La primera revolución francesa o “La grande Jacquerie”

Historia

Tiempos difíciles

Fue en 1356 un mal año para Francia. Por un lado la guerra que tenía Carlos II de Navarra con el rey Juan II de Francia, y por el otro, las hordas del “Príncipe Negro” de Inglaterra asolaban todos los campos franceses. Lo que terminó de derramar la copa fue la captura del rey en la batalla de Maupertuis (cerca a Poitiers) y su costosa liberación.

El poder lo había ejercido el Delfín Carlos mientras su padre estaba capturado, pero ante la incertidumbre buscó alianza con Etienne Marcel, un rico comerciante y líder de la burguesía que se arrejuntaba en los Estados Generales con otros comerciantes para establecer las redes comerciales en esta época.

Cuando regresaron a su padre la liberación costó más de 4 millones de ducados que la nobleza no tuvo de donde sacar y también se entregaron los derechos de dominio de toda la región suroeste de Francia conocida como “Plantagenet”.

Así que Etienne de los Estados generales le dice al Delfín que no se preocupe, que ellos (los comerciantes burgueses) le prestan el dinero y que luego se lo pagan, pero que saquen el dinero de nuevos impuestos en el campo y le entregue la región al “Principe Negro”, total allí sólo hay campesinos.

Sólo un campesino

El Delfín aceptó y los campesinos maltratados por las hordas inglesas y navarras comenzaron a sufrir más. Por ello se termina liberando un odio desorganizado entre las personas del campo y fueron a quemar los negocios y atacar fuertemente la nobleza, quemándoles los castillos y matando a los burgueses.

Entre los organizadores, Guillaume Caillet, un campesino que llegó a tener más de 20.000 hombres a cargo. Él hizo la rebelión más sangrienta que se conoce en la Edad Media e intentó aliarse con los navarros para tumbar al rey, siempre y cuando dejara a la gente protegida y sin tantos impuestos.

Los campesinos llegaban a la ciudad y quemaban a los burgueses sin siquiera dejarlos hablar. Los nobles se refugiaban en los castillos pero eran muchos los campesinos que podían asediar la fortaleza por días enteros, total los campesinos franceses habían sufrido peores calamidades.

Ruan y Reims

Estas ciudades presentaron mayor violencia que otras, las personas destruyeron la mayoría de las grandes casas y robaron sin parar los almacenes generales, era demasiado interesante como la nobleza no hacía nada, pero total, medio reino se estaba levantando contra ellos.

En Reims, muchos caballeros empezaron a apoyar los campesinos, ellos empezaron a organizarse y muchos líderes y consejos se formaron. Incluso concluyeron que había que matar al rey.

Ruan tuvo la misma suerte. Allí los campesinos empezaron a marchar hacia París armados de picas y rastrillos, muy pocos tenían espadas, pues sólo el caballero podía portarla.

El asedio a la fortaleza de Meaux

En el castillo de Meux en Paris, se protegió el Delfín con su familia, también estaba allí Etienne Marcel en su papel de consejero real, a pesar de que él era un organizador de las revueltas. Las personas armadas llegaron de todas partes y empezaron un asedio de días, pidiendo a gritos la cabeza del rey.

Pero en el horizonte apareció un ejército que tenía más de dos mil hombres muy bien armados, ellos eran dirigidos por el Conde de Foix y Jean de Grailly, que llegaban allí por el juramento al rey, cumpliendo así su papel de grandes caballeros. En sus dos mil caballos pasaron a cuchillo todos los campesinos que se cruzaron por su camino.

Limpiaron el cerco muy bien, ya que lucharon con campesinos mal armados y borrachos. El caballero como pensaba que no estaba luchando contra un igual, aprovechaba para cometer actos abominables contra los revelados.

Por otro lado, Carlos el rey de Navarra traicionó a los campesinos y envió soldados experimentados para apoyar al Delfín en el degüello hacia sus enemigos. También fue utilizado el campesino Caillet, pues él fue hospedado con los navarros hasta que le clavaron el puñal por la espalda.

Muy curiosa la forma en que acabaron la revelión contra los campesinos, pero fue horripilante los años seguideros, pues en vez de arreglar los problemas del campo (algo inmpensable para este momento), se crearon nuevos impuestos y nuevas instituciones que reprimieron más al hombre de a pie.

¿Porqué se le llamó “Grande Jacquerie?”

La jaque era la chaqueta que usaban los campesinos, pero también era un término despectivo que usaban los nobles contra sus siervos, algo así como decirles “enchaquetados”. Pero a partir de la rebelión del pueblo en 1358, jaqueríe fue el término para definir la “Rebelión de los campesinos”.

A partir de esta rebelión, todas las demás revueltas fueron conocidas como Jacquerie. Con la revolución francesa se volvió un símbolo de libertad del pueblo y un momento histórico muy elogiado pero con el tiempo la gente dejó de hablar de ello.

El libro de la Jacquerie

El escritor Eugene Sue escribió en 1849 el libro “Los misterios del pueblo”, donde consignó los hechos de la Gran Rebelión. Ahí no sólo detallaba los crímenes que hicieron contra la nobleza y la burguesía, se consignaba el porqué del odio del pueblo campesino contra ellos. Además este hecho fue materia de reflexión de Rousseau y otros grandes filósofos. Fue por eso que  el libro fue sensurado por el Papa y por el emperador del “Segundo Imperio Frances”.

Imágenes: 1: huellasdelahistoria.wix.com, 2 y 3: promenade34.free.fr

La primera revolución francesa o “La grande Jacquerie”

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                 

Bibliografía

El pensante (15 julio, 2016). La primera revolución francesa o “La grande Jacquerie”. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/la-primera-revolucion-francesa-o-la-grande-jacquerie/