La prueba matemática que demuestra que las palomas son más inteligentes que los seres humanos

Lo más reciente:

Matemáticas

Los seres humanos, gracias al uso del lenguaje y la invención de un complejo sistema escrito, hemos sido capaces de desarrollar profundos teoremas y teorías matemáticas. Es estabilidad la que se encuentra en la base de la ciencia y de nuestra actual sociedad tecnológica.

Sin embargo, el hecho es que nuestro cerebro está más bien poco preparado para lidiar con nociones matemáticas. Por ejemplo, intuitivamente nos es difícil contar por encima de 10, y para desarrollar mejores sistemas de contabilidad es necesario recurrir a complejas abstracciones que toma algún tiempo manejar.

Esto no es cierto para todos los animales. Por ejemplo, en el artículo ¿Existen hormigas que pueden hacer cálculos de trigonometría? Mencionamos que algunos de estos pequeños animales, con un cerebro extremadamente básico, son capaces de hacer cuentas matemáticas que resultan imposibles para los seres humanos sin el uso de complejas calculadoras.

Y así mismo, existe una prueba matemática que parece indicar que las palomas son más inteligentes que los seres humanos (o al menos son mejores para las matemáticas).

Las tres puertas

La prueba consiste en lo siguiente:

Supongamos que en un concurso te presentan tres puertas cerradas. Detrás de dos de las puertas no hay nada, pero detrás de una de ellas hay un premio.

La persona que dirige la prueba te indica que debes elegir una de las puertas. Una vez lo haces, y con las tres puertas aun cerradas, esta persona abre una de las dos puertas restantes para mostrar que detrás de ella no hay nada. El premio, entonces, ha de estar necesariamente en una de las dos puertas restantes: la que tú elegiste o la otra.

Se te ofrece entonces un cambio: ¿deseas cambiar la puerta de tu elección o mantenerte firme?

Para la mayor parte de las personas, ambas opciones son relativamente equivalentes. Algunos eligen mantener su elección inicial, otros deciden cambiarla, pero cualquier caso no le ven mayor diferencia…

Sin embargo, esta diferencia sí existe. El cambiar la puerta de tu elección de hecho duplica la posibilidad de ganar el premio: pues pasa de un 33% a un 66%. La explicación es simple: debido a que la otra persona brindó información nueva, la puerta que queda tiene de hecho 2/3 de posibilidades, frente a 1/3 de la puerta elegida originalmente.

Y si no me creen, piénsenlo no con tres puertas, sino con mil. En este caso, eligen una puerta y la otra persona abre 998, dejando una última puerta cerrada. ¿Cambiarían su elección o se mantendrían con la puerta original?

En cualquier caso, el punto es que para los seres humanos el concepto de probabilidad en este caso específico no es intuitivo. Hace falta un conocimiento de la estadística y hacer algunos cálculos para darse cuenta de cuál es la mejor decisión. Pero para las palomas, en cambio, tomar la decisión correcta es algo absolutamente natural.

La prueba de las palomas

Resultó que cuando a las palomas se les ofrecía esta elección, el 96% de las ocasiones tomaban la decisión correcta (esto es, cambiar de puerta). Y cuando se realizó un experimento equivalente, pero inverso (esto es, donde la mejor decisión fuera no cambiar), una vez más el 96% de las palomas tomaron la decisión correcta.

El truco es que esta prueba se hizo en varias ocasiones, y en la primera ocasión muchas palomas tomaron la decisión errada, pero pronto ajustaron su comportamiento. Los seres humanos, en cambio, somos incapaces de ver el patrón, y por eso aún luego de varias repeticiones los jugadores seguían tomando la decisión equivocada. 37% de ellos, en comparación de 4% de las palomas.

Punto para las palomas.

Bibliografía:

  1. https://www.quora.com/Can-animals-do-math-in-their-own-way-Can-they-understand-time-measure-distance-calculate-differences/answer/Mo-Nastri

Imágenes: 1: quora.com, 2: wikipedia.org

La prueba matemática que demuestra que las palomas son más inteligentes que los seres humanos
30 enero, 2019

Ver más Artículo al azar