La maldición de la novena sinfonía

Lo más reciente:

Alma Mahler y la Maldición

Gustav Mahler fue un director de orquesta y compositor nacido bajo el Imperio Austriaco. Tras su grado en 1878 del Conservatorio de Viena, Mahler comenzó un maratónico ascenso que lo llevó a ser sucesivamente director de varias orquestas cada vez más importantes en diversos teatros de ópera europeos, llegando en 1897 a la que entonces se consideraba la más notable: la dirección de la Ópera de la Corte de Viena (Hofoper).

Su vida fue un sinfín de éxitos y una ronda de aplausos, pues fue muy celebrado por sus cautivadoras obras y gran talento talento. Sin embargo, no es él quien protagoniza esta historia, sino su esposa Alma. Pues verán, se cuenta que fue ella quien aparentemente descubrió la maldición de la novena sinfonía, al notar que uno de los más famosos compositores de la historia (Bethoveen) murió después de terminar su obra.

Pero no fue el único. Ella llevaba la cuenta de los músicos que habían muerto tras su novena sinfonía, y además de Beethoven, citaba a Schubert, Dvořák, Spohr Bruckner. La preocupación por el bienestar de su marido la hizo alterarse demasiado: la mujer se encontraba muy asustada debido a que su marido había finalizado la octava sinfonía y había empezado una nueva obra.

El nerviosismo de la mujer terminó por contagiar al marido, quien afirmó alguna vez: “Parece que una novena es un límite. No se sabe qué pasará si se va más allá. Parece como si hubiera algo que no debemos saber y que nos impide una décima… para lo cual no estamos preparados. Los que han escrito la novena ya estaban cerca de la otra vida”.

Sin embargo, el compositor checo decidió tomar algunas medidas preventivas para superar la maldición: no agregó ningún número a su novena sinfonía (“La canción de la Tierra”) y creó una sinfonía posterior a la que atribuyó el número nueve, cuando en realidad se trataba de la décima.

No funcionó. Para febrero de 1911, Mahler enfermó gravemente, por lo que decidió regresar de América a Europa con la intención de recuperarse al lado de su familia. Lamentablemente murió a los 50 años en Viena, el 18 de mayo de 1911, por una infección de los tejidos del corazón, entonces incurable por no haberse descubierto todavía la penicilina.

¿El fin de la maldición?

Dmitri Shostakovich, en 1953, estrenó su sinfonía número 10 en mi menor, un acontecimiento que no se producía desde 1770 cuando Wolfgang Amadeus Mozart compuso su décima sinfonía. No obstante, hay que aclarar que Shostakovich era muy supersticioso y creía firmemente en la maldición de la novena sinfonía,por ello, como había hecho anteriormente Mahler, también tomó algunas medidas preventivas: compuso una novena sinfonía satírica y burlona, de una calidad musical inferior.

Fue tan mala su obra, que el dictador Stalin estalló en cólera al oír tal aberración, y fue luego de la muerte del líder comunista que el compositor estrenó su obra número 10. Posteriormente compondría otras cinco sinfonías más.

Hay que resaltar que el primer puesto del ranking de las sinfonías no lo sustenta Joseph Haydn, como piensan muchos, autor de 104 sinfonías, sino el extravagante director de orquesta finés Leif Sergestam, con 244 sinfonías.

Bibliografía:

  1. https://www.abc.es/ciencia/abci-verdad-maldicion-novena-sinfonia-201702172018_noticia.html
  2. http://mascultura.mx/mahler-y-la-maldicion-de-la-novena-sinfonia/

Imágenes: 1:aminoapps.com, 2: flipada.com

La maldición de la novena sinfonía
30 noviembre, 2019
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar