La leyenda de la mula de Cuaresma

Lo más reciente:

Leyendas de Cuaresma

Con la semana santa cerca de nosotros, hay una leyenda que cae como anillo al dedo para recordar. El personaje de esta historia suele hacer sus apariciones en estas fechas y espantar a todos con presencia: hablamos de la Mula de Cuaresma.

El origen de este personaje es mítico y, al igual que muchas otras leyendas se nos presenta como una forma de castigo divino de Dios. Verán: en aquellos tiempos se decía que cuando un sacerdote tenía relaciones íntimas con mujeres, como reprimenda al llegar la media noche, éstas se transformaban en yeguas y salían en persecución de otras féminas para atacarlas; solo con agilidad y astucia era posible burlar a los animales. Para que alguien lograra evitar que la bestia lo alcanzara era necesario saltar una zanja, ya que la yegua no podía seguirlo porque al hacerlo se formaba una cruz y volvía a su estado normal, revelando su verdadera identidad; de igual forma tampoco podían cruzar alguna calle porque sucedía lo mismo.

La gente le tenía mucho miedo aquel animal y cuando se escuchaba el sonido de los cascos golpeando el empedrado todos huían y se refugiaban en sus casas. Por eso era tan difícil que alguien se convirtiera en víctima.

Hay otra historia que, a diferencia de la anterior, el sacerdote también era castigado: la mujer se transformaba en mula y el cura en jinete. Del cuello del ente cuelga una cadena de proporciones descomunales, el complemento representa la culpa por lo sucedido y es su forma de expiar sus pecados.

La maldición de un primer amor

En otra versión, mucho más romántica, se habla que una joven quedó prendada del padre de su comunidad. Sus deseos de una relación fueron aparentemente correspondidos y la pareja vivió un idilio secreto durante mucho tiempo; para conmemorar su relación el sacerdote le regaló una cadena y le dijo que nunca se la quitara. Finalmente, la chica quedó embarazada y creyendo que su pareja la apoyaría con su estado, recibió fue despreció de éste, quien la abandonó iniciando cuaresma.

El dolor de la pérdida la transformó en una quimera: en una criatura mitad mujer y mitad mula, quien recorre los caminos cargando el peso de su pecado en forma de la cadena que le regalaron.

Bibliografía:

  1. http://tbmitosyleyendasiib.blogspot.com/2013/11/v-behaviorurldefaultvmlo.html 

Imagen: flickr.com

La leyenda de la mula de Cuaresma
31 marzo, 2020
Se habla de:         


Ver más Artículo al azar



x