La intrigante luz del Pacífico Norte

Fotografía

JPC Van Heijst, autor de las imágenes, las cuales podrán ver en un enlace más adelante

El vuelo de Hong Kong a Alaska

Quien viaja en avión trayectos de largas distancias suele dormir, leer o ver una película la mayor parte del camino. Por esta razón los vuelos internacionales no se han vuelto un escenario particularmente prolífico en el descubrimiento de misterios desde el cielo.

Sin embargo una persona tiene que permanecer atenta a lo que sucede en las inmediaciones. Hablo, por supuesto, de los pilotos, que suelen ser quienes notan las anomalías pues de ello puede depender su vida, así como la de sus pasajeros.

Un descubrimiento muy particular fue realizado por un piloto JPC Van Heigst quien se encontraba a cargo de un vuelo desde Hong Kong hacia Alaska el 24 de agosto del año 2014. El piloto es también un avezado fotógrafo y captó algunas imágenes (aquí presentadas) que muestran un extraño resplandor brillando sobre las aguas del Pacífico.

De acuerdo con el piloto el resplandor, a lo lejos, iluminaba el cielo como una aurora boreal particularmente tenue y difusa, pero al acercarse comenzaba a tomar forma como una especie de manchas naranjas que desde el suelo iluminaban las nubes bajo el avión. La presencia era un tanto fantasmal, pero Van Heigst supuso que se trataba de una explosión volcánica (la explicación más razonable) y comenzó a prepararse para el desafío que representa volar en medio de las cenizas.

Pero sus focos de aterrizaje no mostraron ningún tipo de humo, y el piloto pudo aterrizar sin inconvenientes. Confundido, Van Heigst envió sus fotografías al control aéreo de Alaska, desde donde se comenzó una investigación que hasta el momento parece no ofrecer respuestas concluyentes al misterio. ¿Qué eran las luces del pacífico norte? Lamentablemente las imágenes están protegidas por derechos de autor, así que quien quiera verlas puede ingresar a este enlace del DailyMail.

El lugar en el que se tomaron las fotografías

Las teorías sobre el misterio de las luces

Hasta el momento la información sobre el hallazgo ha sido bien compartida, pero poco se ha concluido con respecto a sus causas. Algunos notan en esto el desinterés de las autoridades, otros, las intenciones de ocultar algo. Unos pocos consideran que el misterio es verdaderamente inexplicable y necesariamente se debe a causas sobrenaturales, pero esto es poco probable, pues son muchas las posibles causas del evento. Veamos las teorías más importantes.

Un terremoto o pequeña explosión volcánica

Algunos creen que la primera corazonada de Van Heigst estuvo en lo correcto y que las luces indicaban un fenómeno tectónico. Aunque hay poca información relativa a actividad en este punto específico, parece ser que sí hubo algún movimiento tectónico que podría haber ido acompañado de vertimiento de lava en el fondo marino. Quedaría por explicar la ausencia de cenizas volcánicas: la teoría no es completamente coherente.

Los pesqueros

Algunos barcos pesqueros han comenzado a usar luces LED para imitar el plancton y atraer a sus depredadores – principalmente peces y calamares – con el objetivo de aumentar las pescas. Aunque las luces suelen ser blancas, también se han visto casos de luces verdes y azules: ¿por qué no podrían ser rojas en esta ocasión? El problema es que no se sabe de una flota pesquera a esta hora en esta región… aunque esto bien podría deberse a las intenciones de evadir impuestos o controles.

Maniobras militares

Las luces naranjas se asemejan mucho  a lava volcánica… o a las llamas de un incendio. Bien podría ser que el fuego se debiera a una maniobra rusa o norteamericana que hubiese llevado a la destrucción de algún barco o plataforma marítima. Claro, hablar de conspiraciones y secretos siempre es elucubrar, pero esto encajaría bien con la reacción de las autoridades.

Animales u objetos desconocidos

¿Podría la luz provenir de un ser vivo? Aunque las imágenes parecen mostrar puntos extremadamente brillantes, podría ser que esto se debiera al alto tiempo de exposición y fueran más tenues en realidad. En este caso, quizás los calamares, las medusas o incluso el mismo plancton bioluminiscente podrían explicar el misterio.

Una alternativa es la aparición de un OSNI (Objeto Submarino no Identificado), pero además de la teoría es poco lo que podemos decir al respecto.

Más de un año después del avistamiento de las luces seguimos sin saber qué fue lo que vio Van Heigst aquella noche de agosto. ¿Indica esto una concienzuda intención de ocultar lo sucedido? ¿Una verdadera incapacidad de explicarlo? ¿O solo el desinterés generalizado?

Fuente de imágenes: airplane-pictures.net, 2: bookofresearch.files.wordpress.com

La intrigante luz del Pacífico Norte

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (24 septiembre, 2015). La intrigante luz del Pacífico Norte. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/la-intrigante-luz-del-pacifico-norte/