla?

Fuente de imágenes: 1: nps.gov; 2: legendsofamerica.com.

La vieja cárcel de Charleston

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (31 mayo, 2015). La vieja cárcel de Charleston. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/la-vieja-carcel-de-charleston/