La primera hidroeléctrica

Lo más reciente:

Hidroeléctricas

Las hidroeléctricas generan sentimientos encontrados.

Por una parte, en el actual escenario en el que resulta cada vez más crítico reducir las emisiones de carbono a la atmósfera, las hidroeléctricas nos presentan la posibilidad de generar electricidad a escalas inmensas con prácticamente 0 emisiones. Esto las convierte en una de las alternativas más sonadas a la hora de reemplazar generadoras a base de carbón, o gas natural.

Sin embargo, las hidroeléctricas tradicionales también implican la inundación de grandes terrenos, llevando a veces al desplazamiento de millones de personas y destruyendo miles de hectáreas de suelos, bosques y ríos. Al bloquear el paso de los peces, las hidroeléctricas terminan además por limitar su migración, llevando en ocasiones al desplome de las poblaciones y la práctica muerte de los ríos.

Pero bueno, como todas las tecnologías modernas, las hidroeléctricas no son muy antiguas que digamos. Si bien ya desde tiempos de la Antigua Sumeria existían presas (usadas para controlar las inundaciones y para guardar agua para riego), no sería hasta la segunda mitad del siglo XIX que se plantearía la construcción de una represa pensada únicamente para generar electricidad. Y esta, la planta del Río Fox, marcaría el inicio de una nueva era para la generación eléctrica.

La Planta de Appleton (Vulcan Street Plant)

Ubicada en Appleton, Wisconsin (Estados Unidos), esta planta se hizo realidad gracias al desarrollo de la primera turbina hidráulica por parte del ingeniero James Francis y comenzó a operar en 1882. La energía, originalmente, fue destinada a proveer electricidad a una planta de producción de papel y a iluminar la tienda y la casa del dueño (quien fue así mismo el que financió la obra).

Esto, la verdad, no es muy impresionante. En este periodo, en efecto, la generación hidroeléctrica estaba apenas en su más tierna infancia, y la energía que de ella se obtenía era con toda franqueza muy poca.

Además de ser un hito, la planta de Appleton resulta extremadamente curiosa porque de hecho se fabricó antes que los voltímetros. Esto significa que para manejarla, los operadores debían mirar un bombillo y calcular con la luz generada si el voltaje era el indicado, muy bajo, o muy alto.

La planta producía 12.5 kW. Hoy por hoy, un sistema de paneles solares que produzca esta cantidad costaría menos de 5 mil dólares.

Bibliografía:

  1. https://www.nationalgeographic.com/environment/global-warming/hydropower/
  2. https://www.nationalgeographic.org/thisday/sep30/first-hydroelectric-plant-opens/
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/Vulcan_Street_Plant

Imagen: blogs.microsoft.com

La primera hidroeléctrica
30 septiembre, 2019

Ver más Artículo al azar