La Prohibición: el día que Estados Unidos decidió volver ilegal el alcohol

Alcohol

Si alguien afirma que el alcohol es una sustancia inocua, está mintiendo.

Pese a que su consumo es considerado normal en gran parte del mundo (a excepción de los países musulmanes, donde está prohibido), el alcohol es una droga extremadamente dañina para el cuerpo y extremadamente peligroso para el desarrollo de un individuo, en particular si empieza a consumir a corta edad.

Aun en personas adultas el consumo de alcohol está relacionado con enfermedades hepáticas (principalmente cáncer de hígado y cirrosis), mayores índices de comportamiento violento, menor desarrollo cognitivo y, por supuesto, más accidentes debidos a la pérdida de motricidad. El alcohol es así mismo una sustancia adictiva, lo que significa que una persona que haya consumido excesivamente por un largo período no podrá dejar de consumir de un momento a otro.

Por todas estas razones aún en la actualidad el alcohol se considera un producto que debe manejarse con cuidado y, por ejemplo, mantenerse alejado a toda costa de los menores de edad. En muchos sentidos nuestra sociedad ha perdido esta batalla, pues el consumo de la sustancia se ha incrementado alcanzando aún a grupos de población de quince años o menos. En la actualidad se estima que casi un millón de personas en el mundo mueren anualmente por causas asociadas al consumo de alcohol. Y si bien es cierto que muchos consumidores toman de manera moderada, también es cierto que muchos otros optan por excederse y causar grandes daños a su cuerpo, su familia y su sociedad en el proceso.

Pero entonces, si sabemos que el alcohol es tan malo para la sociedad, ¿por qué simplemente no lo prohibimos?

Estados Unidos y la Sociedad de la Templanza

Desde el año 1826 había sido fundada en Boston, EEUU, la llamada Sociedad de la Templanza. Se trataba de un grupo de individuos que consideraban que el alcohol era un flagelo terrible para la sociedad y que buscaban la reducción del consumo de esta sustancia entre los ciudadanos del recién fundado país.

Por algún tiempo el movimiento ganó fuerza, y hacía 1850 había conseguido una prohibición parcial del alcohol en varios estados. Pero con el advenimiento de la Guerra de Secesión todos sus avances se evaporaron y el movimiento una vez más quedó como había estado al principio.

Fue entonces que se fundó el Partido de la Prohibición. La Sociedad comenzó a organizarse políticamente y a presionar por un objetivo mucho más ambicioso: la desaparición del alcohol como producto legal en todo el territorio de los Estados Unidos de América del Norte.

Y comenzaron a encontrar aliados poderosos. Muchos grupos cristianos protestantes llevaban décadas advirtiendo sobre las consecuencias negativas del consumo de alcohol, y se unieron rápidamente a la causa. Liberales progresistas, interesados en políticas de mejoramiento social, también comenzaron a apoyar el movimiento, y muchos economistas publicaron artículos haciendo cuentas de los costos que este consumo tenía para la economía del país. En general, los grupos progresistas del país se aliaron por esta causa, que involucraba una considerable parte de colectivos religiosos.

Y a medida que el país se fue urbanizando, más y más personas comenzaron a apoyar la prohibición, pues asociaban el alcohol con el estilo de vida inmoral y lujurioso de las ciudades. Para el año 1915 el Congreso estaba mayoritariamente ocupado por personas que consideraban positiva la prohibición y se calcula que al menos la mitad de la población apoyaba esta política.

Propaganda a favor de la Prohibición. Dice “Vote ‘seco’ por mí”, haciendo referencia a una
política que debía beneficiar a los más vulnerables

La 18ª Enmienda de los Estados Unidos de América

La Primera Guerra Mundial daría un impulso adicional a este movimiento. Durante el conflicto la producción de alimentos era fundamental para mantener el país en pie, y por esta razón la producción de alcohol era vista como un desperdicio de grano que podía usarse para hacer pan. Si bien durante la guerra no se volvería ilegal el alcohol (aunque sí se reduciría mucho su producción debido a las cuotas de granos), el debate ocurrido en estos años dio suficiente fuerza al movimiento prohibicionista para pasar la ley federal que prohibía definitivamente la producción, transporte y comercialización de alcohol.

Y así, un movimiento victorioso conseguía que el 16 de enero de 1919 38 de los estados del país ratificaran la 18ª Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos: la enmienda que prohibía de manera definitiva el alcohol en el país.

Por supuesto, desde el principio miles de ciudadanos se opusieron a esta legislación. Consideraban que como individuos que respetaban la ley y bebían ocasionalmente no tenían por qué ceñirse a una ley que los atacaba injustamente. Pero en este periodo una mayoría de la población apoyaba esta propuesta y por lo tanto comenzó el proceso de “des-alcoholización” de los Estados Unidos.

Éxitos tempranos

El efecto fue visible al poco tiempo.

La cantidad de enfermos de cirrosis se redujo en dos terceras partes, y la cantidad de incidentes asociados al alcohol en espacio público (accidentes, peleas, violencia en general, etc.) disminuyó de manera importante. Debido a que no se tienen estadísticas del consumo en el periodo es difícil calcular el efecto real de la política, pero basándose en indicadores secundarios se calcula que la reducción en el consumo nacional de alcohol fue del orden del 50% o más… al menos al principio. Evidentemente el número de incidentes asociados alcohol también disminuyó, como lo hizo el costo de esta sustancia en la salud pública del país.

Para muchos, esta fue la prueba definitiva de que la Prohibición había sido una política acertada. Durante el siguiente año se hicieron algunos ajustes que permitieron la producción de alcohol por motivos médicos, algo fundamental para los doctores del país. Pero aún con estos éxitos tras poco tiempo quedó claro que algo no estaba funcionando: el mercado ilegal de alcohol había crecido rápidamente a medida que el mercado legal iba disminuyendo.

Y peor aún, a estos nuevos productores no les importaba usar la violencia.

De las prisiones al gimnasio: la macabra historia de las cintas ergométricas Imagen que ilustra el funcionamiento de estos dispositivos Fitness En la actualidad un porcentaje ...
El photoshop en los tiempos de Lenin y Stalin Retoques fotográficos en la antigua unión soviética Se podría pensar que estas cosas del retoque f...
El día que el Diablo se paseó por las campiñas inglesas   Las huellas del diablo En la región de Devonshire, en el sureste de Inglaterra, se cuenta c...

Al Capone, gángster que se apoderó del mercado ilegal de alcohol durante la Prohibición

La crisis de la Prohibición: la guerra por el alcohol

Desde los primeros años algunos ciudadanos advirtieron que las cosas no iban tan bien como se esperaba. El gobierno había sido incapaz de controlar la producción ilegal de alcohol, y en las ciudades comenzaron a multiplicarse los “salones” subterráneos en los cuales se vendía alcohol ilegal.

Muchos encontraron mecanismos casuales y hasta graciosos para acceder a la sustancia, como quienes pedían a su doctor que les “recetara” alcohol para alguna enfermedad. Así mismo, los productores de jugo de uva comenzaron a “alertar” a sus compradores de las condiciones en las que no debían almacenar su producto si querían que no se fermentara. Como imaginarán, la venta de jugo de uva se incrementó de manera consistente en este periodo llegando a cuadruplicar la cantidad anterior la prohibición.

Pero había otros que optaban por una salida más directa. Miles de ciudadanos convirtieron sus tinas en fermentadores de cerveza, y comenzaron a combatir por el control de un lucrativo y creciente mercado negro. Fue entonces cuando la Mafia Estadounidense se dio cuenta de las posibilidades que había en este negocio y decidió ingresar con toda su energía.

Titular: “La Guerra de la Cerveza cobra una nueva víctima”

Y fue así que la violencia comenzó apoderarse de las ciudades estadounidenses. En estos años la tasa de homicidios del país escaló a niveles nunca antes vistos, más que duplicando los niveles anteriores a la prohibición. La venta de licores suaves desapareció (no era negocio venderlos en este contexto) y fueron sustituidos con destilados de gran proporción etílica. Esto llevó a que a pesar de la clara disminución en el consumo muchos de quienes aún tomaban cayeran más fácilmente en el alcoholismo. Y debido a que ahora la actividad estaba por fuera de la ley, no podían buscar ayuda hasta que era demasiado tarde.

¿Recuerdan cuando mencionamos que el consumo de alcohol disminuye rápidamente tras la prohibición del mismo? Pues bien, todo indica que tras un periodo de ajuste volvió a incrementarse, y si bien no alcanzó los niveles anteriores se ubicó en torno a un 70% de los niveles pre-prohibición (luego de haber estado a menos del 50%). La cantidad de recursos que las instituciones encargadas de vigilar este proceso gastaban se multiplicó de manera exponencial, pasando de 4.4 millones de dólares al año a más de 26 (y esto sin tener en cuenta el costo adicional de las policías locales de cada estado).

Todo esto mientras los ingresos por impuestos disminuían debido a esta misma prohibición. Antes de que el alcohol fuera ilegal los impuestos asociados al producto constituían casi un 15% de los ingresos de los gobiernos estatales, recursos todos que dejaron de existir cuando el alcohol se volvió ilegal.

Y para ponerle cereza al pastel, la Prohibición subió el precio de los licores, llevando a que el ciudadano promedio pasará de gastar 17 dólares anuales en licor a gastar 35. Esto significa que el gobierno dejó de percibir millones de dólares en impuestos mientras más de tres billones de dólares pasaban a manos de las mafias.

La reversión de la Prohibición

En 1929 ocurrió en Chicago la llamada “Masacre de San Valentín”. Sicarios asociados con el reconocido mafioso Al Capone asesinaron en vía pública a siete individuos de una organización enemiga. Fue el acto más visible de una larga y cruenta guerra entre las distintas organizaciones ilegales por el mercado del alcohol, y sirvió para convencer a muchos de que la prohibición, definitivamente, no estaba funcionando.

Tasa de homicidios del país. Si bien ya iban en crecimiento, se disparan tras la prohibición y caen rápidamente tras la legalización del alcohol. Volverán a dispararse cuando comience la Guerra contra las Drogas en 1970

Poco tiempo después los mercados del mundo entrarían en una profunda crisis y los gobiernos estatales (y también el gobierno federal, por supuesto) comenzaron a requerir más y más recursos, que podrían obtenerse mediante los impuestos al alcohol. Fueron estos factores (la conversión de varias ciudades en un campo de guerra y la crisis económica) los que terminaron de demoler la ya desprestigiada prohibición y llevaron a que en 1933 el gobierno de Roosevelt pasara la 21ª Enmienda a la Constitución, anulando la prohibición del alcohol.

Los efectos, una vez más, fueron inmediatos. El consumo de alcohol volvió a subir, pero la tasa de homicidios del país bajó a los niveles pre Prohibición y no volvería a subir hasta el comienzo de la Guerra contra las Drogas 30 años más tarde.

En la actualidad, la Prohibición es usada como un ejemplo de la llamada “Ley de consecuencias inesperadas”, y como un argumento a favor de la legalización de diferentes drogas, a sabiendas de que si bien esto incrementará el consumo (y los peligros que de este se derivan) también llevará a una disminución en los índices de violencia. El asunto, claro, es que los países que están sufriendo actualmente la violencia son los países productores y de tránsito (Colombia, Honduras, Salvador, México, entre otros) y no los Estados Unidos, razón por la cual no existe la misma presión para pasar esta agenda.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Prohibition_in_the_United_States#Repeal
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/American_Temperance_Society
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/American_Mafia#Prohibition_era
  4. https://www.nytimes.com/1989/10/16/opinion/actually-prohibition-was-a-success.html
  5. https://www.quora.com/topic/Prohibition
  6. https://www.quora.com/If-alcohol-is-so-dangerous-then-why-did-the-policy-of-prohibition-in-the-U-S-fail
  7. https://www.elespectador.com/noticias/salud/el-alcohol-provoca-250000-muertes-por-cancer-de-higado-al-ano-en-el-mundo-articulo-716832

Imágenes: 1: theguardian.com, 2: hffi.org, 3: mafia.wikia.com, 4: gangstersinc.ning.com, 5: stream.org

La Prohibición: el día que Estados Unidos decidió volver ilegal el alcohol
13 octubre, 2018