La increíble historia del forajido Billy “The Kid”. Parte 1

Historia, Personas sorprendentes

La vida de los vaqueros

Quien conozca la famosa canción de Kenny Roggers, “The coward of the country”, se dará cuenta de la importancia del honor en el Oeste americano. Desde la “Fiebre del oro”, el oeste estuvo lleno de forajidos que no dudaban en disparar su revólver sólo para proteger lo que era de ellos.

Esta es una historia de uno de los más famosos bandidos del Oeste de EEUU, un joven vaquero que hizo todo lo posible para proteger y vengar lo que era necesario. Su vida fue muy corta, pues hasta los veinte años parece que vivió, hasta que su antiguo amigo Pat Garret le pegó un tiro en el pecho en 1881. No se sabe si realmente murió ahí, pues hay historias que contradicen la visión oficial.

Una triste infancia

De procedencia irlandesa, la familia McCarty llegó a vivir a Nueva York. El 23 de noviembre de 1860 nacería el pequeño William, apodado como Billy “the kid” desde que se fue haciendo mayor. Con la pobreza que atacaba a Europa, los papás de Billy tuvieron muchos problemas de salud cuando llegaron. El padre de Billy, Henry McCarty murió en 1862 de pulmonía.

La madre se volvió a casar con un tipo borracho y violento que se la llevó a vivir a Nuevo México con sus hijos. Allí les tocó duro pues el padrastro también era un busca-oro y no quería a los pequeños de Catherine. Ella le tocaba trabajar lavando ropa y además tenía que darle la cena a toda su familia.

En 1874 la viuda Catherine McCarty moriría de tuberculosis, dejando a sus hijos huérfanos y sin respaldo porque el padrastro se escapó lejos. Así que el joven Billy que tenía 14 años terminó trabajando en un hotel de unos vecinos en Silver City. Allí empezó a relacionarse con borrachos, asesinos y otro tipo de pistoleros.

Las malas compañías

Billy era un chico inteligente que solía leer novelas de vaqueros e historietas donde salían sus personajes preferidos, con los cuales se sentía identificado. El poco dinero que conseguía en su trabajo era invertido comprando estos libros, muy poco gastaba en prostitutas y alcohol pero por apariencias tenía que tomar parejo.

Cuando contaba con 15 años conoció a un joven apodado “Sombrero Jack”. Él era un reconocido delincuente que sabía robar y jugar en los casinos. Le enseñó a Billy cómo se debía operar para robar y le consiguió su primer revólver, claramente robado.

Ese mismo año, agarraron a nuestro personaje en la cárcel por robar unos quesos y unos enseres a unos comerciantes chinos. Se logra escapar por la chimenea estando sólo dos días encarcelado, lastimosamente la ley lo comienza a buscar por todo el condado obligándolo a irse a Fuerte Grant en Arizona.

En este lugar el pequeño Billy conocería a muchas mujeres y se haría un excelente vaquero y jugador. Trabajaría de rancho en rancho y a pesar de que era considerado débil, aprendería a manejar el arma con gran maestría. Aquí se haría grandes contactos que lo ayudarían en el futuro cuando fue prófugo de la corrupta justicia.

Su trabajo de honesto vaquero no duró mucho. Fue cuestión de tiempo para que se juntara con otro famoso delincuente, el cruel John R. Marckie, un escocés que le enseñó el arte del robo de caballos y con quien timaron varias veces a los soldados de la frontera. Finalmente lo detuvieron y tuvo que volver a escaparse de la cárcel. Para entonces ya tenía la fama de forajido.

Sus primeros asesinatos

Aunque Billy ha sido visto como un peligroso ladrón y asesino, la verdad era que nunca mató, ni golpeó a nadie débil, al contrario, sus principales rivales eran vaqueros abusivos que por ser fuertes creían que podían azotar a quien quisieran. Frank “Windy” Cahill fue el primer hombre que tuvo que matar porque lo molestó cuando Billy sólo quería un whisky.

Con sólo 17 años, Billy se da a la fuga a Nuevo México, donde encuentra a la banda de “Jesse Evans”, unos conocidos forajidos que se habían hecho un nombre por todos los crímenes hechos. Con ellos pasó a ser compañero y amigo. Viajó por todo el condado robando ganado y perpetuando varios crímenes contra los ganaderos que se protegían en compañía de este grupo.

En 1877 la banda de Jesse Evans llegó a trabajar con “The Murphy & Dolan Corporation”, una gran compañía que quería tener el monopolio del ganado de todo el condado de Lincoln al mando de un corrupto poderoso con quien tendría problemas en el futuro: James Dolan.

Fue acá donde Billy se distanciaría de la banda, pues se acostó con la novia de un compañero, además no se la llevaba bien con el propio Jesse Evans. Prefirió trabajar con dos primos de apellido Coe y luego fue contratado con John Turnstall, un inglés que le brindaría toda la confianza a Billy, haciéndolo sentir como un hermano.

En la siguiente parte de esta historia contaremos cómo se libró la épica batalla de Lincoln donde Billy tendría un lugar protagónico, también terminaremos de contar como finalizó la corta vida de uno  de los más grandes vaqueros del oeste.

Parte 2

Imágenes: santafeghostandhistorytours.com

La increíble historia del forajido Billy “The Kid”. Parte 1
Se habla de:                     

¿Conoces acerca de...?