La NASA enviará una nave al sol

Sol

El sol es caliente. Muy, muy, muy caliente. Eso lo sabemos todos.

Y no, no es que la NASA esté interesada en lanzar un equipo de millones de dólares para ser incinerado. Evidentemente, la nave no llegará a la superficie solar, sino que volará a “apenas” 6 millones de kilómetros del astro rey.

Por supuesto, las motivaciones del llamado Proyecto Solar Probe Plus son ante todo científicas, y se espera que la sonda nos brinde mucha información sobre la superficie solar y la manera como el centro de nuestro sistema se comporta.

Pero también hay algunas motivaciones un tanto más… pragmáticas.

Los peligros del Astro Rey

Como lo mencionamos en el artículo sobre la Tormenta Solar de 18__, el sol puede ser un compañero muy peligroso. De no ser por el potente campo magnético que protege la Tierra, el viento solar nos habría privado de nuestra atmósfera hace ya varios miles de millones de años. E incluso así, parte de la radiación logra penetrar y hacer que progresivamente más y más componentes abandonen nuestro planeta para siempre.

“Gelatina espacial”: ¿qué es lo que cae de los cielos de vez en cuando? Material misterioso que viene de allá arriba Hace apenas un par de días hablábamos de las llamadas...
Nuevas pruebas de Panspermia: ¿vino la vida del espacio? Los orígenes de la vida Uno de los temas más tratados en este portal es, precisamente, la posibili...
Implantación de recuerdos y optogenética: la mayor revolución de las neurocienci... Buena parte de los que somos, de nuestra forma de pensar y de actuar, se encuentra condicionado po...

En la actualidad, con la abrumadora dependencia que nuestra sociedad tiene de dispositivos electrónicos, una tormenta solar poderosa podría ser aún más crítica. Medio planeta quedaría súbitamente desprovisto de cualquier aparato, los satélites se achicharrarían en la atmósfera y nuestra civilización quedaría súbitamente desnuda.

Pero no se trata sólo de nosotros. Evidencias indican que ciertos tipos de radiación podrían estar causando muertes masivas de fauna marina en algunos lugares del mundo. La Sonda también aspira a revelar este misterio y otros que han inquietado a la comunidad científica por décadas.

Por último, se espera que con este lanzamiento puedan comprenderse mejor los ciclos solares, que han llevado varias veces a procesos de calentamiento y enfriamiento de la superficie de nuestro planeta. Las evidencias actuales indican que deberíamos estar en una etapa de enfriamiento (algo que no vemos en la realidad), pero sigue siendo necesaria una medición más precisa.

Imagen: techtimes.com

La NASA enviará una nave al sol
28 febrero, 2017