La ley más tonta de la Historia

Lo más reciente:

Tradición

Sabemos que cuando hablamos de “La Ley más Tonta” invariablemente habrá algo de escepticismo. A fin de cuentas, ¿cómo se puede medir la “tontería” de una ley? Y bueno, si bien es cierto que quizás esta no sea la ley más tonta de acuerdo con algunas métricas, lo cierto es que si tenemos en cuenta sus consecuencias, está claro que se trata de una ley bastante inoficiosa.

Como muchas leyes en la Historia, esta ley particular surgió de una tradición antigua que se mantuvo hasta tiempo modernos. Y como muchas otras, estaba pensada para defender el privilegio de los gobernantes. Lo particular aquí es que los mismos gobernantes a quienes supuestamente protegía terminaron pagando… y haciéndolo con su vida.

Y el proceso, si me permiten, fue de lo más inesperado.

Tailandia

Tailandia fue (y aun es) una monarquía, esto es, un gobierno en el que el Rey tiene cierto control sobre el Estado y los devenires del país. En tiempos contemporáneos, Tailandia logró resistir al colonialismo europeo ubicándose como aliada de las diferentes potencias en momentos particulares, garantizando así su independencia pero viéndose obligada a cumplir con algunos de los requerimientos de sus diversos aliados.

Y por esta razón, el Rey de Tailandia (a diferencia del gobernante de Vietnam, o el Rey de Camboya, o el Emperador Chino) consiguió mantener su posición hasta la actualidad.

Pero bueno, el caso es que en 1880 aún seguía en pie una ley de origen milenario que establecía que a ningún súbdito, bajo ninguna circunstancia, le era permitido tocar a los miembros de la familia real. El castigo, aunque pueda parecer exagerado, era la pena de muerte, por lo que los súbditos se tomaban muy en serio esta prohibición.

Y este mismo año ocurrió un accidente. Uno de esos accidentes que son tan comunes que uno se pregunta si algo así no habría pasado ya antes. Pero bueno, el caso es que la entonces princesa Sunandhal Kumariratana, hija del Rey  Mongkut de Siam y de la Princesa Consorte Piam, iba en una embarcación camino al palacio de verano Bang Pa-In.

Naufragio

Imagino que muchos ya estarán imaginando para dónde va esta historia.

La joven princesa ya había tenido una hija (Kannabhorn Bejaratana) y se encontraba embarazada cuando se embarcó al palacio de verano. Tenía 19 años.

Curiosamente, en este periodo el país se encontraba en medio de un proceso de profundas reformas con las que el Rey buscaban modernizar el país y evitar que cayera en manos de una potencia europea. Sin embargo, una de las leyes que hasta el momento no había modificado era precisamente aquella relacionada con tocar a una persona de la familia real.

Como resultado, cuando la embarcación en la que la princesa viajaba naufragó, lanzándola a ella y a su hija de tres años al río, los guardias impidieron a las personas acudir en su ayuda, so pena de morir por tocarlas. La joven y su hija no sabían nadar, y perecieron en medio del Chao Phraya (el río).

Los guardias, posteriormente, fueron acusados de causar la muerte de la princesa y su hija. El rey consideró que al prohibir a los demás ayudar, violaron su misión más sagrada, que era protegerlas. Algunos, sin embargo, consideran que si hubiesen sido los guardias quienes sacaran a la princesa, habrían sido ellos mismos ejecutados, por lo que al parecer no tenían alternativa.

El Rey lloró con gran dolor la muerte de la princesa, y poco después abolió de manera definitiva la ley que llevó a su muerte.

Bibliografía:

  1. https://historycollection.co/the-young-queen-sunandha-died-from-drowning-because-the-law-forbade-anybody-to-touch-her-by-pain-of-death/3/

Imágenes: historycollection.co

La ley más tonta de la Historia
13 octubre, 2019
Se habla de:                                 

Ver más Artículo al azar