La otra profecía del fin del mundo: el Ragnarök vikingo

Apocalipsis, Leyendas

Antiguas leyendas del norte

Todos conocen las profecías mayas con respecto al solsticio de invierno al final del decimotercer baktún del calendario maya (el 21 de diciembre de 2012 en el calendario gregoriano). Las versiones sobre este evento varían, pero todos están de acuerdo en que implican un cambio a gran escala, seguramente catastrófico, en el planeta tierra.

Sin embargo, el interés por el apocalipsis maya hizo que otro apocalipsis pasara desapercibido. Oriundo de una región conocida por sus sanguinarios guerreros, el Ragnarök vikingo habría sucedido, de acuerdo con la cronología nórdica, el 22 de febrero del año 2014. Sin embargo, al contrario que en el caso de los mayas, está muy clara la forma en que el mundo llegará a su fin en las crónicas vikingas.

Esta sociedad, oriunda de las regiones más septentrionales de Europa, se caracterizaba por un amor a la guerra sin parangón en el resto del mundo (excepto, quizás, por la Mesoamérica precolombina). Los vikingos incluso consideraban un honor la muerte en el campo de batalla. Quizás por esto, el apocalipsis vikingo relata un mundo sumido en la guerra y destruido por los conflictos en el que nadie, realmente, resulta victorioso.

El relato de la batalla final

Antes de la guerra vendría el invierno. Una serie de temporadas heladas sobrevendría destruyendo las cosechas y arruinando a las poblaciones. Poco tiempo después habrían gigantescos terremotos, los mares se levantarían y el cielo se vería inundado de gases tóxicos. De acuerdo con la leyenda, 100 días antes de la batalla final Heimdallr, deidad nórdica, soplaría el mítico cuerno de guerra Gjallerhorn para convocar a los hijos de Odín (dios padre, que todo lo ve) a la guerra, en donde Odín mismo perdería la vida. El sonido majestuoso de este objeto divino serviría para advertir a los hombres de los tiempos oscuros por venir.

Jörgmungandr, la serpiente gigante que vive bajo el mar, habrá de librarse de sus ataduras y de levantarse sobre la tierra, lo que hará que los mares se estremezcan. Los dioses, entonces, se prepararán para la batalla final: de un lado Loki y los jotuns (conocidos popularmente como gigantes de hielo), del otro, Odín y los AEsir o deidades vikingas.

Curiosamente, en el Ragnarök vikingo no solo perecerán todos los dioses (la palabra misma “Ragnarök” significa “El ocaso de los Dioses”), sino que conocen exactamente el destino que les depara. Odín perecerá en batalla, devorado por el lobo Fenrir, y será a su vez vengado por su hijo Víðarr. Thor, el defensor de la tierra, luchará contra Jörgmundandr en un heroico combate en el que derrotará a la serpiente para morir tras dar 9 pasos debido al veneno que aquella habría insertado en su organismo. Todas las deidades verán su final en esta batalla, en la que la tierra misma se hundirá entre las aguas. Solo dos humanos sobrevivirán, quienes más adelante habrán de repoblar un nuevo mundo en el que no existirá la escasez.

 

¿Cuándo sonará el cuerno?

El relato del Ragnarök vikingo resulta interesante porque, si bien se ciñe a un final semejante al de muchos otros apocalipsis (con la creación de un mundo perfecto), el camino a dicho mundo lo abonará la guerra, una guerra declarada y conocida, que llevará a todos a la muerte pero que nadie está en disposición de evitar.

Por supuesto, el 22 de febrero de 2014 ya pasó y, evidentemente, el mundo no cesó de existir. Existen fuertes críticas al cálculo de la fecha por parte del Centro Vikingo Jorvik en York, Inglaterra, pues se afirma que los investigadores del centro inventaron las fechas con objetivos que no están del todo claros. De acuerdo con estas críticas, no existe un calendario vikingo equivalente al calendario maya y el fin del mundo estaría dado por los augurios antes presentados (los inviernos constantes y el sonido del cuerno Gjallerhorn). De ser así, podríamos estar todavía a la espera del fin del mundo, quizás después del enfriamiento global que algunos vaticinan.

¿Creen ustedes en el apocalipsis? ¿Se dará de acuerdo a los relatos de alguna religión o cultura? ¿Tomará su propio camino, acorde a la sociedad moderna? ¿O sencillamente nunca sucederá?

Fuente de imágenes: 1: sistema.templodeapolo.net; 2: static.comicvine.com

La otra profecía del fin del mundo: el Ragnarök vikingo

¿Conoces acerca de...?