La subasta del dibujo de un Ovni de John Lennon

Personajes de la historia

Una aparición sobrenatural

Seguramente cuando escribió “Lucy in the Sky with DIamonds” en 1968, Lennon no pensaba en naves extraterrestres, sino en una poética representación de un episodio alucinógeno (seguramente desencadenado por el consumo de LSD, pues estas son las siglas de la canción). Sin embargo, apenas 6 años después Lennon se encontraría de frente (esta vez sobrio) con una de estas misteriosas naves, experiencia de la cual realizaría después un pequeño boceto. La historia habría pasado más desapercibida de no ser por la reciente subasta del dibujito en 16.600 dólares. La historia va así:

Lennon se encontraba en el balcón de su apartamento, ubicado al este de Manhattan (y aunque no venga al caso, valdría mencionar que estaba desnudo, pues él mismo lo especifica). Cuando se disponía a entrar, de repente observó un objeto extraño y a gritos llamó a May Pang, su antigua secretaria que se había convertido en su amante. Juntos, desde el balcón, observaron un misterioso objeto circular que flotaba a no más de 100 metros de ellos, tan cerca, afirman, que casi hubieran podido tocarlo. Lennon dice que se le pasó por la cabeza arrojarle una roca, pero que no pudo hacerlo “debido al impacto que sentía en ese momento”.

Siguiendo con el relato, Lennon narra que los colores eran difíciles de ver debido a la oscuridad (ya era noche), pero que en la parte inferior de la máquina podían verse hileras de bombillos que se apagaban y encendían rítmicamente, mientras que la parte superior presentaba una luz roja. Pero más importante, el objeto no generaba ningún sonido. Lennon afirma que esto lo convenció de que no se trataba de un helicóptero, pero que maniobraba con demasiada precisión para tratarse de un globo aerostático. El objeto permaneció a la vista de la pareja por un tiempo largo, quizás de hasta 5 minutos, para después elevarse y perderse a lo lejos, en el río del oriente.

Testigos del relato del ex-Beatle

La pareja no fue la única en ser testigo del suceso. Aquel día, varias llamadas alertaron a las autoridades neoyorquinas de lo que había sucedido. Es más, Lennon originalmente no refirió nada, pues creía que su gusto por las drogas y el hecho de que se encontrase desnudo harían que el suceso se volviera una excusa para desacreditarlo. Sin embargo, más tarde daría una entrevista sobre el avistamiento, en la cual relataría, a grandes rasgos, su encuentro con el Ovni.

El dibujo no es más que un pequeño boceto del suceso, pero el hecho de que sea John Lennon y no otra persona quien lo haya realizado le da un gran valor para los coleccionistas. Además de éste, Lennon grabó una canción en la que habla del avistamiento. “Nobody Told Me” (Nadie me dijo) refiere lo siguiente:

Everybody’s smoking and no one’s getting high / Everybody’s flying and never touch the sky / There’s UFOs over New York and I ain’t too surprised / Nobody told me there’d be days like these / Strange days indeed

(Todos están fumando, pero nadie está drogado / Todos están volando, pero nadie toca el cielo / Hay OVNIs en Nueva York, y no me sorprende mucho / Nadie me dijo que habrían días como estos / En verdad, días extraños).

El dibujo se subastó el 21 de marzo del 2014 en Londres, donde centenares de personas intentaron hacerse con el objeto, que a su parecer daba una prueba más de la existencia de estas naves voladoras. Muchos otros, en cambio, afirman que Lennon no es un testigo de confianza. Y ustedes, ¿creen en el testimonio de John Lenon?

Fuente de las imágenes: 1: i.ytimg.com; 2 Y 3: mundoesotericoparanormal.com

La subasta del dibujo de un Ovni de John Lennon


¿Conoces acerca de...?


Lo más reciente