La Jirafa Blanca de Tanzania

Curiosidades, Rarezas, Zoología

Tanzania

Ubicado en el centro de África, Tanzania es un país caracterizado por la presencia de grandes sabanas en las que habitan muchos de los animales más característicos de la fauna africana… entre ellos, las jirafas.

Hacia finales del año 2015 las autoridades del Parque Nacional de Tarangire, en Tanzania, encontraron una jirafa única que podría, literalmente, ser una en un millón. Se trataba de una cría que mostraba un pelaje casi completamente blanco, con algunas manchas claras en donde, de ordinario, la piel debía ser de un marrón oscuro.

“Omo”

En su momento, la cría se convirtió en una sensación en Tanzania. Sin embargo, pronto desapareció de los ojos de los guardabosques y la mayor parte de los especialistas que sabían de su existencia suponían que habría muerto (a causa, precisamente, de su pelaje blanco).

Sin embargo, recientemente fue fotografiada, ya casi de tamaño adulto, en el mismo parque en el que apareció por primera vez. Su fotografía, que aparece al comienzo del artículo, le ha dado la vuelta al mundo y la ha convertido en una celebridad.

La jirafa había sido originalmente bautizada como “Omo” por el guardabosques, en alusión a una popular marca de detergente de Tanzania. En la actualidad, casi en edad adulta, su paradero vuelve a ser desconocido.

Leucismo

Contrario a lo que se pensó originalmente, la jirafa no es albina (recordando, el albinismo es la imposibilidad de generar  melanina que crea organismos completamente blancos) sino que sufre una rara enfermedad conocida como leucismo que podría convertirla en la única de su tipo en todo el continente africano.

La enfermedad es semejante al albinismo, pero a diferencia de este limita la inhibición de melanina a la piel haciendo que los tejidos blancos (como los ojos) sí puedan tener coloración. Es por esto que la jirafa muestra leves manchas en algunas partes y tiene ojos negros como los de cualquier otro espécimen de su especie.

Las autoridades temen que Omo pueda caer ante las balas de los cazadores, pues la carne de jirafa es muy apreciada y su color de piel podría hacerla aún más vulnerable. Así mismo, se considera sorprendente que llegara a esta edad ya que un pelaje blanco funciona más bien mal como camuflaje.

Fuente de imagen: lagranepoca.com

La Jirafa Blanca de Tanzania

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: